CRÍTICA: SABOTAJE – SANTUARIO

 

SABOTAJE

(Santuario)

8/10

 

 

 

35  años de trayectoria han necesitado los vizcaínos Sabotaje para editar su primer LP. En aquellos 80 tan solo nos dejaron su demo “Columnas De Humo”, en unos tiempos donde no era nada sencillo sacar un disco al mercado, salvo que un sello discográfico se fijara en la banda. Y si eso era difícil de por sí, más lo era sin estar en el centro neurálgico madrileño.

Sabotaje fue una de esas bandas que estuvieron activas en medio de toda la eclosión del heavy metal internacional, acaparando para sí una clara reminiscencia de la NWOBHM que se mantiene a día de hoy en su sonido. Lo injusto de la situación es que de haber ocurrido todo en otro contexto tal vez estaríamos hablando de una leyenda, pero no todos tuvieron la oportunidad de hacerse un nombre fuera del circuito local. Y en cierta parte son una leyenda, porque haber estado activos en aquella época dorada ya les puede dar ese carácter. Pero más mérito tiene aun que la banda se haya reestructurado en pleno siglo XXI con dos miembros fundadores como Richard en la guitarra y Aitor en la batería, a los que se han unido en los últimos años Txipi en el bajo, Susiny en la guitarra y una vocalista que encaja como anillo al dedo en la formación, como es el caso de Rosa. Estos cinco músicos son los que actualmente funcionan bajo la denominación de Sabotaje, pero el libreto cuenta con imágenes y mención para los otros 18 músicos más que han ocupado los diferentes puestos de la formación en todos estos años. Al fin y al cabo nuestro presente es el resultado de una larga historia que bien debe ser tenida en cuenta. Un gran detalle por parte de Sabotaje que hace partícipes de este disco a todos los ex de la banda.

Los vizcaínos nos presentan con todo derecho un trabajo de clara huella ochentera. Y digo con todo derecho porque tal vez hay quien piense que esto suena ya un poco trasnochado, pero es que este es el trabajo que podrían haber editado en aquellos años, sin desmerecer ante lo que se presentaba en aquella época por parte de otros grupos estatales. Precisamente lo que tiene encanto en el caso de Sabotaje es su capacidad para defender ese espíritu en la actualidad, mereciendo además un hueco de atención en el presente.

Resulta significativo que rescaten “Santuario” de su demo y que encaje perfectamente con otros temas inéditos hasta la fecha, como si no hubiera pasado el tiempo. Todo esto rezuma clásico heavy metal, al que no le falta unas guitarras muy presentes, una base rítmica contundente y una voz melódica pero con mucho carácter. Rosa le aporta en ese sentido mucha personalidad  a la banda sin tirar de falsetes con mucha naturalidad pero aportando la garra y los matices que necesitan estas canciones.

“Nunca Más” abre con unas envolventes guitarras que dan paso a una voz agresiva y limpia a la vez, ideal para transmitir la mala ostia de este tema directo pero a la vez con un gran trabajo compositivo, sin faltar un estribillo memorable y una guitara solista destacable que encaja en la composición. No vas a encontrar en toda la obra burdas demostraciones, sino canciones que transmiten en todo su recorrido.

“La Sombra” se hace un poco más oscuro. Tema heavy como el acero, muy deudor de Judas Priest, aunque Sabotaje no pierden un registro más limpio que puede recordarnos también a los mismos Maiden. Entre esos márgenes se mueve la banda con total soltura. No podía faltar un himno como “Hermano De Sangre”. Si habías perdido la fe en el heavy metal, lo recuperarás. Más dureza nos ofrecen “Destrucción”, de pegadizo estribillo, y un “Malditos En El Poder” de mucha pegada. “Santuario” es un tema que llega muy vivo al presente, le han dotado de grandes guitarras, ofreciendo muchos matices dentro de su heavy metal directo, tiene un punto muy Maiden, no solo en el título. Y la obra la cierra una festiva “Destrozada Por Mi”, marcada por una consecución de punteos entre las estrofas, un tema muy veloz y roquero a la vez, pero con el filo de aquellos primeros Judas o incluso Saxon.

Por poner una pega podríamos decir que siete temas se nos hacen algo cortos tras tanto tiempo de espera, pero lo cierto es que saben  a gloria. De hecho, lo valoro como uno de los discos más destacados del presente año. El hecho de que una banda histórica dentro del metal vizcaíno edite su primer disco 35 años después de su gestación merece ser considerado como una de las noticias del año, al menos en nuestro ámbito. Pero es que además Sabotaje demuestran estar en disposición de defender con garantías el heavy metal más tradicional en el actual panorama de nuestra música. Que se abstengan los que piensan que cada estilo tuvo su época, pero los que siguen siendo fieles a las raíces y además añoran el heavy metal tradicional cantado en castellano, tienen aquí un disco que siendo nuevo les hará añorar y disfrutar de aquel aroma tan especial de las bandas de los 80.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.sabotaje.hol.es