CRÍTICA: EL RENO RENARDO – HOSTIOPATIA

 

EL RENO RENARDO

(Hostiopatia)

7/10

 

 

 

En su sexta obra El Reno Renardo nos proponen una curativa terapia a base de hostias. La intro con visita al doctor Spencer de Chuck Norris es el inicio de todo este recorrido por un trabajo que reparte mamporros a diestro y siniestro. La portada con un buen puñado de héroes de los puñetazos y patadas ya es suficientemente explicita de lo que encontramos dentro. Y lo que exponen los vizcaínos es una colección de canciones que siguen manteniendo ese sentido del humor que ha marcado toda su sarcástica trayectoria. Un estilo en el que algunos miembros de los antiguos Valhalla encontraron la respuesta que les faltó haciendo heavy metal serio y que tampoco parece llegarle al proyecto de Jevo, Soilitude, que lleva una tremenda trayectoria nunca del todo valorada. Es mi propia crítica personal. Supongo que la gente necesita tanto reírse como escuchar música, y ellos lo han conseguido unir de manera magistral, encontrando una originalidad, un punto distintivo, que por muy bueno que seas es complicado encontrar en otros ámbitos de nuestra música.

Porque hay que reconocer el mérito tremendo que tiene lo que viene haciendo la banda desde hace ya bastantes años. Tanto es así que han conseguido una personalidad que te hará esbozar una sonrisa desde que empieces a escuchar la voz de Jevo. Si ya te has partido de risa con  anteriores trabajos no necesitarás mucho más para comenzar a reírte con “Compañero De Piso”, que por muy desternillante que sea no deja de ser una historia dura sobre lo que puede suponer compartir piso con alguien tan desagradable como quien se describe en su letra.

La banda además hace un recorrido por el humor y el metal con una variedad estilística tremenda, sin importar que posea ciertos clichés e incluso resultando así más caricaturesco. Del metal más moderno e industrial hasta el heavy metal más true del manowaresco “Eres Trvue”, para talibanes de metal, se van dando la mano por este recorrido. Incluso el black metal en “Huele Mi Ombligo”. Tampoco falta alguna versión como la de “Que Has Tomao” adaptación de “Shut Your Mouth” de Pain o, en un tono más burlón la de “Cumpleaños Feliz”, para que vayas superando los problemas de ir haciéndote mayor. También hay un guiño al “Paranoid” de Black Sabbath en “Conspiranoid”, donde hacen un repaso a una serie de teorías conspirativas. “Ofender” me ha parecido de lo más logrado y adecuado para los tiempos que corren, en donde cada vez resulta más difícil abrir la boca sin que alguien se sienta ofendido. Así resulta complicado opinar incluso en tono de humor y solo hay que ver algunas consecuencias legales en estos tiempos, o los trolls que te saltan al cuello en redes sociales en cuanto dices algo discrepante. También me ha resultado de lo mejor el single “Sanotes”, currada letra en un tema heavy como el viento. Tampoco tiene desperdicio la apología de la “Cinta Americana” que se marcan, un “Cafelitos” donde la hostia va para los cafeteros más exigentes (pobres barmans), “Forfait” para los amantes de la nieve o el reggeatonero “El Megalodón”, que me parece de lo más desternillante. Y te aseguro que bailarás. Si bien creo que el disco se puede hacer excesivamente largo, a título humorístico, que tiene en El Reno probablemente más peso que la música, tenemos un medley que se lleva la palma al final del disco, con la adaptación de la letra de un puñado de temas conocidísimos.

En definitiva, que El Reno Renardo ofrece de nuevo lo que de ellos se puede esperar. Humor en tono de metal, más que metal en tono de humor, porque pese a que son músicos de trayectoria y nivel no cabe duda de que la parte más histriónica sigue siendo la que tiene peso en el grupo, lo que sus seguidores esperan y lo que les ha hecho ser conocidos. Y en este estilo tan peculiar son una banda genuina y prácticamente única, con lo que una vez más no dejarán indiferente a nadie.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Maldito Records