CRÓNICA: BUENAVISTA METAL FEST

 

BUENAVISTA METAL FEST

7 y 8 de junio de 2019 – Buenavista, Portugalete

MORPHIUM + WARG + THE NAME + IN THOUSAND LAKES + RUNAWAY + THE WIZARDS + LEBENBACK + THE FAITHLESS

 

 

Hay que valorar sobremanera la labor de los organizadores de un festival como el Buenavista Metal Fest. Esta tercera edición deja un gran sabor de boca tanto a los grupos participantes como a los asistentes a un festival gratuito que pone el metal al alcance de todo el que tenga a bien acercarse a disfrutar del metal en las calles del barrio de Buenavista en Portugalete. Además se reincide en una apuesta por bandas que son el presente de nuestra música, pero a las que les cuesta entrar en otros festivales que suelen tirar de grandes nombres que a todos nos gusta ver, pero que no dejan de tener un poso ya de nostalgia o de ser una oportunidad tardía para muchos de ver a nuestros héroes de adolescencia.

El Buenavista Metal Fest apuesta de lleno por bandas que marcan la actualidad de nuestra música en un evento que nos les da la oportunidad simplemente de aparecer en un cartel al lado de otros nombres más populares como mera muestra publicitaria que además debe ser agradecida. En este caso ellos son los que tienen el nombre de relevancia que, entiendo, se les debería dar a las bandas participantes de esta edición.  Una edición en la que por primera vez se abrió las puertas a bandas de fuera de Euskal Herria. Haciendo que poco a poco vaya creciendo un festival que con esfuerzo e ilusión se está haciendo un hueco en el panorama festivalero. Si además consiguen con el adelanto al primer fin de semana de junio que no coincida con otros festivales, como ha ocurrido en ediciones pasadas, el Buenavista Metal Fest puede ser un evento a anotar ya en la agenda como un fijo de año en año. Yo me apunto desde ya para el año que viene.

VIERNES 7 DE JUNIO

No me quedé a ver la descarga de última hora del viernes de la banda tributo a Bon Jovi Runaway. Reconozco que no soy muy partidario de los tributos, salvo contadas excepciones, pero no niego que también tiene su mérito calcar lo más posible los temas de otros artistas y de habérmelo podido permitir me hubiera quedado a disfrutar de esos clásicos.

THE FAITHLESS
THE FAITHLESS
THE FAITHLESS

La traca de metal del viernes la abría The Faithless, que siguen presentando su segundo disco “Fighting The Shadows” y que siguen mostrándose en una forma absolutamente insultante. Los fríos ánimos de primera hora de un festival no amilanaron a los gasteizatarras, cuya actuación hay que calificarla de órdago, con un Abel en las voces sorprendiendo a todo aquel que hasta el momento no le conociera, y pienso que cada vez ganando más como frontman, sabiendo conectar con el personal, sin dejar de destacar al combo al completo, con una bestia a la guitarra guitarrera como es Iñaki Nogueira, que es capaz de desdoblarse en riffs y solos con un nivel fuera de serie, con un acompañamiento rítmico de lujo con los veteranos y legendarios Lolín en el bajo y Fer Heras en la batería. Cada vez que se suben a las tablas constatan su categoría como banda.

