CRÍTICA: SCAPE LAND – EVIL MIND PIECES

 

SCAPE LAND

(Evil Mind Pieces)

8´5/10

 

 

 

No he seguido los pasos de la construcción de esta maquinaria metalera casi perfecta, pero me consta que hasta llegar a este segundo disco han pasado por diversos cambios de formación y de nombre. El caso es que es con este segundo disco dan un espaldarazo probablemente definitivo en su carrera hacia la consolidación de un estilo tan propio como inclasificable.

Y es que la banda aúna en su sonido influencias que van del death o el thrash hasta el heavy metal o el hard rock, pasando por un filtro muy contemporáneo y alcanzando cuotas progresivas. Tienen nivel para ello, para alcanzar semejante versatilidad pero a la vez con un nivel técnico nada desdeñable, me recuerdan a nivel estatal a bandas como Chaos Before Gea y a nivel internacional a los italianos Eldritch.

Los 9 temas que componen “Evil Mind Pieces” hacen honor al título de la obra. Se trata de una mente fragmentada en base a canciones que buscan los cambios de tesitura y los contrastes, como queda patente desde que “Evil” nos da la bienvenida. Que el disco no va a cesar en su factura de divergencias sonoras queda ratificado con “Take´Em Out” y “I am”, pero ya el remate definitivo es un “Crazy” que me parece de los mejores ejemplos para entender lo que se encuentra en la obra. Un tema que se rompe en varias partes, con unos contrastes vocales entre la melodía y la agresividad que sin embargo conviven en ese caos perfectamente encauzado por la banda y un estribillo memorable. “God´s Love” indaga en terrenos más limpios amenazando de entrada con ser la balada del disco, pero la banda sigue demostrando una inquietud constante que no le deja afincarse en un solo terreno.

Esta segunda mitad del disco explora de forma general esa parte más limpia y melódica. De hecho “Don´t Break Me Up” indaga en esa forma de arrancar más reposada para luego ir explorando otros terrenos que no les alejan demasiado de un tono agresivo muy propio del thrash y tras la intro de “Breathe”, “Alive” es otro tema con tendencia a la limpieza vocal. Eso sí, la banda rompe con el final “Mind Pieces”, con riffs muy oscuros y de nuevo dando rienda suelta a su forma de facturar un metal siempre incansable en su factura de riffs, cambios de ritmo y de terreno por el que pisan estos músicos que saben dirigir todo eso hacia un estilo cohesionado fresco y original con el que se abren paso de manera notable en un panorama actual que debe reaccionar ante quien es capaz de sacudirlo escapando de algunos cánones.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.scape-land.com

www.facebook.com/scapelandband

www.youtube.com/user/scapelandband

https://twitter.com/scape_land

https://scapeland.bandcamp.com/