CRÓNICA: GRITANDO EN SILENCIO

 

GRITANDO EN SILENCIO

14 – 12 – 18

Bilbao (Stage Live)

 

 

Bilbao fue la ciudad elegida para dar el pistoletazo de salida a la gira incendiaria. La gira con la que Gritando En Silencio estará en la carretera durante los próximos meses presentando su cuarto disco “Material Inflamable”, segundo que presentan bajo el sello discográfico Warner y que le sigue aupando hacia posiciones de privilegio en su reconocimiento como banda, tanto a nivel de público como de valoración por parte de medios especializados.

Con un buen ambiente en el que se genera una química muy especial, entre músicos y público, los sevillanos dieron buena muestra de su cosecha de temas registrada hasta la fecha en sus cuatro obras a lo largo de prácticamente dos horas de actuación donde hubo protagonismo de los nuevos temas, pero sin olvidar tirar de un pasado que además el público le sigue solicitando. Casi a las primeras de cambio alguien no dejaba de pedir “Vértigo”, aunque para ello habría que esperar a la parte final del concierto.

La banda arrancó sonando bastante bien en la sala, contando con su propio técnico de sonido, al cual no dejaron de agradecer en un par de ocasiones su labor; ya entrando a por todas disparando con “Mi Último Cartucho”. No se cebarían con ese nuevo disco, retrotrayéndonos a su segundo disco “Maldito” con “Dos Semanas Y Unos Domingos” y “Alma De Blues” del tercero “La Edad De Mierda”, que prendió muy fuerte entre todos sus seguidores, como quedó patente con la respuesta del personal ante los temas del mismo.

Tras “Rumbo De Colisión” llegaba “Actitud”, dejando paso a “Mírame Desnudo” con una comunión con el público que iba en aumento. Gritando En Silencio son un grupo que conecta con su gente en sus mensajes más sociales, pero también cuando se ponen filosóficos, tienen esa aura cautivadora con el que todo el mundo se puede identificar, y además ejecutan con pleno sentimiento, siempre comandados por la rasgada voz de Marcos Molina, que en el plano guitarrero ha crecido mucho. Nos dejó muy buenos solos de guitarra como por ejemplo el de “A Las Armas” de rodillas en la parte frontal del escenario. Llegó precedido de “Sácame De Aquí” que nos seguía recordando que la banda presentaba nuevo disco hoy en Bilbao.

Tras “Entre Tus Piernas” le dedicaron un buen tramo a “Material Inflamable” con fogonazos como los de “Ya Debió Cambiar”, contra la tauromaquia; “Lágrimas De Un Paria”, con la intro disparada haciendo referencia a la situación de los migrantes; “Como Si No Hubiera Nada Más”, mucho más desinhibido y festivo; y “Días Grises”.

“A La Luz De Una Sonrisa” de su debut “Contratiempo” fue otro de los momentos más emotivos, de nuevo con Marcos Molina muy protagonista no solo con su rasgada y sentida voz en el tramo acústico inicial, sino con otro alarde guitarrero, donde sabe captar cierta esencia blues de manera impecable en su clásica forma de tocar. Y es que este momento se enlazó muy bien en este plano de cierta melancolía con el de “Perdedores En La Lluvia”. Eso sí, Marcos se arropa muy bien con la seis cuerdas de Miguel Ángel Santos, con el que brindó un trabajo entrelazado muy remarcable en “Atrapado En Tu Mundo” y sobre todo en el extenso “Rutina” y en el solicitado “Vértigo”, con el que no decepcionaron a los presentes.

Nos decían entre agradecimientos que ya quedaba poco cuando presentaban “Volviendo A Casa”, pero antes de terminar nos ofrecerían un “Rock & Roll De Barrabás” con el que abandonarían el escenario. Ante la insistencia de los presentes regresarían con un bis que no estaba previsto en el repertorio, pero no se dejaría fuera una dedicatoria especial para todos sus seguidores tan sentida como “Va Por Vosotros”.

Precisamente en el mimo con el que tratan a sus seguidores, en su agradecimiento constate, en lo fácil que es identificarse con sus textos y en la entrega sin reservas que ponen sobre el escenario se sustenta el éxito de Gritando En Silencio. Unos ámbitos que ellos dominan con plena naturalidad, que afrontan simplemente con su forma de ser para seguir grabando a fuego su nombre en el corazón de más y más gente.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)