CRÍTICA: WHITE COVEN – OVERSEAS

 

WHITE COVEN

(Overseas)

7/10

 

 

Desde Zaragoza nos llega un debut más que notable por parte de esta banda que tanto por imagen como por el sonido que plasman bien podríamos ubicar en los años incluso 60. No encajarían nada mal en el Woodstock del 69 junto a aquellas bandas cuyo estilo era un rock mucho menos encasillado y artificial que el del presente, tan plagado de etiquetas. Ellos van directamente a la raíz y para demostrarlo la masterización de “Overseas” se ha llevado a cabo en los estudios Magnetic Fidelity de Grecia por Jesus Agnew con un equipo íntegramente analógico que los saca un poco más de los presentes tiempos para llevarlos varías décadas atrás. Así que lo que encontramos es un sonido muy natural, un sonido en el que no existe ningún tipo de trampa y donde el sexteto saca a relucir una buena comunión entre guitarras, teclado y una base rítmica a las que la voz de Sara Lapiedra se amolda con un registro natural y muy versátil, que parece dejarse llevar por la inspiración en cada instante. Al igual que con aquellos grupos siempre hay una sensación de improvisación dada la fluidez con la que van saliendo los temas. Todo ello convierte a cada uno de estos cortes en viajes muy dispares y emocionantes, puesto que no se encajan, pasando por terrenos mucho más directos o lisérgicos de forma indistinta, pero siempre manteniendo una escucha amena. Todavía pueden dar mucho más de sí, pero cabe destacar como muy interesante este primer paso discográfico de una banda que encarna un nuevo punto de interés para los amigos de eso que llaman revival.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Surnia Records

Fecha de lanzamiento: 20/10/2018