CRÍTICA: IBAI MARIN – BIDEAN NAIZ

 

IBAI MARIN

(Bidean Naiz)

7´5/10

 

 

 

Con Hira consiguió cautivarme tanto en sus primeros tiempos metaleros como en los últimos hard rockeros, lo que no esperaba era que tras la disolución de una banda que nos ha dejado cinco discos tan impecables fuera a sorprenderme tan gratamente esta nueva andadura del vocalista Ibai Marín, que emprende su carrera en solitario de una manera intimista y alejándose de la distorsión. Y no es que vaya a comparar este trabajo con todo lo anterior, más que nada porque resulta incomparable. Esto es una ruptura en su carrera para dar paso a una nueva aventura bajo su propia denominación. Lo que le une a todo lo hecho con Hira es su registro vocal, personal, limpio y al que le sabe sacar mucho partido para trasmitir emoción.

Porque si precisamente tiene algo este disco es eso, emoción a raudales para desnudarse y compartir un puñado de experiencias personales en 8 temas, cuatro de ellos en euskera y otros cuatro en castellano.

Pese a la línea acústica que adquiere el disco no deja de trasmitir mucha dureza emocional. Y es que la melancolía puede ser tan cruda como la que se plasma de inicio en “Bidean Naiz” y “Zure Ondoan”. El lazo con el rock no se pierde pese a prescindir de esos riffs potentes, sin embargo hay unas guitarras solistas a cargo de Dann Hoyos que son pura calidad, con cierto deje blues en estas tesituras pausadas. “Razones Para Odiarte” sigue penetrando en esos terrenos íntimos que cada uno podrá llevar a su experiencia personal. “Maleta Hutsak” entra en unos terrenos de ritmo más vivos, con un tinte de rock americano que lo hace muy accesible. Me quedo con “Niños” como uno de los más completos del disco, con una línea muy blues y unos arreglos de teclados muy logrados y sutiles que surten un gran efecto. Además saca otros matices de la voz de Ibai, algo mas rasgados. “Itsasoko Uretan” cuenta con uno de los mejores estribillos, con Ibai manejando la voz para hacerla volar por los tonos más altos. Completamente entregado resulta “Arderé” y si hablamos de emoción “El Gran Golpeador”, dedicada a su padre, cierra el disco y es el colofón que mejor refleja todo el recorrido por 8 temas a corazón abierto.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Producción & management: Lady Red (www.ladyred.es)