CRÍTICA: REEF – REVELATION

 

REEF

(Revelation)

9/10

 

 

 

En unos 90 marcados por nuevas tendencias en lo musical aún quedaron bastiones que defendían el rock más tradicional. En ese aspecto The Black Crowes fueron uno de los ejemplos más claros, y tal vez dejaron un tanto en la retaguardia a Reef, banda que publicó en aquella década cuatro discos con éxito, en cualquier caso. Se separaron a las puertas de un nuevo milenio que ya parecía ser el punto de inflexión hacia terrenos aun más futuristas con la irrupción del nu metal. Pero si un estilo musical quiere vivir no puede cortar sus raíces, con lo que este estilo más tradicional siempre tendrá cabida. En este sentido Reef reaparecen con el single “How I Get Over” en 2016, sirviendo de preámbulo para un definitivo nuevo disco que a estas alturas es lo que su nombre indica, toda una revelación.

Y es que Reef han facturado un disco de rock clásico, pero muy ecléctico, de verdadero nivel. Una auténtica gozada para aquellos que añoran la esencia de los años 70, con elegancia pero sin perder ese aspecto rudo de un rock tan AC/DC como el inicial “Revelation”. Un corte de guitarras electrizantes, pero siempre con un punto de limpieza y elegancia en la voz.

La cantante Sheryl Crow colabora con exquisito resultado en “My Sweet Love”, que da paso, tal vez demasiado pronto (la única pega que le pongo al disco), a un tema más a medio tiempo que puede sorprender. Pero es que una de las máximas de este trabajo es que cada tema aparece cortado por un patrón diferente, aunque todo bajo el manto de un rock duro muy enraizado en los 70. A medida que avanzamos en la escucha nos encontramos con detalles de coros un tanto más soul, añadiendo riqueza a un disco también muy detallista en arreglos, pero siempre con la intención de que las canciones lleguen a una primera escucha. Temas como “How I Got Over” o “Don´t Go Changing Your Mind” dan fe de ese abanico de posibilidades que Reef explota en toda su extensión, sin que esto suene embarullado. Son canciones dispares entre sí, pero con gancho suficiente como para que el disco te atrape de principio a fin. Además, pasado el ecuador vuelven a recuperar un puñetazo de rock tan potente como “Ball And Chain”.

En conjunto la obra no tiene desperdicio alguno. Son composiciones de rock tradicional pero con suficiente calidad y con personalidad como para encontrar un hueco en el panorama actual e incluso como para codearse entre los mejores discos que he escuchado en lo que va de año.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Top Artist Promotion (www.topartistpromotion.com)

Fecha de salida: 4 de Mayo de 2018