LEBENBACK
LEBENBACK
LEBENBACK

Reconozco que desconocía la existencia de Lebenback hasta que lo vi anunciado en este cartel y apenas supe de lo que se escondía en este grupo hasta una semana antes de este festival, hablando con Rubén Miranda en la actuación con Krait en la sala Groove de esta misma localidad en la que una semana más tarde le veíamos cantando en un estilo diferente y en inglés, idioma en el que le veo más suelto. En Lebenback se suelta como gran vocalista de hard rock melódico. La banda nos ha dejado un disco al calor de los Chromatcity Estudios de Pedro J. Monje, de título “Eclectic”. La banda fue impulsada por Kepa Hernández de Fullmetal Band, contando en el grupo con gente de la brillantez de Diego Zapatero, al que le hemos conocido colaborando con Vhäldemar y en el proyecto en el que también tiene mucho peso Pedro Monje, Mercury Rex. Un teclista alucinante que sabe envolver con su magia esos temas melódicos que tanto nos recuerdan a los clásicos del hard rock. Por otro lado, nos topamos con la aportación en la guitarra solista de Yeray Hernández de Valkyria, que empastó muy bien con Ruben. A los temas de “Eclectic” le sumaron alguna versión como la de “Forever Young” de Tyketto, muy al hilo del propio estilo que parece querer llevar Lebenback. Tal vez se alejen un poco más del power metal de “Eagleheart” de Stratovarius, pero fue una buena baza para finiquitar una descarga que podría ser única por parte de esta banda. Así que una oportunidad de lujo que nos alegramos de no haber desaprovechado.

THE WIZARDS
THE WIZARDS
THE WIZARDS

El contrapunto a la delicadeza y elegancia de los anteriores fueron los aguerridos The Wizards, que se presentaron ante un público expectante que demostró ser auténtico seguidor de la banda, coreando los temas del más reciente “Rise Of The Serpent” así como los rescates de trabajos pasados. Tienen la fórmula perfectamente estudiada para facturar temas directos, con un sonido crudo y atronador muy meritorio, y estribillos de los que arrastran al público en una tormenta perfecta. Tal vez pequen de dejar mucho peso en el escenario a su vocalista Ian Mason, cuya imagen a lo Jim Morrison no pasa desaperciba, pero ante todo es un vocalista con el registro ideal para acoplarse a correosas canciones como “Apocalyptc Weapons”, “Aftermath” o  “Conjure”. No estuvo mal la versión del “Heading Out To The Hihgway” de Judas Priest, pero tienen en su repertorio temas propios con el gancho suficiente como para impactar con su propia fuerza sobre unos seguidores que siguen en aumento a cada nuevo disco que editan, y ya van tres, y con cada nuevo concierto que se convierte en una demostración de poderío.

SÁBADO 8 DE JUNIO

La jornada del sábado se abría de la manera más fuerte, con unos auténticos pioneros del death metal melódico por nuestra tierra que merecen todo el reconocimiento del mundo. Pensé que me había equivocado al anunciar a In Thousand Lakes en el cartel del festival cuando vi a Oscar del Val en el micro, vocalistas de otros veteranos como Dormanth, formación que comparte también con Javi Martinez tras los parches. El caso es que este era el primer concierto que daba el vocalista con su nueva formación, sin que a primera vista se notara ningún tipo de falta de acoplamiento. Al fin y al cabo In Thousnad Lakes guarda bastante afinidad estilística con su otra banda y conoce bien a unos músicos que se mantienen muy bien engrasados con el paso del tiempo, tocando en este repertorio algún tema que nunca habían interpretado en directo. Una banda que sigue defendiendo su segundo disco “Age Of Decay”, editado casi 20 años después de su debut de 1998 “Lifeless Waters And Forgotten Land” y que sigue mirando al futuro con cosas que aportar a su carrera y a quien se preste a tomar nota de cómo se factura este estilo de metal.

