CRÓNICA: HEX + INSANIAM

 

HEX + INSANIAM

25 – 05 – 19

Bilbao (Bilborock)

 

 

La palabra lujo se queda corta para describir el privilegio que supone ver en directo juntas a dos bandas de este nivel, además con entrada libre. Dos bandas ganadoras de la 28ª y 29ª edición del Villa de Bilbao respectivamente que regresaban juntas al lugar de los hechos, un Bilborock donde en dos años consecutivos ambos consumaron sus respectivas hazañas logrando el mayor galardón en la sección de metal del mítico concurso.

INSANIAM
INSANIAM

Los albaceteños Insaniam obtuvieron permiso penitenciario para volver a dar otro de sus arrolladores conciertos. Su original metal extremo, que trae a un ámbito más actual el death y el black metal de los que beben, se combina con una puesta en escena impactante. Con sus habituales disfraces, reflejo del alter ego de las desquiciadas personalidades de sus componentes, arrancaron con su vocalista Neuros apareciendo entre el público, creando ya de entrada esa caótica sensación perturbadora de la que impregnan su música y sus conciertos. No sería la única vez que veríamos al vocalista entre el personal, al que no dejó de arengar, con mucho cariño: ¡Vamos gusanos!

INSANIAM
INSANIAM

Su segundo disco “Ominous Era” fue el que tuvo casi la total representación en el repertorio, con “The Reign Of Mist” de entrada, dando paso a “Vermin” y posteriormente a “Let The Fever Explode”, donde hubo que subsanar sobre la marcha un problema con el cable del micro que perturbó, esta vez de verdad, a Neuros.

INSANIAM
INSANIAM

“Epidemic Race” contó con Jonathan de Hex, que se marcó un brutal dueto con Neuros. Me alegra que sigan manteniendo en el repertorio algo de su debut “Neurotic Mental Storm”, donde se sembró toda esta locura a la que no se le debe poner techo. A ese disco pertenece “Fall And Rise”, arrancado con  el enmascarado bajista Pcycho tocando las cuerdas con una baqueta. Pero tras ello siguieron desgranando su obra más reciente con temas como “Mother Whispers In My Ear” o “Flesh That Fuels”, culminando con la versión de “Vacuity” de Gojira, diría que endurecida con respecto a la original o tal vez sea solo la sensación del directo.

INSANIAM
INSANIAM

Se marcharon todos del escenario menos el conejo batería Theryan, pero regresarían con “Desequilibrium” y “Primal Fear” para dar carpetazo a una nueva enfermiza descarga donde los de Albacete volvieron a cumplir con su objetivo de jugar con las conexiones neuronales del personal con un metal extremo muy personal que siguen exponiendo de manera aplastante para noqueo inmediato de todo aquel que se topa en su camino.

INSANIAM
INSANIAM

Hex habían marcado este día en rojo como el de presentación de su nuevo disco “God Has No Name”. La banda compuesta por experimentados músicos en formaciones como Waldheim, Vhäldemar, Virulency, Incursed o Ferosz se ha decantado por fraguar un death metal con una clara tendencia hacia el doom, pero sin eludir momentos de velocidad que se prestan para buenos pogos. Que nadie piense en una de esas bandas que cada cinco minutos sueltan un riff de guitarra y dan un baquetazo cuando el personal se está ya durmiendo, porque aquí hay bastante más sustancia. Compositivamente se han marcado unos temas que no permiten la pérdida de atención del oyente.

HEX
HEX

Fue una presentación del disco tal cual, ya que tocaron los 7 temas del mismo, con algún rescate de su obra de 2014, con la banda aun entonces bastante en ciernes, “Deadly Sins”.

HEX
HEX

El grupo sonó atronador, dejando que su contundencia fuera cayendo sobre nosotros sin piedad con “All Those Lies That Dwells…”, precisamente el que cierra el disco para abrir la descarga, pero dando pie a entrar con un buen ritmo en la descarga, a lo que continuó “Worshipping Falsehood”. Gran trabajo de toda la banda, con Asier Amo mostrándose como un portento que no tardaría un minuto en comenzar a sudar, aunque casi no se le viera allí atrás, secundado por unos telones que adornaron el escenario en cuya parte central él se erigió en un motor que supo llevar a la banda por un recorrido exigente en ese plano rítmico.

HEX
HEX
HEX

Por su parte Adolfo carga mucho peso en cada uno de sus riffs, sosteniendo unas composiciones verdaderamente trabajadas con Jon dejando destellos solistas de nivel, apoyando en coros, al igual que un motivadísimo Endika en el bajo. Sobre todo ello Jonathan esgrimió un brutal registro desgarrador tan crudo como queráis imaginar, pero que parece sacar de dentro como forma de expresión natural.

HEX
HEX

Tras “Daevangelism/The Dark Sunset” Neuros le devolvería la colaboración al grupo anfitrión con su participación en “The Kimgdom Gone”, dando nuevamente ritmo a la descarga con “Soulsculptor”. Son un grupo de tendencia doom que no se encasilla en ese terreno y que no deja de ofrecer dinamismo en sus canciones. “Gluttony” trajo a la palestra lo hecho previamente a la edición de la obra que hoy presentaban en sociedad. Tras ello “Apocryphal” se convirtió en tremenda baza en directo con sus cambios de ritmo. Puede que el tema que más enganche en vivo, aunque la banda no deje de poseer otros ambientes oscuros en los que también es un gustazo zambullirse.

HEX
HEX

Estos llegarían con “Where Gods Shall Not Reign”, apareciendo en escena una figura femenina encapuchada que se marcó un ejercicio de contorsionismo a modo de baile que dio mucho juego para este tramo final del concierto, que llegaría con ella misma enarbolando el símbolo que había permanecido toda la actuación en el centro del escenario en la definitiva “Anger”. La imagen final de una noche en la que Bilborock acogió de nuevo a dos grupos que han dejado escrito su nombre entre estas paredes con letras de oro. Con una nueva rúbrica demostraron por qué.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

 

.