CRÓNICA: MARCO MENDOZA + HORA LÍMITE

 

MARCO MENDOZA + HORA LÍMITE

23 – 03 – 19

Bilbao (Sala Mytho)

 

 

Lo que hace verdaderamente atractivo para los fans este tipo de conciertos, más que el evento en sí, es la posibilidad de ver a músicos legendarios y de primera línea en una distancia corta. Lo que no esperaba es que para ver a un hombre como Marco Mendoza, que cuenta en su curriculum con el paso por las formaciones de Thin Lizzy, Whitesnake o Ted Nugent entre otros, siendo actualmente integrante del grupo de estrellas  The Dead Daisies; tan solo se acercaran unas 40 personas a la sala Mytho de Bilbao este sábado a la noche. Cierto que su larga gira estatal podía hacer que el público se repartiera en diferentes ciudades y que coincidían muchos acontecimientos musicales, pero la realidad es que está mas que demostrado que por grande que sea un artista, cuando no viene acompañado de la marca comercial de un gran grupo, pierde mucho poder de convocatoria ante un desconocimiento general por parte del público mayoritario.

HORA LÍMITE
HORA LÍMITE

Pensé que esto sería una faena para Hora Límite, ya que en este tipo giras a un telonero le interesa principalmente llegar a más público, pero lo cierto es que no sería la mejor noche para descubrir a la banda. Su vocalista llegó a Bilbao prácticamente sin voz, teniendo que acabar finalmente en el hospital tras intentar, pese a todo, brindarnos su actuación. Algo que Marco Mendoza nos explicaría durante su descarga, pidiendo un fuerte aplauso para ella y su banda.

HORA LÍMITE
HORA LÍMITE

Un sonido nefasto ya hizo el resto para que no pudiéramos disfrutar de los temas del debut de los de Alcorcón “Resultado De Un Error”. Un título que puede ser el titular de su actuación esta noche, porque ante este tipo de situaciones lo mejor es suspender el concierto y hubiera sido totalmente entendible. Lo intentaron con “Días De Escuela” de Asfalto, donde pretendieron que el público cantara, pero ellos mismos se colaron con la letra. Pese a ello se llevaron una calurosa y comprensiva ovación ante un esfuerzo que nadie les puede negar. Pero era una noche como para haberse preocupado principalmente de la salud. Resulta imposible valorarles ante este cúmulo de circunstancias. Esperemos verles de nuevo en el futuro en condiciones mucho mejores.

HORA LÍMITE
HORA LÍMITE

Aunque éste acabaría un tanto cabreado, lo cierto es que el sonido mejoró con Marco Mendoza lo suficiente como para hacernos disfrutar con dignidad de su descarga. El bajista se hizo de rogar más de lo previsto. La acortada actuación de los teloneros y el retraso en la salida del bajista americano hicieron interminable la espera. Pero finalmente con aplausos fue recibido entre la admiración de un público escaso pero que sabía bien el tamaño de la leyenda que hoy tendríamos enfrente.

MARCO MENDOZA
MARCO MENDOZA

Pese a todo ese bagaje no nos brindaría un repaso a los temas más conocidos de bandas como Thin Lizzy, que brillaron por su ausencia. Cabe valorarle que no fuera a lo fácil, aunque no hubiera estado de más alguno de esos clásicos más conocidos entre los temas que nos ofrecieron que fundamentalmente fueron destinados a la presentación de su nuevo disco “Viva La Rock”, con cuyo homónimo tema abrieron la descarga.

MARCO MENDOZA
MARCO MENDOZA

Me sorprendió la presencia en la banda de Micky Crystal en la guitarra, actual guitarrista de Tygers Of Pan Tang, completando el trío que acompañaría al bajista, y hoy también vocalista, un joven batería que dejó muy buenas sensaciones y del que el propio Mendoza destacó el futro que tiene. Su nombre es Kyle Hughes. Los tres músicos trabajaron en voces y los tres dejaron constancia de un gran nivel como solistas.

MARCO MENDOZA
MARCO MENDOZA

Que la actuación no iba a responder a unos estándares habituales quedó claro desde el principio, cuando Marco Mendoza pidió que se encendieran las luces de la sala porque quería vernos los ojos a todos, hablando en castellano y destacando su carácter latino. Estuvo cercano y simpático, incluso regaló una camiseta con el título de su nuevo disco mediada la actuación.

MARCO MENDOZA
MARCO MENDOZA

Tal vez se le pueda reprochar que alargara los temas en algunos momentos en exceso, con peticiones de que el público chascara los dedos o con algunas improvisaciones encaminadas más a estar en contacto con los seguidores que a ejecutar canciones de la manera habitual en un concierto. Esto hizo que el tiempo se les quedara finalmente algo corto y se pudiera echar en falta algún tema más.

MARCO MENDOZA
MARCO MENDOZA

Se centró en su carrera en solitario con canciones como “Let The Sun Shine”, aunque habría guiños a algunos de los músicos con los que ha colaborado, como Ted Nugent con “Hey Baby”, que también se incluye en su último disco en solitario, o “Hole In My Pocket”, que orgullosamente presentó como un tema que grabó junto a  Neil Schon de Journey.

MARCO MENDOZA
MARCO MENDOZA

En un ambiente tan familiar el bajista se sinceró hasta el punto de celebrar con nosotros sus 32 años de sobriedad y mostrarse feliz de haber abrazado la vida en un momento dado para poder estar tantos años después del inicio de su carrera disfrutando de conciertos como este. En la versión de “Give Piece A Chance” aparte de pedir que cantáramos junto a él acabó por bajarse del escenario para seguir tocando y cantando en contacto directo con los presentes.

MARCO MENDOZA
MARCO MENDOZA

Pidió apertura mental para que entendiéramos que la música simplemente es música, más allá del estilo rockero con el que siempre se le clasifica. Y con esa presentación se marcó un tema lleno de mestizaje como “Lettin´Go”, donde acabamos viéndole bailar salsa. En una actuación con ciertos tintes de improvisación pareció desconcertar un tanto a sus compañeros cuando presentó la balada “Still I Me”, teniendo que dar la intro para que estos le siguieran. El caso es que ambos músicos cumplieron perfectamente las órdenes de Mendoza, incluso cuando este pedía que sus compañeros le dejaran dar paso a otra parte del espectáculo con el bajista convirtiéndose en el hombre orquesta y simulando una serie de percusiones tribales con la boca.

MARCO MENDOZA

Le vimos tan suelto como en una reunión de amigos en un concierto atípico, tan exclusivo que adquiría tintes de meet and greet. Un lujo para los más fans. De hecho, Marco Mendoza insistió en que nadie se fuera sin saludarle, hacerse una foto, pedirle un autógrafo… y lejos del glamour de una estrella, título al que sin duda él es acreedor como pocos, este se bajo del escenario, se secó parcamente el sudor y se colocó en el puesto de merchan atendiendo a todo aquel que lo quisiera.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)