CRÍTICA: LUJURIA – SOMOS BELIAL

 

LUJURIA

(Somos Belial)

7/10

 

 

Siete años han pasado sin nuevo disco largo de Lujuria, con la única ofrenda en este tiempo del EP de 2015 “Esta Noche Manda Mi Polla” de cual no han querido tirar para rescatar algún tema en este nuevo disco. Así que tenemos un puñado de temas totalmente nuevos que no sorprenderá a los seguidores de la banda, pero que tampoco les defraudará. Es como encontrarte después de un tiempo con un amigo y comprobar que su aspecto sigue intacto. La banda sigue en sus trece de tratar a través de la temática sexual de difundir un mensaje libertario en forma de heavy metal muy tradicional donde no falta un buen trabajo guitarrero y esa particular forma de cantar de Oscar, que no será el mejor vocalista del mundo, pero que aparte de hacerse reconocible es capaz de estirar sus registros como hace en este disco donde ofrece matices tal vez un poquito diferentes en algunos momentos.

La obra cuida el orden de los temas para ser tratada como un todo, comenzando con la intro “Nikkal”, que da entrada a “Somos Belial”. No es que sea una manera de llamar mucho la atención. Incluso es un tema al que le falta algo de gancho. Creo que sube enteros “Messe Noire”, por típico que resulte en la carrera de la banda, como también lo puede ser la reivindicación metalera “Siempre Metal, Invicto Metal”, pero en este caso es un buen tema que puede ser un nuevo himno de sus conciertos.

“El Ángel De La Lujuria Y Un Diablo Loco De Amor” puede ser de lo más acertado del disco. Resulta elaborado, aunque no pierda un estribillo con gancho, pero cuenta con un desarrollado trabajo instrumental y con unos coros muy logrados. De los que más pueden llamar la atención tanto por temática como por su memorable estribillo es “El Amor Está En El Aire”, que trata lo acaecido en Ringaskiddy en Irlanda, donde se dice que el humo de fábrica de viagra tiene a todo macho erecto por la zona. “Como Puta Por Rastrojo” es una reivindicación de la profesión, mientras que “Tapar Agujeros” cuenta la historia, que si no recuerdo mal resultó ser fake, de aquella lotería que tocó en un puticlub implicando al párroco del pueblo.

“Cuando Estás Conmigo (La Única Balada Sincera Del Mundo)” es la balada del disco, tal vez colocada demasiado al final sin que destaque excesivamente a nivel musical, aunque la letra tiene una vuelta de tuerca muy curiosa que hace honor a ese subtitulo. Y “Migas De Paz” regresa a la distorsión y la contundencia, reflejando un clásico trabajo de puro heavy metal, lo que siempre ha enarbolado Lujuria. La obra se cierra con la versión del “El Principio Del Fin” de Ángeles Del Infierno como firmes defensores que son de los clásicos de los 80, algo que siguen reflejando en sus nuevas canciones.

Tal vez ese hecho haga que a estas alturas cueste que una obra de Lujuria destaque con respecto a lo ya hecho por la banda en el pasado, pero se agradece que le sigan dando una vuelta de tuerca a los textos para seguir manteniendo el sexo como eje fundamental de sus discos intentando decir cosas nuevas y también el trabajo más elaborado y cuidado a nivel instrumental, aspecto en el que sin salirse de normas no se les ve nada desengrasados. Incluso se intuye que la obra tiene destellos que pueden ser más valorados con sucesivas escuchas, pero no creo que tenga la chispa de discos anteriores ya clásicos de la formación. Puede que tampoco sea justo compararlo con ellos.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Maldito Records