CRÍTICA: KILLUS – IMPERATOR

 

KILLUS

(Imperator)

8/10

 

 

 

“Imperator” es la obra que cierra la trilogía iniciada con “Feel The Monster” y continuada con “Ultrazombies”, un nuevo trabajo oscuro en cuanto a la tesitura musical de estos castellonenses, algo que le viene que ni pintado a la estética que siempre ha cuidado la banda y a una temática conceptual que trata sobre historias de terror. No cabe duda de que si bien no han reinventado el estilo, puesto que siguen jugando en una línea intermedia entre Marilyn Manson, Rammstein y Ministry, Killus han conseguido madurar como banda de una manera sobresaliente, y cabe destacar que dentro de esa clara tendencia son capaces de ofrecer un trabajo variado, dinámico, que conjuga un sonido explosivo y potente con cierto aspecto introspectivo. A la vez que hay una furia desaforada a la hora de plasmar estas ideas, también se deja notar que hay una maduración en cuanto a lo que la banda quiere y sabe reflejar. No se trata de ser deliberadamente agresivo, sino de serlo a conciencia, sabiendo pisar terrenos muy diferentes donde abundan los riffs aplastantes, ritmos que te machacan la cabeza, que te dejarán dolor de cervicales. Es casi imposible que no te muevas a ese ritmo, pero no te creas que son uno de esos grupos que se van a quedar en el plano más machacón, comprobarás cómo piezas como “The Coven” o el homenaje a la serie “Stranger Things” cuenta con cambios de tesituras constantes. La colaboración de Tim Sköld  (ex guitarra de Marilyn Manson) en “Rostov” es otro punto de color dentro de la negrura de unas ambientaciones de aire retro en inspiración conceptual, pero musicalmente apelando al sonido del siglo XXI. Una conjugación que a Killus les sale perfecta y que les debe consagrar como uno de los grandes grupos de metal industrial de este país.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Maldito Records