CRÓNICA: LORD DYING + EARTH SHIP

LORD DYING

 

LORD DYING + EARTH SHIP

23 – 10 – 19

Bilbao (La Nube Café Teatro)

 

 

Menudo contraste el que pudieron vivir los que 24 horas antes disfrutaban en Bilbao de la descarga de Airbourne. Cierto que estamos hablando de estilos diferentes, cierto que este concierto iba destinado a un circuito mucho más underground y cierto que estamos hablando de un estilo mucho menos comercial, pero no deja de llamarme la atención que el público rockero ponga el foco a cualquier precio en unos grupos muy concretos y bandas del calibre de Lord Dying y Earth Ship no encuentren una mayor respuesta de público, al menos como para caldear más de lo que se caldeó La Nube de Santutxu en una tarde con alerta naranja por fuertes lluvias que, sin embargo, no sufrimos ni antes, ni durante ni después del concierto.

EARTH SHIP
EARTH SHIP

En cualquier caso, las bandas en liza se encargarían de dejarnos una muestra de lo que vienen haciendo en los últimos años, resultando dos auténticas realidades para el sludge metal a nivel internacional. Aunque lo de la etiqueta es lo de menos, lo cierto es que en esa dirección iban los sonidos que nos expondrían esta noche desde el escenario cada uno de los grupos.

EARTH SHIP
EARTH SHIP

Mucho más densos y cercanos al doom serían los alemanes Earth Ship, que aunque hicieran las veces de teloneros, tanto por el orden de actuación como por el tiempo que tocarían, cuentan en su haber con más discos que los propios Lord Dying. Con un sonido fantástico que no deja de ser remarcable en un lugar que dista mucho de las condiciones de las grandes salas de conciertos, nos presentaron su nueva obra “Resonant Sun”, del que dejaron muestra con el homónimo tema, “Smoke Filled Sky” y “River Of Salt”, pero su repertorio también encontró hueco para defender discos pretéritos, donde hay buenas canciones como “Serpent Cult” o “Eyes Of The Night”, que tuvieron que reiniciar al entrar alguno de los componentes con la pieza que no correspondía. Se lo tomaron con naturalidad.

EARTH SHIP
EARTH SHIP

Los riffs del guitarrista y vocalista Jan Oberg comandan esta nave, aunque con una base rítmica de auténtico lujo, contundente y versátil. Pese a acercarse a sonidos más contemporáneos la escuela de Black Sabbath en esos largos y densos riffs resulta incuestionable, siendo una maquinaria incansable de facturarlos, con clase y elegancia y desembocando en un registro vocal agresivo que realza la crudeza de un trío que no te engaña. Lo que ofrecen es pura autenticidad para amantes de un metal oscuro que bebiendo de las fuentes más clásicas encaja en la actualidad como una propuesta del máximo interés.

LORD DYING
LORD DYING

Llegaba el turno de la banda de Portland, Oregon, Lord Dying que merecidamente están cogiendo un nombre importante en la actualidad del sludge metal. Un estilo un tanto más anárquico que los predecesores, con un mayor juego guitarrero y con cambios de ritmo más bruscos y complejos.

LORD DYING
LORD DYING

De nuevo con un muy buen sonido nos presentaron su reciente “Mysterium Tremendum”, cuyos temas estarían escoltados por canciones de sus dos trabajos previos. De hecho, comenzaron con el debut de 2013 “Summoning The Faithless” con el homónimo y con “Greed Is Your Horse”. Posteriormente ya entrarían con su nueva obra para tocar en idéntico orden a como aparecen en el disco “Envy The End”, “Tearing At The Fabric Of Consciousness”, “Nearing The End Of The Curling Worm”, “Exploring Inward (And Unwelcome Passenger)” y “Severed Forever”.

LORD DYING
LORD DYING

Cuando ya pensábamos que nos podían despachar el disco íntegramente viraron a su anterior “Poisoned Altars” con “A Wound Outside Of Time” y “The Clearing At The End Of The Path” y se despedirían regresando a su debut con “What Is Not… Is” y “Dreams Of Mercy”. Material de nivel hay en sus discos como para poder buscar en cada una de sus tres ediciones sin temor a equivocarse, algo que plasmaron en esta cita en La Nube.

LORD DYING
LORD DYING

Una actuación donde la banda demostró la intensidad que son capaces de dar a sus actuaciones, resultando al igual que sus acompañantes una banda cruda y que pese a  no contar con una excesiva reciprocidad por parte del público consiguió convencer a los presentes, cosechando incluso algún nuevo seguidor entre los que tal vez no les conocieran demasiado. Ejemplo fue que no faltó quien se llevó su música para casa, preferiblemente en forma de vinilo, la mejor manera de escuchar estilos que resultan tan analógicos.

LORD DYING
LORD DYING

Rock crudo sin miramientos, pero elaborado y con profundidad. Tal vez esa sea la clave de que bandas como estas no tengan una mayor respuesta de público por nuestra tierra, que el público, soberano en todo caso, se sigue quedando bastante más en la superficie en busca de ambientes más lúdicos y no tan penetrantes. Porque por lo demás la calidad de las dos bandas que vimos esta noche recogidos en La Nube no deja lugar a la duda, aunque su creciente prestigio internacional de momento les recluya a un selecto público.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)