CRÓNICA: LOS BLUES MORNING SINGERS

 

LOS BLUES MORNING SINGERS

8 – 06 – 18

Bilbao (Kutxa Beltza)

 

 

Asistimos al concierto de presentación de “Jump And Shout”, segundo disco de la banda formada en Bilbao Los Blues Morning Singers, aunque podríamos estar hablando por sus influencias, plasmadas con gran nivel y calidad de una banda formada en el corazón de Chicago en los años 50. Estos tipos han cogido para sí todo ese aroma del blues y el rock negro, trayéndolo a la actualidad igual de joven que en sus orígenes.

Con su nuevo disco de temas propios en parte siguen rindiendo un tributo a los sonidos a los que deben ser lo que son. A las raíces, pero ya pueden decir que ellos han sido capaces de tener la chispa y la originalidad para componer sus propios temas. Estos brillaron con luz propia en esta noche de viernes en la capital vizcaína al lado de algunas versiones de las que también hicieron gala para deleite de una concurrencia que ovacionó de la manera más sonora cada una de las interpretaciones de la banda. Merecido sin duda.

El cuarteto fue capaz de exponer en este directo muchas cualidades. Aparte de su nivel de calidad como conjunto e individualmente hay que destacar la capacidad de conectar con el respetable, haciendo que cantaran en varios momentos temas como “Talk To Me Babe”, tras un anterior tema propio de su nueva obra donde la banda se explayó en el plano solista con “I Wrote You A Letter”. Hubo espacio para todo ese despliegue de calidad interpretativa sin que el personal de desconectara en ningún momento.

Si bien en el plano solista Carlos Jover con la armónica y Mario Gomez con la guitarra son los que se colocan en primera línea, el nivel de Fabian Acarregui en el contrabajo y de Aritza Castro en la batería es de órdago. Bandaza donde las haya. El batería se encargaría de cantar con una voz más rota que la principal de Mario en “My Favorite Song” y “Sitting Here Thinking”. Momentos destacados de un concierto donde no hubo ni un solo bajón de intensidad, así que me costaría quedarme con tan solo uno de los temas interpretados por Los Blues Morning Singers.

Porque también cabe recalcar el momento en el que Mario se marca su solo de guitarra entre los asistentes con “Help Me”, tras el cual su compañero Carlos se animó también con la versión del clásico de clásicos “Hoochie Coochie Man”, que tras ser cantado por el armonicista con ese sonido distorsionado de su micro, hizo que este se bajara en un espectacular solo con su armónica, ante el cual entró en duelo Mario. Enorme también este instante de la descarga aplaudidísimo por el público.

No sería el único instante en que Carlos se hiciera cargo de la voz principal, ya que también lo hizo en el original “Whatsapp Blues”, una crítica a esa constante tentación de conectarnos a través de una pantalla en lugar de mirarnos a los ojos. Y también habría espacio para el amor con otro tema de su nuevo disco “Let Me Old Your Hand”.

Tras haber presentado ese trabajo la banda respondió a las insistencias de más canciones, tirando de los clásicos “Mojo” y “Ain´t That Just Like A Woman” para terminar una descarga excelente de clásico blues, aunque alternando en su repertorio, mayormente dedicado a su disco “Jump And Shout”, algunas versiones que la banda sigue interpretando con respeto y fidelidad a la cuna de un estilo que estos chicos han adquirido en su ADN como si hubieran sido paridos por Willie Dixon, Muddy Waters o el mismísimo Chuck Berry.

Al menos son unos herederos a los que todo amante de esos sonidos debería prestarles atención, no solo con una plasmación en estudio de temas propios que reflejan esa herencia de una manera brutal, sino con un directo donde las canciones crecen en la misma proporción que una banda que se siente libre para expresar todo eso que fluye por sus venas.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)