CRÓNICA: DIMETAL FEST

DIMETAL FEST

27 y 28  – 09 – 19

Dima, Bizkaia

 

A lo largo de sus cinco ediciones el Dimetal Fest se ha convertido en algo más que un festival para la gente de Bizkaia y alrededores. Más que un festival porque sus actividades paralelas, como son las metal olimpiadak, herri metal kirolak, metal bertsoak, las actividades infantiles, la charla (que este año tuvo como protagonistas a las mujeres pioneras del metal en nuestra zona) la comida popular o la metal pilota con la que se daría el pistoletazo de salida el viernes; convierten a Dima en el núcleo de una especie de fiestas patronales metaleras con actividades para toda la familia amante de nuestra música, haciendo que mucho más allá de los conciertos se respire un ambiente de camaradería que anima a pasar un fin de semana inolvidable sin moverse de la localidad.

ELEVENTH PLAGUE
ELEVENTH PLAGUE

Es verdad que no pude organizarme para acudir a Dima más horas, con lo que solo puedo dar fe en la crónica de algunas actuaciones y del ambiente tan cordial que se respira nada más que te bajas del coche y empiezas a saludar gente de nuestra escena musical. Gente a la que vamos viendo a lo largo del año y que en un evento de este tipo se acaba dando cita en masa.

UCKAIA
UCKAIA

Este año el Dimetal ha dado un salto no sin cierta polémica al dejar de ser un evento completamente gratuito. Apuesta lógica ante su crecimiento que además ha venido acompañado por la incorporación al cartel de consolidadas bandas internacionales. Pese a ello la filosofía de ser un festival que apuesta por el presente y el futuro de nuestra música no se ha perdido con un cartel plagado de bandas que están escribiendo ahora mismo las nuevas páginas del metal, con un gran número de bandas vizcaínas y con dos de los cuatro escenarios que han mantenido la entrada libre. Si alguno ve en esto aviesas intenciones que se lo haga mirar, porque es evidente que una producción de este calibre necesita fondos para llevarse a cabo y objetivamente hablando creo que poca mejor voluntad se puede poner por parte de una organización que ante todo ha venido construyendo este festival desde la ilusión, viendo cómo la criatura se ha ido haciendo grande de la manera más natural hasta requerir por sí sola, gracias a la respuesta del público año tras año, este salto hacia adelante.

ELBERETH
ELBERETH

El viernes sería finalmente una jornada de apertura con entrada libre en el gaztetxe Koba, el recinto más pequeño del festival que este año contaría con los cuatro escenarios cubiertos. Pero la lluvia tan solo apareció tímidamente mientras Eleventh Plague arrancaban su actuación, ya que llegamos a Dima con un pequeño sirimiri que sería mera anécdota a lo largo de las dos jornadas, la del sábado más veraniega que otoñal.

HEX
HEX

El gaztetxe se quedó pequeño para acoger a un público que se tuvo que quedar incluso fuera ante la primera banda del festival, con una juventud que deja entrever que aun hay tablas que coger, pero con una capacidad destructiva en su deathcore que removió los cimientos del local. A ello también contribuyó una concurrencia entregada entre los que había algunos músicos de otras bandas de nuestra zona afines en cuanto a estilo, como el caso de Niko (Late To Scream) que se subiría a colaborar de forma espontánea con los siguientes Uckaia. Bastante similares en cuanto a estilo, tal vez con un sonido menos grave que los anteriores, también demostraron los mimbres que hay entre las nuevas generaciones para facturar y ejecutar con gran categoría un puñado de temas contundentes que siguieron contribuyendo al aumento de la temperatura. La única pega que veo en este estilo es lo trillado que ha resultado de un tiempo a esta parte sobre todo entre los músicos más jóvenes. El caso es que ambas bandas brindaron una fiesta que arrastró consigo a todos los asistentes.

LEGEN BELTZA
LEGEN BELTZA

Con esa inercia llegaría una banda en este caso veterana como Elbereth que dejó patente todo lo cosechado a lo largo de muchos años de andadura. Para empezar tienen un público fiel y entregado que coreó de forma notable himnos que ya son tan clásicos como “Itzalak Leihoetan” de aquel “Arima Pizturik Dirau” que ya data de 2009 y que se ha convertido en una obra de referencia absoluta, ya que de ese mismo disco destacadísimo resulta un “Gorroto” donde la peña se deja la garganta o el bis que por aclamación tuvieron que marcarse “Sinesmen Galduak”. Presentarían también su más reciente “Karma”, con temas que también van camino de envejecer muy buen como “Nikomedes”.  Les he visto actuaciones en las que han sonado más compactos que en esta ocasión, pero teniendo en cuenta el listón tan alto que se han puesto es lógico que a veces pueda haber actuaciones menos perfectas que, por otro lado, no dejan de patentar su grandeza en el actual panorama de Euskal Herria.

EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO
EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO

La dura jornada que nos esperaba al día siguiente me hizo perderme a Deimocracy que entraron a última hora en lugar de Knives, y a Balmog. Cabe aplaudir la rapidez con la que la organización se movió para encontrar un sustituto para esa vacante y agradecer la predisposición de la banda para entrar a última hora en el cartel.

SOLDIER
SOLDIER

En cuanto a concierto se refiere el sábado arrancaba en los escenarios principales, ambos de pago, bautizados como Doro y Lemmy. Podríamos decir por las condiciones sonoras que Doro era el principal de todos mientras que Lemmy sería el segundo, aunque en cuanto a dimensiones ambos eran idénticos, ubicados bajo una doble carpa en la que se irían alternando las actuaciones.

RISE TO FALL
LEYENDA

Hex abrirían la tarde en el Lemmy ya con una buena presencia de público, presentando su doom death de sobrada categoría. Curioso que en este escenario abrirían ellos y cerraran Insaniam, ambos ganadores del Villa de Bilbao y a los cuales hemos visto hace pocas semanas compartiendo escenario en Bilborock. La banda se curra una puesta en escena muy acorde con su oscuridad con la aparición final de una siniestra bailarina que crea un ambiente ideal para sus canciones donde hay unos destellos individuales de mucho nivel. Chamo (Rise To Fall, Rat-ziger…) ocupó el puesto de batería en sustitución de Asier Amo, que al parecer ha salido del grupo, haciendo que esa sensible baja pudiera pasar lo más desapercibida posible. El grupo funcionó perfectamente y no pagó el experimento sonoro que a veces ocurre con los primeros de un gran cartel como este.

LEYENDA
KOMA

De manera totalmente sincronizada acababa un concierto y arrancaba otro en el escenario paralelo. Tocaba el turno de los legendarios y a mi modo de ver nunca justamente valorados Legen Bletza. Comprobamos que lejos de la época de mayor apogeo, siguen en plena forma dese que al grito de ¡¡¡¡caña kabenzotz!!!! precisamente nos devolvieron a la mente las grandes sensaciones de algunas actuaciones que hace algo más de una década parecían auparles a la cima de una nueva generación de bandas de thrash metal donde considero que merecían estar tanto como cualquiera. Temas como “Dimension Of Pain”, “Black Star” o “Legen Beltza” hicieron las delicias de los presentes, que disfrutaron de un grupo que sigue mostrando grandes facultades para la ejecución de auténticos temazos en este estilo.

KOMA
KOMA

La ceremonia instrumental de los adoradores cristianos El Altar Del Holocausto puede que no encajara con un sector del público, pero también hubo quien cayó rendido ante la fe musical que promulgaron, con clara simbología cristiana en una puesta en escena que no deja indiferente, aunque ante todo con una propuesta de una calidad innegable. Finalmente hubo quien se animaría incluso a hacer pogos con ellos, aunque pareciera que su música no diera para ello, pero entre rezar y esta otra opción parece ser que el personal lo tenía claro.

KOMA
THE BROKEN HORIZON

Mucho más lineales se me harían Soldier en el otro escenario aunque fueran más al hilo de lo que el público más clásico reunido en el Dimetal pudiera reclamar, con un thrash metal con mucho nervio y actitud bien ejecutado que además encajaba muy bien con uno de los cabezas de cartel como Destruction, con lo que hubo quien lo disfrutó a tope. Personalmente les echo en falta algo más de originalidad o, en su defecto, personalidad.

STRICKEBACK
DESTRUCTION

Con Rise To Fall comenzaban a coincidir actuaciones con los escenarios apartados de las carpas, con lo que decidí salir para ver a Leyenda, dejando a los vizcaínos realizando uno de sus recitales de death melódico de primer nivel. Y los madrileños por su parte en el que sería el tercer escenario, les vimos realizando una descarga fantástica de heavy metal cantado en castellano que me dio mucha pena tener que dejar a medias por ver a Koma. Sin embargo, pude disfrutar de grandes canciones como “Alma Errante” de su más reciente obra “Cibernética” o “La Isla Del Castigo” del anterior “Bienvenido Al Paraíso” o un potente “Mr. Oscuro” que da pie a ser cantado por el personal, este de su “Horizontes”, que ya data de hace 10 años. Pero aún quedaban temas más antiguos de una formación con más de dos décadas de trayectoria si contamos sus inicios como Infernal. Una banda impecable en el estilo que facturan.

