CRÓNICA: INGLORIOUS + OUTGRAVITY

INGLORIOUS

 

INGLORIOUS + OUTGRAVITY

10 – 11 – 19

Bilbao (Stage Live)

 

 

Tras el mal sabor de una actuación del Azkena Rock Festival de Vitoria en el que Inglorious no contaron con el mejor sonido, chafando lo que podía haber sido una de las actuaciones destacadas del festival, no dudé ni un instante en marcar como prioritaria esta nueva oportunidad de ver a los británicos, herederos naturales de las grandes bandas de hard rock.

OUTGRAVITY

En ese mismo festival compartieron cartel con Outgravity, una joven banda gasteiztarra que ya nos dejó buena impresión y que volvió a causármela a título personal en esta visita a Bilbao. Solo que en este caso un público más orientado hacia los sonidos clásicos puede que no entendiera del todo bien una propuesta de difícil catalogación, con un guiño bastante alternativo y a la que tal vez le falte definirse un poco más, pero en la que hay una originalidad y un nivel musical que les puede ir dando frutos.

OUTGRAVITY
OUTGRAVITY

Uno de esos frutos es su disco “Dwarka”, en el cual se basaron en esta actuación con temas como el homónimo o “Wolf” para abrir su concierto de la manera más potente, liderados en escena por la vocalista Ingrid que impone su registro vocal sobre una base instrumental muy ecléctica, dinámica y de cierta complejidad. Queda claro en el instrumental “Interludio” que dio paso a “My Game” acercándonos a un final bastante repentino. Y es que la banda, que además comenzó un poco más tarde de la hora prevista, apenas tuvo media hora para demostrar de lo que es capaz.

OUTGRAVITY

En cualquier caso, dejarían buen sabor de boca al público musicalmente más abierto, terminando con un guiño al futuro con un “Sun” no perteneciente a la mencionada obra. Precisamente hacia ahí hay que orientar lo que esta banda nos pueda dar de sí, hacia un futuro donde con más tablas pueden encontrar el punto exacto al que quieren llegar para convertirse en una gran banda.

INGLORIOUS
INGLORIOUS

Algo que ya son Inglorious. Nos sorprendieron con su primer trabajo teloneando a The Winery Dogs en el Kafe Antzokia cercano al lugar al que hoy nos encontrábamos hace ya algunos años, constatando las altas expectativas  de una banda que venía con la vitola de sucesores de Deep Purple. Si bien creo que por estilo ellos se orientan más hacia los terrenos de Whitesnake, con un portentoso vocalista como Nathan James cuya voz es de las que asombran y emocionan a partes iguales. Un cantante con unas facultades de las que no vas a tener en frente todos los días.

INGLORIOUS
INGLORIOUS

Especialmente emocionante resultaría la interpretación de “Glory Days”, una balada muy intimista con el batería Phil Beaver haciéndose cargo en este caso de la guitarra acústica y el vocalista impresionando con su alarde de facultades. Un tema muy especial con dos miembros originales supervivientes en la banda como protagonistas en la primera fase del concierto, pero que a la postre me pareció de los momentos más álgidos de un concierto donde todavía los temas de su primera obra tienen un gran peso, prácticamente a la par de su ultimo “Ride To Nowhere”, que no dejaron de presentar con temas como “Where Are You Know?”, con el que entraron en la descarga, pero yéndose rápidamente al debut con “Breakaway” sin olvidarse de dar cancha a su segunda referencia con “Time To Go”.

INGLORIOUS
INGLORIOUS

En el lado más cañero destacó “Warning”, con el vocalista haciendo alarde de registros, siguiendo con “Liar” y el elegante “High Flying Gypsy”. Estos temas más a medio tiempo dan pie al vocalista a lucirse con ese tono naturalmente grave, pero que de manera igualmente natural va pasando por camaleónicas fases que llegan hasta lo más agudo. En este sentido se marcan una versión de “Uninvited” de Alanis Morissette en la que el cantante deja espacio a sus dos hachas, Dan Stevens y el joven Danny Dela Cruz, que junto con el bajista Vinnie Colla entraron en la formación en 2018. Contaron en directo con un teclista a nivel visual casi anecdótico en la parte trasera del escenario, pero que dio envoltura al sonido de una banda que se apoya en esos colchones que dan mayor ambientación a la banda.

INGLORIOUS
INGLORIOUS

No llegarían a abandonar los músicos el escenario en la hora y media que estarían sobre las tablas, acercándonos al desenlace con temas nuevamente de su primera obra como “Holy Water”, aumentando la intensidad en un tramo final donde el público se sumaría en repetidas ocasiones con palmas, pasando de la simple admiración por lo que sus oídos escuchaban a formar parte activa de la descarga, que también se trata de eso en estos casos.

INGLORIOUS
INGLORIOUS

En este aspecto “Read All About It” fue de los temas que más arrastraron al público, saliendo un momento de escena el vocalista tras el penetrante “I Dont Know You”. Cuando apareció de nuevo sobre las tablas prometió dos temas más que serían “I Don´t Need Your Lovin” y “Until I Die”, cerrando una actuación en la que dejaron claro que mientras ellos se suban a un escenario el hard rock más elegante seguirá vivo con una banda que por condiciones merece convertirse de lleno en referente a nivel internacional. Si el estilo quiere sobrevivir al lógico desgaste de los grandes grupos es tan necesaria como merecida la consolidación de bandas como Inglorious.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)