CRÍTICA: THE FOXHOLES – SCI-FOX

 

THE FOXHOLES

(Sci-Fox)

8/10

 

 

 

Regresan con nuevo material uno de los grupos más marcianos del panorama estatal. Demostrado queda desde una portada donde la interpretación es completamente libre. Las estrellas, las pirámides, unos cohetes lanzados hacia el cielo y en el centro una figura sin rostro elegantemente vestida. Alimentan la imaginación desde el contenido visual, enlazándolo con lo que encontramos dentro. Una música sin ataduras, menos compleja de lo que pueda parecer al menos en cuanto a ejecución, pero sin embargo con un componente original tan desbordante que siempre me ha parecido que hablar de ellos como una banda progresiva es utilizar un comodín, porque lo cierto es que ellos son un grupo que consigue en estos tiempos de encorsetamientos salir de cualquier tipo de molde, como si volviéramos a décadas atrás, a unos tiempos más vírgenes para la exploración musical.

Sin embargo, digo todo eso en un disco donde tal vez se hayan vuelto un poco más definidos, al menos en el sentido de que estamos ante unos temas de guitarras más duras y con formas algo más definidas. Todo ello se contiene entre una portada y una contraportada a modo del instrumental “Sci-Fox Pt. I” y “Sci-Fox Pt. II”. Dos cortes instrumentales guitarreros, pero con el hipnotismo que caracteriza a la banda y que nos indica ante quién estamos. Entre ellos se engloban cuatro temas donde la banda mantiene una línea algo más dura que en el pasado, pero sin dejar de utilizar ciertos samplers y elementos que dotan de atmósfera a unas canciones envolventes, casi enigmáticas por momentos. A su vez han incluido como bonus una revisión de “Cada Miércoles” original de su disco de 2010 “com o doin fier no”

Estar ante algo que obliga a ser descifrado hace que esta banda me resulte tan atrayente y que garanticen que sea uno de esos grupos a los que regresarás. Aquí una escucha no es que sea insuficiente, es que The Foxholes pueden ser vistos con diferente prisma en cada momento. Son un grupo que atemporal, bien si viajáramos atrás en el tiempo como si lo viéramos unos cuantos años por delante. Pink Floyd son tan clásicos como futuristas. Y algo así le ocurre a The Foxholes. Sin barreras temporales, estilísticas, físicas o mentales. Comprendiendo la diferencia entre lo grande y lo infinito.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.thefoxholes.com