DESTRUCTION
DESTRUCTION

La de Koma pudo ser la actuación más destacada del festival, al menos de las que pude ver, porque no me quedó más remedio que perderme a The Broken Horizon y a Strickeback por coincidencia con los navarros, a los que no pude ver en su apoteósico regreso petando varias noches el Antzoki de Bilbao. Me pude desquitar con un concierto que sonó alto y claro para hacer a Koma cumplir con el papel que se le presupone a un cabeza de cartel. La banda funciona como una apisonadora que pasa sobre nosotros con temas de sus diferentes trabajos, con temas tan destacados como “Menos Mal”, “Tio Sam”, “Vaya Carrera Que Llevas Chaval”, con Rafa Redín y Nacho Zabala apoyando en las voces a Brigi Duque, “Sakeo” o “La Almohada Cervical”. Pero en un festival hay que destacar el juego que dan canciones más festivas como “El Muro De Berlín” o “Sonajero”. Se marcaron una especie de medley con temas como “El Marqués De Txorrapelada”, “Aquí Huele Como Que Han Fumao”, “Mi Jefe” con invitación a escena de Xarles, de la organización del festi, y terminando en un sprint final con “El Infarto”. Se despedían pero aun tuvieron tiempo para provocar una buena con “Bienvendos A Degüelto”. Tuvieron un gran sonido en todo el concierto y una actitud a prueba de bombas que les muestra en gran estado en este regreso, sin haber perdido la chispa de su anterior etapa y si cabe viéndose mas grandes con el paso del tiempo.

ORION CHILD
BONFIRE

Destruction me mantuvieron dentro del recinto, perdiéndome las actuaciones de Izatefaltsua y Orion Child. Sobre todo a estos últimos me hubiera gustado verles y desquitarme del sabor agridulce que me dejaron con su presentación de nuevo disco en Bilbao en un sala que no les hizo justicia, pero precisamente el hecho de haberles visto hace no demasiado tiempo y que coincidieran con uno de los cabezas de cartel del festival me hizo decantarme por los alemanes. Toda una leyenda del thrash metal que repartió de lo lindo con nuevos temas como “Born To Perish”, homónimo de la reciente obra que hoy presentaban, o clásicos como la sacudida final con “Bestal Invasion” de aquellos mediados 80 donde los alemanes se erigieron en uno de los pilares angulares del thrash metal. Los pogos se sucedieron de principio a fin, aunque musicalmente sean una banda mucho más monótona que algunos de sus paisanos contemporáneos.

BONFIRE
BONFIRE

Tuve que dejar a Bonfire haciendo lo que apuntaba a ser un grandísimo concierto, algo que ya pude comprobar hace unos meses en su concierto de la Urban Rock Concept en Gasteiz. Precisamente por ese reciente recuerdo me quedé solo a la parte inicial de la actuación de los alemanes, que comenzaron con un set list bastante pensado para un festival como este donde la gente está ávida de clásicos como “Ready 4 Reaction” o  “Never Mind”, que emulaba el inicio de su imperecedero “Fire Works”. Alexx Stahl se ha hecho con el puesto como un gran vocalista para la nueva etapa de la banda, que nos ha dejado un disco como “Temple Of Lies”, cuyo homónimo tema no tardaron tampoco en mostrar. Sensaciones muy grandes en este arranque de concierto que, según me confirmaron, se extendieron a lo largo de todo su tiempo sobre las tablas.

