CRÓNICA: DAVID REECE + GUNPOWDER

 

DAVID REECE + GUNPOWDER

2 – 11 – 18

Vitoria-Gasteiz (Urban Rock Concept)

 

 

No pude verle en su fecha en esta misma sala antes del verano, en un concierto que de oídas puedo decir que debió ser un tanto desangelado. David Reece vino en esa ocasión sin su banda, contando con unos músicos que le hicieron la gira con la mejor voluntad, pero sin que aquello fluyera como es debido. Si eso fue tal y como me lo han contado, esta ocasión, con sus propios músicos, y con su nuevo disco en solitario “Resilent Heart” bajo el brazo, prometía ser una oportunidad de desquitarse y dejar mejores sensaciones, algo que corroboraríamos después de llevarnos una gratísima sorpresa con la banda que abriría la noche.

GUNPOWDER
GUNPOWDER

Creo que pocos de los presentes teníamos apenas referencias de Gunpowder, una banda que por lo que he podido ver en su biografía ha ido incorporando influencias más actuales a un hard rock en principio muy deudor de los clásicos. Pero lo cierto es que  a tenor de lo mostrado en este concierto son una banda difícil de catalogar, muy original, y con una puesta en escena que se deja llevar por la personalidad para trasmitir en todo momento un sinfín de emociones.

GUNPOWDER
GUNPOWDER

Aunque mantienen el espíritu del rock añejo con un teclado hammond muy presente en el sonido de la banda, manteniendo una raíz que puede resultar bastante purpeliana, han incorporado a su música elementos de bandas actuales como Ghost. Y tal vez por la calidez que desprende su música en algunos momentos, a mí me recordaron a los Orphaned Land más actuales en algunos momentos.

GUNPOWDER
GUNPOWDER

La banda desgranó un puñado de temas de sus dos discos editados hasta la fecha, “The Road Ahead” y “Totem”, cosechando una clara aprobación por parte del público asistente, que pese a estar a la espera de la presencia de una estrella internacional como David Reece en ningún momento dejó de seguir con pleno interés la propuesta de una banda que supo conectar con un estilo que no es precisamente de primeras escuchas. Buen descubrimiento el que  nos trajo esta gira de David Reece.

GUNPOWDER
GUNPOWDER

Y para nada es exagerado hablar de estrella en el caso de David Reece. Él fue el vocalista de uno de los grupos más grandes de heavy metal de toda la historia como son Accept, aunque la paradoja sea que es un hombre recordado por uno de los trabajos más olvidados de los alemanes como es “Eat The Heat” del año 89. Sin embargo, con el tiempo se ha convertido en un disco cada vez más respetado que hay quien lo pone a la altura de los grandes clásicos.

DAVID REECE
DAVID REECE

Pero aparte de ello David Reece tiene a sus espaldas muchas y grandes ediciones discográficas con grupos como Bangalore Choir, Ez´ Livin´, Gypsy Rose, Bonfire o en solitario. Precisamente vino a esta cita a Gasteiz como un niño con zapatos nuevos con ese “Resilent Heart” recién editado en CD y vinilo. A él dedicó buena parte del repertorio, convenciendo a mi modo de ver a todos los presentes tanto por la calidad de sus canciones como por su propio estado vocal, mucho más pletórico que cuando tuve oportunidad de verle con Bonfire.

DAVID REECE
DAVID REECE

Y eso que en el arranque del concierto hubo algún instante en el que se pudieron venir a la mente los fantasmas de los problemas técnicos que pueden tirar por tierra una actuación. Malte Frederik Burkert se quejaba ostensiblemente de no escuchar el bajo por monitores en “Anytime At All”, algo que pareció solucionarse cuando cambió ese gesto por otro de aprobación en “Karma”. Sin embargo, cuando todo parecía enfilado y David Reece amagó con presentar “Restless And Wild” un problema hizo que no pudieran interpretarla y disimularan arremetiendo con “Generation Clash”, primer tema de los cuatro de Accept esta noche y de los dos que rescatarían del trabajo registrado por Reece “Eat The Heat”. En “Perfect Apocalypse” durante unos instantes no se escuchó la guitarra de Marco Angioni, que sobre la marcha y con ayuda del público incluida acercándole el cable, conectó el cable hacia su pedalera.

DAVID REECE
DAVID REECE

Pero esos pequeños problemas quedarían olvidados rápidamente. Tras “Live Before You Die” sí retomarían un coreadísimo “Restless And Wild”, que fue el inicio de un tramo excelente de la actuación con la banda esta vez sí funcionando a pleno rendimiento y con un vocalista inmenso y orgulloso de temas nuevos como “Two Coins And A Dead Man” o “I Don´t Know Why”, ambos de lo mejorcito de la noche.

DAVID REECE
DAVID REECE

Esta presentación de nuevos temas se salpicó con canciones como “Hell Hammer”, verdaderamente potente y rotundo, con un trabajo de coros de la banda excelente.  Por su parte Martin J. Andersen lleva mucho peso en el complicado plano de guitarra solista para emular ese sentimiento tan especial que Wolf Hoffmann dejó plasmado con Accept en estas canciones.

DAVID REECE
DAVID REECE

“Desire” nos traía al presente antes de recordar un “Just One Night” del debut de Bangalore Choir. De aquel disco de título “On Target” editado en 1992.  Cierto que la voz de David Reece se resintió en su estribillo, dentro de una actuación personal que hasta ese momento había sido excelente. Sin embargo, no fue capaz de subrayar los coros llevados por su banda al mismo nivel que del resto del concierto.

DAVID REECE
DAVID REECE

Anunciaban “What About Yesterday” como último tema de la noche por parte de un David Reece muy agradecido a su público, diciendo que le gustaría volver a tocar allí y que sigamos apoyando la música en directo. Ojalá se cumplan ambas cosas porque las sensaciones que nos estaba dejando a todos eran dignas de repetir y de ser valoradas por mucho más público.

DAVID REECE
DAVID REECE

Los gritos de beste bat y los oes que tanto gustan a los músicos extranjeros se hicieron notar. Y la banda regresó encantada al escenario para rematar con un “London Leatherboys” cuyo impacto en directo creo que os imaginareis. Entre saludos y apretones de manos abandonaba el escenario David Reece.

DAVID REECE
DAVID REECE

La carrera del artista da como para pensar que podían haber rescatado temas de sus dos trabajos previos en solitario o algo más de algunos otros proyectos en los que ha participado, pero en este caso este fue un concierto de presentación de nuevo disco de manera literal, con algunas pinceladas imprescindibles para dejar una sensación muy satisfactoria en este paso por la sala Urban Rock Concept de un hombre muy marcado por el pasado, pero al que nadie puede acusar de vivir de él. Pudimos disfrutar de un vocalista en un gran momento en la actualidad.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (antonio@lamiradanegra.es)