CRÓNICA: CLOVEN HOOF + INJECTOR

CLOVEN HOOF

 

CLOVEN HOOF + INJECTOR

2 – 11 – 19

Vitoria-Gasteiz (Urban Rock Concept)

 

 

Cuarenta años hace que se formó en Wolverhampton, Reino Unido, la banda que hoy venía directamente desde el corazón de la NWOBHM de la que formaron parte en aquellos años 80. Cloven Hoof nunca llegarían a ser un grupo de la misma liga que los nombres que a todos se nos puedan venir a la cabeza, pero nos dejaron grandes trabajos discográficos antes de llegar a los 90, década en la que la banda permaneció disuelta para regresar con el nuevo milenio editando varios discos bastante espaciados en el tiempo, alguno de ellos recopilatorios .Una banda con esta trayectoria que no consiguió eclosionar y a la que algunos aún estamos conociendo tiene todo el derecho a reivindicar su nombre tirando de hemeroteca.

INJECTOR
INJECTOR

Los que ofrecen savia nueva para el thrash metal son los cartagineses Injector, banda que tampoco es que reinvente el estilo, pero mostraron garra y actitud como teloneros de una banda bastante alejada en cuanto a estilo, salvo por el hecho de que estos también rezuman una esencia bastante clásica, pero en una vertiente mucho más agresiva.

INJECTOR
INJECTOR
INJECTOR

Durante sus aproximadamente 50 minutos sobre las tablas descargaron con plena entrega temas fundamentalmente de su reciente segundo disco “Stone Prevails”, con alguna pincelada de su debut de 2015 “Black Genesis”. Tuvieron que apretar el acelerador en la parte final, cuando parecía que se les echaba el tiempo encima, pero no se dejaron nada en la reserva. Ni en cuanto a temas ni en cuanto a entrega y actitud.

INJECTOR
INJECTOR

En este aspecto no se quedarían atrás Cloven Hoof, cuya veteranía es paralela a la pasión que siguen poniendo hoy encima de un escenario. Con ese estilo de vieja escuela y en un garito recogido donde apenas nos dábamos cita un centenar de personas, uno tiene la sensación de poder viajar, aunque sea en parte, varias décadas atrás y poder sentir cómo se podía vivir en aquellos años un movimiento incipiente con una autenticidad que normalmente el éxito borra de un plumazo

CLOVEN HOOF
CLOVEN HOOF

La imagen con la que muchos nos quedamos fue la de su bajista y fundador Lee Payne, que es ejemplo para cualquiera que decida subirse a un escenario. Se erigió en un protagonista incansable que destroza la idea del bajista estático, bien acompañado por músicos de diferentes generaciones que, sin embargo, se acoplan muy bien a la banda en la actualidad.

CLOVEN HOOF
CLOVEN HOOF

Al vocalista George Call no le faltan tablas ni descaro, y mostró un gran estado vocal. Aunque pareciera afónico cuando dejaba de cantar y se dirigía al público, normalmente en castellano, lo cierto es que luego se esforzó al máximo para llegar a su mejor versión. La pareja de hachas formada por Chris Coss y el aparentemente jovencísimo Ash Baker brindaba ese doblaje que en no pocos momentos recordaba en melodías a los primigenios Maiden. Este último una reciente incorporación a la banda como la del batería Mark Bristow. Todos ellos conservaron el aroma de una escuela clásica de heavy metal que cautivaría a todos los presentes.

CLOVEN HOOF
CLOVEN HOOF

Lo hicieron con los temas más añejos, pero también con temas ya pertenecientes a su nueva época que también los hubo. De hecho, comenzaron con “Inquisitor” de su trabajo de 2006 “Eye Of The Sun”, seguido por “Song Of Oprheus” de su más reciente obra con nuevos temas “Who Mourns For The Morning Star?”, pero no tardarían en caer piezas de sus discos de los 80, como “Highlander” o “Astral Rider” de su “A Sultan´s Ransom” de 1989, toda una obra maestra del heavy metal, sin que se quedara a la zaga “Dominator” de 1988 al que pertenencia el siguiente “Fugitive”.

CLOVEN HOOF
CLOVEN HOOF

El recuerdo a Dio con la interpretación de “Kiss Of Evil” conectó, si aún no lo habían hecho, ya de lleno con un público que coreó ese estribillo levantando el puño a la par que el vocalista seguía llevándose consigo al personal. No se le pasó ni siquiera felicitar con cántico incluido a una de las artífices de que la Urban Rock Concept se haya convertido en uno de los locales de música más importantes para el público rockero como es Maribel que cumplía años ese mismo día celebrándolo viendo cómo este sueño sigue acogiendo leyendas de nuestra música que además le agradecen el trabajo. No es para menos.

CLOVEN HOOF
CLOVEN HOOF

Otro clásico como “The Gates Of Gehena” dio paso a otro reciente “Time To Burn” que no por ello impedía que la actuación siguiera siendo igual de vibrante. Ahora bien, el punto de inflexión hacia la parte final del concierto llegaría con “Cloven Hoof” precedido de un guiño de George Call al legendario bajista Lee Payne, que aparecía en las páginas de El Correo, tal y como nos mostró en ese momento, traduciendo a su manera lo que allí se exponía, fingiendo leer que todas las mujeres pasarían por el cuarto del bajista esta noche. Broma sin mucho éxito, al contrario que el temazo que da nombre a la banda y a su debut de 1984, que fue musicalmente una elaborada pieza magistral de excelente ejecución.

CLOVEN HOOF
CLOVEN HOOF

A partir de ahí se encaraba la parte final de la descarga con “Nova Battlestar” y un “Crack The Whip” con gancho rockero que convirtió aquello en una fiesta. Fiesta que se remataría con el siguiente “Reach For The Sky”, muy cantada por todos y con el vocalista tomándose la licencia de ofrecer el micro al público hasta acabar él mismo mezclado con la concurrencia. Parecía que podían despedirse pero no lo hicieron sin pedir unos oes que se tornarían en un clamoroso beste bat al que correspondieron con “Laying Down The Law”.

CLOVEN HOOF
CLOVEN HOOF

Todo un recital de clásico heavy metal a cargo de una banda que jamás llegó a tener el éxito de las vacas sagradas de aquella generación de bandas británicas de los años 80, pero que sigue reivindicando su nombre como un gran exponente de lo que supuso todo aquello para el heavy metal, algo que es un auténtico lujo para ese público que no se conforma con la superficie y que sabe que buceando más abajo se encuentran nombres como Cloven Hoof, que  pueden ofrecer a día de hoy ese espíritu tradicional, menos adulterado por las masas y el éxito, de una manera intachable.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)