CRÍTICA: TRIPLE ZERO BAND – BROTHERS

 

TRIPLE ZERO BAND

(Brothers)

9/10

 

 

 

Una vez más me veo sorprendido hasta límites que no podía sospechar por otra banda vizcaína que uno recibía con más curiosidad que otra cosa, pero sin expectativas previas. Simplemente con una lógica curiosidad. Pues parece que no aprendo, porque esta experiencia ya es un deja-vu en mi vida. Triple Zero Band me han hecho llegar “Brothers”, un trabajo donde abarcan desde el rock, al blues, pasando por el hard rock o el rock sureño, incluso algo de stoner puede haber en el sonido grueso que propone la banda, con una voz muy aguerrida y unas guitarras muy versátiles que no dejan de brindar vida a toda la obra.

Cierto que en este aspecto ha aportado mucho un Pedro J. Monge de cuyos estudios vuelve a salir un sonido potente y nítido y que además mete notables solos de guitarra en algunos temas del disco. El sonido tan cristalino es fundamental para que percibamos la perfecta simbiosis que hay entre bajo, batería, guitarras y voz. Todo se distingue perfectamente y todo fluye sin descanso a lo largo del disco.

La de Pedro no es la única colaboración. Su hermano Manuel Monge de Lomoken Hoboken se marca una estrofa en el grueso “Back In The City”, uno de los 8 cortes  de un disco que no deja de ofrecer calidad y variedad en cada tema. Ibai Garcia también mete un solo de guitarra en “Never Forget Me”, Aritza Castro de Los Blues Morning Singers toca la batería en algunos temas del disco y Diego Zapatero introduce los teclados en un “Cruel Word” que es otra pincelada de color en el disco, con un toque más sutil y ambiental, engalanado por un trabajo más envolvente de voces con la elegante guinda de la voz de Leire Tejada.

Se deja notar una química muy especial en cada uno de los temas, atisbando la magia de viejos amigos o hermanos que retoman una historia. Porque eso es lo que ocurre con este disco. La apertura con “Brothers” es la ideal para fortalecer viejos lazos, además de mostrar en plenitud el estilo americano tan abierto que la banda factura. Porque más allá de esas raíces de rock de cuna la banda le da matices dispares; eso sí, siempre con el carácter de un estilo muy puro, sin aditivos, muy ágil en los cambios de tesitura pero con una personalidad que refleja el carácter más puro y crudo del rock en todo momento, llegando hasta lo más primigenio con el rockabilly final “Heat My Winter”.

Triple Zero Band son todo un descubrimiento que lo amantes de este estilo no deberían dejar pasar de largo. No creo que llegaran ni a imaginarse lo que se estarían perdiendo. Una recomendación con la que puedo estar seguro que no fallo… si es que te gusta el rock & roll, claro.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

https://www.facebook.com/triplezerobandmusic/