CRÓNICA: VARGAS BLUES BAND

 

VARGAS BLUES BAND

27 – 10 – 18

Bilbao (Azkena)

 

 

Con la edición de su recopilatorio “King Of The Latin Blues” nos visitaba uno de los guitarristas estatales con más kilómetros a sus espaldas, con mayor expansión internacional y que más mundo ha visto. Javier Vargas es acreedor a ese título de rey del blues latino, siguiendo estelas de grandes como un Carlos Santana al que homenajearía con “Sácalo”, versión de “Chill Out”, en un primer tramo del concierto dedicado de manera más clara precisamente a esos sonidos latinos.

Y es que hubo otros temas como “Para Guarachar” o “Amapola Negra” que arrancaron con toda esa esencia, con el bajista Luis Mayol haciéndose cargo mayormente del plano vocal, aunque también ayudado en momentos por el batería Peter Kunt. Este fue el formato trío con el que en principio apareció la Vargas Blues Band, encontrado en sus filas aparte de al español en la guitarra, a un holandés en la batería y a un argentino en el bajo. Músicos de primerísima línea que hicieron las delicias del personal.

Prometía Javier Vargas temas más blueseros y rockeros a medida que avanzara la descarga y así sería con un primer punto de inflexión tras “King Of The Latin Blues”, aumentando el ritmo de manera clara con temas que hicieron mover al personal como fueron los casos de “Texas Tango” y “Body Shock”, con los que resulta imposible no moverse.

Tras “Make Sweet Love” y el juego de Javier con la melodía de “La Cucaracha” se marcarían “Parisienne Walkways” de Gary Moore, dedicado al recientemente fallecido Otis Rush. Marcado se nos queda el gran solo de guitarra de “Big Boss Man” previo a un “Black Cat Boogie” donde hubo espacio para el virtuosismo de Luis Mayol, con un intenso solo de bajo, rematando con un final de batería espléndido de Peter Kunt.

La presencia en el escenario del sobrino de Mick Jagger, John Byron Jagger, marcaría la tercera parte del concierto, donde cayeron un montón  de versiones y algún tema propio como “Don´t Let The Children Cry”. El vocalista no pararía de moverse, dejando patentes los genes familiares. No era de extrañar que cantara alguna de los Stones como “Honky Tonk Women” o “Brown Sugar”, aunque se le rendiría homenaje a muchos grandes en este extenso tramo final, como a Chuck Berry con “C´est La Vie” y “Little Queenie”. También hubo un recuerdo para Canned Heat con “On The Road Again”, erigiéndose como un punto culminante en medio de este conjunto de legendarias canciones “Blues Local” de Pappo, donde vimos a John Byron Jagger cantar en castellano a dúo con Luis Mayol y que Vargas dedicó a los locales donde se programa música en vivo como el Azkena que él y  su banda pisaban esta noche.

Todo un recital de dos horas y cuarto de una leyenda de la guitarra acompañado de otros grandes músicos que van haciendo un largo trayecto junto a él, con reivindicación de su propio legado en la música y también el reconocimiento a los grandes que han fraguado la historia del bus, latino y anglosajón.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)