CRÍTICA: TENEBRA – EL ÚLTIMO VIAJE

 

TENEBRA

(El Último Viaje)

7/10

 

 

 

Nueva edición de Tenebra, que con este “El Último Viaje” llegan a su sexto trabajo discográfico en sus 20 años de trayectoria. Una obra que no sorprenderá por estilo, puesto que mantienen la constante de un heavy metal melódico con gran presencia de estribillos. Si acaso puede llamar la atención la pegada de estas nuevas canciones, tendentes a una mayor potencia y velocidad, con la producción de Pedro J. Monje en Chromaticity Estudios, que considero le ha sacado más jugo a la banda que en el anterior “Hijos Del Cielo”,

En los contrastes de velocidad de “El Último Viaje” se aprecia una de las claves del estilo del grupo, que es su capacidad de moverse entre el power y el hard rock melódico, con algunas melodías pop incluso. Pero, sin embargo ese aspecto vocal es otro de los puntos fuertes del grupo. La voz de Aroa queda muy bien revestida por capas corales en las que ha participado Leire Tejada.

La declaración de intenciones de “Morir En Pie” se presta a ese punto mayor de agresividad que posee este disco, siempre dentro de los derroteros melódicos habituales  en la banda. De hecho, puede llamar la atención que no haya una balada en toda la obra, algo significativo.

Tras “Perdido” llega un “Déjate Llevar” de nuevo con gran estribillo, recordando en este caso mucho esa melodía al “Reach Out For The Light” de Avantasia. “Victoria” será un nuevo himno para sus directos, sacando a relucir una crítica ante ciertas actitudes en la música con “Rockstar”, aunque los textos de la banda, muy generales y abiertos, se pueden extrapolar a aspectos de la vida que a todos nos tocan de cerca o situaciones con las que nos identificamos.

“Volaré” es mi tema favorito del disco, el que cierra la remesa de 7 nuevas canciones. Tiene un viraje un tanto progresivo al final, con un desarrollo instrumental no muy habitual en la banda, como lo es también el hecho de que no retomen el estribillo para terminar, pero considero que es un gran final de disco, aunque tras ellos se incluyen como bonus tracks “Solo Silencio” y “Juguetes De Guerra”, temas rescatados de sus maquetas, remozados por la actual formación y con un mejor sonido. Así completan un disco que mantiene el nivel de calidad al que la banda nos ha acostumbrado en sus trabajos, si cabe con un mayor asentamiento y solidez en esos terrenos del heavy metal melódico que ellos pisan con mucha solvencia y comodidad.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)