CRÍTICA: NERIVA – ORIGEN

 

NERIVA

(Origen)

8/10

 

 

 

Trayectoria y mucho nivel el que se dan cita en Neriva, todo ello sumado por parte de cuatro músicos con extensos curriculums. Podemos mencionar a groso modo bandas como Preach, Morphium, Idi Bihotz, Los Cojones, Radio Aktiva, We Are Standard, Atom Rhumba o Clockwork, pero también me podría ir mucho más atrás en el tiempo para hablar casi de la prehistoria de las bandas locales de heavy metal en Bizkaia en el caso de algunos componentes del grupo, que llevan no menos de 30 años de trayectoria en diferentes proyectos.

En lo que atañe de manera más cercana a Neriva, cabe decir que tenemos a la misma formación que editara bajo el nombre de P.E.S.C.H. “I” allá por el año 2010, solo que con un giro estilístico y con Kasta haciéndose cargo de la voz y dejando a Kuen exclusivamente como guitarrista. Quitando ese pequeño cambio de papales el grupo seguiría de manera idéntica en cuanto a formación, completada por Jaime en el bajo y Albaro en la batería.

La afinidad a lo hecho con P.E.S.C.H. reside en que este es también un grupo de guitarras fuertes, tendente a la agresividad, pero mirando hacia el metal moderno de una manera diferente, ya que lo hacen de manera mucho más accesible, más directa y comprensible para un oyente medio, y con ciertas reminiscencias de otras épocas metaleras que no se encorsetan tanto en una época concreta, aunque cabe recalcar que estamos ante un trabajo que encaja perfectamente en el actual panorama metalero.

Hay canciones que llegan a tener cierto guiño industrial como “Cuenta Atrás”  esos gruesos riffs fundidos con unos ritmos aplastantes o incluso “Ser O No Ser” con esos samplers, aunque si nos quedamos en el riff de este último nos daremos cuenta de que resulta muy roquero, básico incluso, solo que luego la composición acaba creciendo a partir de ese riff con capacidad de enganche. Exponen un sonido intencionadamente áspero desde el inicio con “Como Un Animal”, que mira más hacia el thrash de los 90. El disco no es solo dinámico por la variedad estilística, sino de ambientaciones que recrea. Y es que con “La Luz” nos metemos en algo mucho más atmosférico y, pese al título, oscuro.

La obra no pierde su rudeza a partir de ahí con “No Es Por Nadie” o “El Reflejo (Eres Tú)”. Y llegamos a uno de los temas que más me chocan del disco como es “Hazme Gritar”. Si bien creo que Neriva es una propuesta recomendable para amantes de un thrash con tinte  metalcore, con un tinte moderno y técnico, resulta que el sonido de teclado que acompaña a este corte y su melodía deja entrever influencias muy hard rockeras. Eso sí, la voz siempre tiende a morder.

“Libérame” tampoco tiene desperdicio, un tema de riffs pesados, pero con buenas melodías y de nuevo una mezcla estilística curiosa y que ratifica la personalidad que atesora la banda. Todavía se guardan en la manga un rotundo golpe sobre la mesa como “No Va A Acabar”. Los samplers vuelven a dar un cariz más moderno a “Un Dibujo En La Pared” donde vuelven a demostrar que pese a una agresividad natural saben jugar con diferentes tesituras. Y terminan con “Soy Quien Soy”, donde no se reservan otro derroche de creatividad con una buena muestra de los condimentos ofrecidos anteriormente a modo de declaración de intenciones con tan solo un primer disco, pero un primer disco donde se refleja veteranía, experiencia, capacidad técnica e imaginación para poder ofrecer algo verdaderamente interesante al presente del metal.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

https://www.facebook.com/nerivaband/