CRÍTICA: TESSERACT – SONDER

 

TESSERACT

(Sonder)

8/10

 

 

 

Cuando una banda es capaz de hacerse un hueco relevante en el actual panorama internacional dentro del metal, independientemente de la subetiqueta que queramos ponerle, es que ha conseguido un equilibrio entre muchos elementos. Tesseract está en ese elenco de elegidos. Y es que los británicos en sus cuatro trabajos editados hasta la fecha han logrado combinar elementos de modernidad con una composición ciertamente ortodoxa, atmósferas que encuentran flexibilidad y nunca caen en el aburrimiento, además, consiguen hacer un progresivo comprensible en cuanto a melodía y son una banda que te atrapa desde que comienzas a escucharla hasta que la terminas, siempre y cuando, está claro, tengas el oído mínimamente acostumbrado a escuchar metal progresivo. Aunque incluso si analizamos sus melodías vocales podrían llegar a encontrar cierto aspecto pop, eso sí, dentro de un abanico abierto a cualquier influencia y rompedor dentro de cualquier panorama encorsetado. Estos son de los que sacuden a base de bien una escena.

Dice la nota de promo que en este disco la banda combina la aspereza de su debut “One” con los elementos de su segundo “Altered State” y con el acceso de su tercer disco “Polaris”. Puede que no vaya desencaminada la descripción, pero considero que han sabido crear un ambiente aun más envolvente. “Polaris” me parece difícilmente superable para amantes del progresivo moderno, pero no es que esto se trate de una competición o un continuo afán de superación. Simplemente se trata de una banda en continua evolución que no se estanca y sigue ofreciendo nuevos alicientes que hacen cada disco disfrutable por separado de lo anterior.

El disco es posible que incremente el elemento atmosférico. Eso sí, con una tesitura en guitarras y voces constantemente cambiante, pero sin brusquedades, sabiendo llegar desde la agresividad a la melodía de una manera nada abrupta. “Luminary”, “King” o “The Arrow” me parecen grandes ejemplos de lo que comento. El trabajo vocal desempeñado por un Daniel Tomkins con una elasticidad absolutamente abrumadora es la línea que nos hace ir por un fluctuar de emociones, aunque todo acomodado en paisajes instrumentales en los que puedes apreciar detalles a raíz de sucesivas escuchas. Lo curioso es que tampoco considero que sea una obra tan compleja a una primera escucha como algunos de sus trabajos previos y sin querer decir que se hayan ido haciendo comerciales, sí que cabe destacar que han apaciguado las melodías, placenteras en todo caso aunque siga conviviendo en todo ello una rabia que en cualquier momento puede estallar.

No creo que se deba decir que se siguen superando, puesto que el nivel ya se lo habían puesto a sí mismos suficientemente alto, pero este “Sonder” es un disco que sigue engrandeciendo su carrera, elegante, mágico, envolvente y cautivador. Las cualidades ya mostradas en el pasado siguen completamente presentes.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Top Artist Promotion (www.topartistpromotion.com)

Fecha de salida: 20 de Abril de 2018