CRÍTICA: DEMONIK – RISE FROM CHAOS

 

DEMONIK

(Rise From Chaos)

9/10

 

 

 

4 años han pasado desde que los madrileños Demonik nos dejaran su directo “Desde El Infierno”, trabajo que corroboraba las grandes sensaciones que nos venían dejando con sus anteriores discos de estudio, “Demon” de 2010 y “Las Cenizas De La Tierra” de 2013. En este periodo la banda ha sufrido múltiples cambios, con una escisión incluida en la banda, de cuya anterior formación permanecen los guitarristas Victor y Hugo, entrando en la banda David Alarcia en la voz y Gonzalo Caro en el bajo. Para este disco han contado con Dani Perez de Saratoga y Khael para grabar las baterías, aunque desconozco si a día de hoy tienen miembro fijo en el puesto. El caso es que sea quien sea, Dani le ha puesto el listón muy alto.

Los cambios no solo se han quedado en los componentes, sino que también se han decantado por abandonar el castellano y optar por el inglés. Todo un acierto, porque este es un disco que precisamente apunta a unas miras mucho más internacionales. No dejan de lado thrash metal que venían practicando, pero sus recursos son infinitamente mayores y los han sabido explotar para dejar un disco que toca desde el death metal hasta el heavy metal, con alguna pincelada de modernidad y algunos tintes progresivos. No han escatimado a la hora de plasmar en este trabajo ideas que hacen de esta una obra dura, contundente, pero a la vez con una elaboración y una técnica que les hace subir en todos los aspectos. Tengamos en cuenta que tan solo son 8 temas pero el disco supera los 73 minutos de duración.

Buena parte de la culpa la tiene “Voices From Hell” que llega a los 25 minutos. Una pieza que alcanza tintes operísticos y donde Pepe Herrero de Stravaganzza se ha encargado de las orquestaciones para fundir metal extremo y sinfónico de una manera impecable. La colaboración en la voz de la May Lucas y de Roberto Jabonero en el violín ponen la guinda dentro de un tema barroco y detallista al máximo, pero que sin embargo tiene orden y que te va llevando por diferentes paisajes con maestría. Un tema que además es fiel reflejo de lo que hoy en día pueden estirar sus recursos musicales, con un trabajo instrumental técnico pero a la vez muy sentido y una voz que sobresale por su capacidad de alternar registros, desde los limpios a los guturales.

Ya había quedado patente este hecho en los temas iníciales. Más directos, pero que no dejan de ofrecer dentro de su aplastante carácter un buen puñado de matices de gran calidad que revalorizan cada escucha de la obra para la posteridad, con contrastes vocales entre registros rasgados y agresivos más thrash, con los netamente guturales del death metal y un trabajo de riffs incansable. Temas como “Burning My Soul” o “Rise” son exponentes de metal contundente que parte del thrash para abrazar otros terrenos que van del death hasta un metal moderno con cierto matiz del otro lado del charco

“Insomnia” ya empieza a demostrar otros colores, jugando tesituras más limpias, sin dejar de aplastarnos con el frenético “Chaos”, demostrando que se puede conservar un sentido muy directo en lo musical sin renegar de explorar otros aspectos en función de lo que piden los temas y manteniendo una personalidad que subyace desde el pasado, pero con un grupo crecido y con proyección internacional si se les diera una oportunidad. Lo vuelve a dejar patente “Moster” y un “To Live” que vuelve a ser de una considerable duración, pero en este caso tendiendo hacia unos derroteros más afilados y heavy metaleros. Tampoco se queda corto de elaboración “Legion”, aunque esta vez dentro de la línea más rabiosa con Arturo Rodriguez haciéndose cargo del bajo.

Desde la autoedición, con la producción a cargo de ellos mismos y la grabación de Carlos Santos en los Sadman Estudos ofrecen un disco tremendo de metal extremo de calidad que no se cierra las puertas a nada. Un trabajo completo en todos los aspectos, cuidado y sin reservas que pese a la buena consideración en la que ya tenía a la banda me ha sorprendido por el nivel al que han llegado. Han aprovechado estos tiempos convulsos previos a la edición del disco para rearmarse y alzarse insultantes sobre el caos de su situación personal y de un panorama saturado sobre el que un disco de este calibre debe destacar.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.demonik.es

www.facebook.com/demonikofficial