BONFIRE
MISANTROPHY

Pero es que al no saciarme de caña con Destruction quería ver cómo se las gastaban los maños Misanthropy en el gaztetxe, que ante un puñado de enloquecidos seguidores realizaron una memorable actuación, la mejor que he visto de esta banda que en los últimos años se ha dejado ver bastante por aquí. El grupo ha ido ganando tablas, sobre todo en el caso de su vocalista Daniela Venero que con un maquillaje muy black metal deja entrever que no estamos ante una banda de thrash metal al uso. Aquí hay más que caña, hay también originalidad como para entender que pueden aportar algo diferente en el colapsado panorama actual. Si eso lo ratifican en conciertos como este donde subieron el calor del recinto para sufrimiento de su batería Juan Esteve, que es un motor inquebrantable en esta formación que se completa con un bajo acoplado y versátil y dos guitarras que tanto en riffs como solos desarrollan un gran papel que conjugan con una actitud propia del estilo. Presentaron su nueva obra “Path Of Ashes” de forma prioritaria, aunque cabe destacar la respuesta del personal también ante un tema como “Execution” de su anterior EP con el que parecían terminar la descarga. Pero la rúbrica la pondría “Ride Fast, Die Fast” como remate a otro concierto con el que seguirán sumando adeptos. La que liaron entre unos presentes rendidos a los pies de la banda.

MISANTROPHY
TRALLERY

Pese a la calidad musical abrumadora que descubrí en el Z! Live de Zamora por parte de Trallery la coincidencia con Fear Crowd hizo que me quedara en el tercer escenario del festival para ver a un grupo al que hacía tiempo no podía disfrutar en vivo. Así conocí la nueva incorporación en la guitarra de Imanol, que me sorprendió muchísimo. Un guitarra técnico que no duda en batirse en duelo con Iñaki, de cuyas prestaciones ya sabíamos. Una buena incorporación para que el grupo siga creciendo en una trayectoria que ya nos trae nuevas canciones. Esta noche nos presentaron “Arráncame La Piel”, que  precisamente se abre con un solo de entrada del propio Imanol y que apunta a ser uno de los grandes temas del que sería su tercer disco, donde no cabe duda de que la banda seguirá defendiendo ese heavy metal melódico con uñas y dientes, con un buen rollo en la banda que sigue intacto desde la primera vez que les vi y que comparten con los asistentes. La actuación tuvo más alicientes extras, como la colaboración de Marilu, voz actualmente de Alma Culter y una de las pioneras del heavy metal en Bizkaia que fue protagonista en la charla de la mañana, en “Entre La Espada Y La Pared”. No faltó una versión, en este caso el “The Evil That Men Do” de Iron Maiden. Y ante la insistencia de los presentes y siendo los últimos del día en este escenario se marcharon  con “No Pienso Caer”, habiendo garantizado una vez más el disfrute de todos amantes del heavy metal menos adulterado.

FEAR CROWD
FEAR CROWD

El contraste con Childrain, con los que volvía al escenario principal era total. Estos se han convertido en un grupo referente dentro de la vanguardia del metal, aunque partan de unas influencias muy noventeras. Prometían un show especial por su décimo aniversario, quedando este deslucido por el fallo de los cañones de fuego que habían preparado para la ocasión y que hubieran generado un resultado impactante sin ninguna duda. Esto provocó el cabreo y la decepción de la banda, a la que por otro lado no queda menos que felicitarles por ese aniversario y por una actuación que pese a todo supone un gran colofón esa década de andadura. No en vano aparecían como uno de los grupos destacados del cartel, algo que cuando hace años tocaban en este mismo festival por primera vez seguro que no podían pensar, eso da fe de su crecimiento como banda, contando además con un directo impactante de por sí a nivel sonoro, con Iñi sabiendo moverse entre agresividad y melodía como pez en al agua sin dejar de aprovechar las dimensiones de ese gran escenario que supo llenar una banda atronadora y a la vez técnicamente impecable para presentar tanto los temas del nuevo “The Silver Ghost”, que considero ha supuesto su definitiva consolidación, como algunos temas de trabajos previos como “Matheria”. El cansancio que ya iba haciendo mella entre los presentes también pudo hacer que la gente no se metiera del todo en la descarga, pero no cabe menos que tildar este concierto como un nuevo hito en la carrera de una banda a la que desde que vimos por primera vez en un Villa de Bilbao hace unos años hasta ahora la hemos visto consolidarse como una firme realidad del metal actual.

CHILDRAIN
CHILDRAIN

Realidad que también son Insaniam, aunque dadas las horas que eran y el reciente recuerdo que tengo de ellos en Bilborock acompañando a Hex decidí retirarme a descansar después de un maratón de música por el que hay que agradecer a todos los implicados (bandas, organización, trabajadores y asistentes) todo lo vivido en un pueblo cuyo nombre ya va unido a grandes recuerdos para muchos metaleros.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (antonio@lamiradanegra.es)

Fotos de Rise To Fall, The Broken Horizon, Strickeback, Orion Child y Trallery: Juan Raul (www.madeinmetal.es)