CRÍTICA: HIRANYA – BREATHE OUT

 

HIRANYA

(Breathe Out)

8´5/10

 

 

 

Después de la arrasadora edición de “Breathe In” los madrileños Hiranya dejan claro que les quedaba explosividad y calidad guardada para dejarnos un segundo disco que no solo ratifique todas las sensaciones de su debut, sino incluso para aumentarlas. Este “Breathe Out” es una auténtica joya dentro del metal actual. Podemos hablar de death metal o de metalcore, pero a mi modo de ver una banda de esta índole deja las etiquetas a un lado para exponer algo bastante más rupturista. Es verdad que tienden a esos breakdowns y que mezclan la melodía con la agresividad, pero la ambientación que coge el disco resulta demasiado evocadora como para dejarles anclados en un terreno.

Tras arrancar de manera arrasadora con “Far Away”, precedida de la intro “Iemon”, apreciamos en “Conformism” que la banda se abre a unos aspectos que unen con plena armonía la brutalidad y la sensibilidad. Si bien conocemos muy bien cómo se las gasta Sara Bowen en esos terrenos agresivos que siguen sorprendiendo en una mujer, lo cierto es que creo que en este disco se ha trabajado mucho y bien los tonos limpios. Hay momentos cálidos que me recuerdan a Lacuna Coil en algunos tramos del disco, aunque la banda no pierda el carácter vertiginoso de bandas de metal contemporáneo como Killswitch Engage o del death melódico de unos Soilwork.

La parte central del disco se compone de temas que nos meten en ese aspecto más ambiental, como apreciamos en “Trasnparency”, “Harpy” o “Angel”, este último pura delicadeza, pero la rabia siempre está patente para saltarte a la yugular, como podemos comprobar en temas tan rotundos como “Anger” o tan completos y representativos del estilo de la banda como “Oiwa”. Pero para evocar todo esto no solo hay que destacar una voz camaleónica que no deja de sorprendernos, sino esa agilidad guitarrera que encontramos en las manos de Johnny W y Dani, la versatilidad de una incansable base rítmica por parte de Carlos Vivas en la batería y Jio en el bajo y las pinceladas de estudio de un trabajo que con ciertos arreglos de teclado y samplers es capaz de conseguir un efecto hipnótico que te hace valorar a la banda por mucho más que su agresividad, o su mezcla de esta con una parte más dulce. Hay una conexión muy fluida que entronca dentro de un contexto en cada tramo de este intenso y adictivo trabajo.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Blood Fire Death (www.bloodfirepromo.com)

Fecha de edición: 1 de marzo de 2019