IN THOUSAND LAKES
IN THOUSAND LAKES
IN THOUSAND LAKES

Magistrales también fueron unos The Name que siguen haciendo paso a paso un camino de constancia imparable pese a los cambios en la formación. Recientemente di buena cuenta de lo ofrecido en la primera actuación de Pedro Hermosilla con la banda. Un músico que se muestra plenamente acoplado. Pese a ciertos problemas técnicos la banda solventó una actuación donde supo conectar con la pasión habitual con su público, tanto con los temas de su más reciente obra “Momentos” que nos ha dejado temas tan imborrables como “El Despertar” o en un plano más profundo un “Esclavo” que pese a pausar en parte la descarga posee una tremenda intensidad, como en el caso de “Mi Realidad” de su anterior e igualmente recomendable “Identidem”, que cerraría su descarga tras la excelente versión de “Pull Me Under” de Dream Theater. Pese a tener que parar en algún momento le sacaron mucho provecho a su tiempo sobre las tablas, consiguiendo enganchar al público y sin dejar en esta ocasión a lo largo de la actuación un siempre entrañable, pero también un gran tema y para sus seguidores un auténtico clásico que resultó de lo más emotivo como es “Aun Sigo Ahí”. La banda eriza el bello tanto por su sentimiento como por la calidad con la que interpreta cada uno de sus temas.

THE NAME
THE NAME
THE NAME

Los maños Warg arrasaron a su paso por el Buenavista Metal Fest, presentando su nuevo “Dark Tales” tercera obra que reafirma el estilo personal de un grupo que remata la faena con un directo absolutamente espectacular donde su imagen oscura pasa a un segundo plano con su habitual buen rollo sobre las tablas. Algunas carcajadas estuvieron  garantizadas, pero también las buenas canciones de un grupo ecléctico, difícil de etiquetar, pero a la vez muy coherente en su propuesta de un heavy metal donde se baten algo de epic, de black, de death, de heavy metal tradicional… y casi cualquier condimento que se le ocurra a los componentes del grupo. A temas como “Winter”, con el que arrancaron la descarga, y “To Madness”, abriendo y cerrando de idéntica manera a su última obra. Y entremedias hubo mucho contenido, se añadieron algunos rescates de trabajos pasados como “Wargs On The Horizon” donde  Javier cumplió su amenaza de acercarse hasta las gradas dejándonos una de las imágenes del festival cantado a lo largo y ancho del recinto mientras estrechaba las manos de los asistentes. Si pudieran sus compañeros les seguirían, porque sobre el escenario son incapaces de parar, eso sin olvidarse de que de vez en cuando hay que acercarse al micro para hacer coros y ejecutando con precisión temas que no dejan de tener su complejidad. No perdieron ni un momento la sonrisa y ese tono de humor que tan bienvenido es cuando, como en este caso, uno está viviendo una auténtica fiesta. Creo que poco más se le puede exigir a una banda.

WARG
WARG
WARG

Morphium cerraban el festival. Un puesto de honor que para nada se les quedó grande  a los catalanes, que vienen rodados después de tres años de la edición de “The Blackout”, con giras internacionales a sus espaldas y consiguiendo un estatus que les pone en una posición de privilegio dentro del actual panorama metalero. Se dejó notar todo ello tanto abajo como arriba del escenario. Arriba porque el grupo atronó y sonó fenomenal, con algunos guiños sampleados que realzan el tono industrial de su metal extremo, pero sin perder un sonido completamente crudo, y abajo del escenario porque la gente se volcó con ellos, hasta acabar haciendo en la recta final un agujero en el puto suelo, frase mítica al parecer en sus actuaciones. La banda aprovechó para presentar varios temas nuevos que irán en una próxima obra, y se mostraron como colosos sobre las tablas, capitaneados por Alex en el micro, que no cesó en su empeño de animar al respetable con constantes acercamientos a las primeras filas para corear en unión con los fans algunos de los temas de la formación, bien conocidos por el personal. Incluso se permitieron un bis cuando parecía que no habría espacio para más, pero se agradeció la generosidad de la banda para rematar el festival y su actuación como un evento así merece, dejando el pabellón lo más alto posible.

MORPHIUM
MORPHIUM
MORPHIUM

Es la mejor manera de dejar al personal con ganas de volver el año que viene a un festival donde se respira pasión y con una filosofía de apostar por bandas de verdadero presente de nuestra música que desde aquí aplaudimos. Que el festival se consolide y siga creciendo en próximas ediciones será una gran noticia a agradecer por todo un movimiento que necesita de oportunidades así.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)