CRÍTICA: TAKO – HILO DE COBRE

 

TAKO

(Hilo De Cobre)

9/10

 

 

 

Pese a que estamos hablando de unos clásicos del rock español siempre me quedaré con la sensación de que no se valorará lo suficiente la trayectoria de una banda como Tako. Los de Ejea de Los Caballeros llevan desde 1984 funcionando como banda, con una constancia que no todos los de su generación han conseguido. Pero es que aparte de eso, el propio hecho de ser una banda con tanta trayectoria puede hacer que sus últimos lanzamientos no se valoren en su justa medida, cuando a mi modo de ver están viviendo un estado de gracia que se alarga en el tiempo de momento un disco más con este “Hilo De Cobre”, donde la banda vuelve a dejar reflejo de su sinceridad, de su sentimiento, de su calidad, de su talento y de una personalidad única e inconfundible. Esa que debería marcar una corriente dentro de un rock urbano tan repetitivo y cansino. Porque lo que es curioso es que precisamente es un clásico como Tako uno de los grupos que más frescura está aportando al estilo con cada nuevo lanzamiento.

Al menos con sus dos anteriores obras tuve la misma sensación. La de estar ante un disco completo en todos los sentidos, rockero pero muy variado y abierto, y donde la banda se permite la libertad de (a estas alturas) saber innovar o aportar, al menos algo diferente, tener ideas, en definitiva. Porque si “Sopa De Perro” es un guitarrero tema de apertura, con la voz de Mariano saludando con la complicidad de un viejo amigo. Un tema muy reconocible pero a la vez muy fresco, a medida que nos adentramos en la escucha encontramos la variedad que tras otro guitarrero “Mal Fe” nos da un reposado “La Flor De La Sinceridad”. Un tema para el que no hace falta que seas seguidor de un estilo de música, con tener sensibilidad tienes lo necesario para que te guste.

“Hierro Negro” aporta dinamismo antes de un acústico “Hilo De Cobre” que marca la entrada en una segunda parte del disco, donde juegan con cambios de ritmo y tesituras donde la labor de empaste del bajo de Fernando Mainer es fundamental,  como en los casos de “Prohibido Fingir”, “Resilencia” o “Trampantojo”. No hay espacio para anclarse en un terreno, la escucha es entretenida, pero a la vez viene plagada de guiños de calidad, tanto en lo musical, donde el terreno del rock urbano en el que siempre se les ha encuadrado pueda dar una idea irreal sobre la gran calidad de músicos que tienes delante; como en el aspecto de unas letras que están tan labradas como el plano instrumental. Las metáforas que utilizan te van a hacer darle más de una vuelta a la cabeza, hasta el punto de que captarás mejor el mensaje con sucesivas escuchas.

“El Desván De Mi Raíz” es otro tema con toques de distinción, con matices de vientos que pese a figurar prácticamente en un plano ambiental, son claves en el aura que coge esta composición previa al cierre con “La Niebla”, un tema diferente, que no me atrevo a catalogar como una simple balada, sino como el broche de oro a una escucha completa y placentera.

No debería hacer falta que un lanzamiento venga envuelto por el adorno de una gran campaña promocional, ni que una banda se separe y regrese para ser valorada. Que un grupo como Tako, longevo y constante en su carrera, haya trabajado y siga trabajando con la humildad con la que lo hace no debería hacer que lanzamientos tan brillantes como los que nos está dejando se dejen de valorar. Y este “Hilo De Cobre” es una continuidad al gran nivel actual de estos clásicos que siguen aportando mucho a la actualidad.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Maldito Records