CRÓNICA: GBH + RAT-ZINGER

 

GBH + RAT-ZINGER

2 – 03 – 18

Bilbao (Kafe Antzokia)

 

 

Me parecía osado que en la fecha de Bilbao Rat-Zinger cambiaran el puesto con GBH para ser los locales los que cerraran la noche. Recordemos que esta era la gira en la que la leyenda del punk venía presentando su nuevo disco “Momentum”. Un grupo que a nivel internacional lo es todo en este estilo, formados allá por el año 1978 y en buen estado de forma si atendemos a lo expuesto en ese último trabajo y lejos de artificios, manteniendo el espíritu no solo en su actitud, sino en una formación donde pudimos ver a tres de sus miembros legendarios como Ross Lomas en el bajo, Colin “Jock” Blyth en la guitarra y Colin Abrahall en la voz. A ellos lleva unido ya muchos años la locomotora Scott Preece. Con lo que todo servido en Bilbao para que viviéramos un ambiente punk del que en la actualidad queda recluido a muy pocas oportunidades y que siempre inspira cierto aire de añoranza de tiempos pasados. Cómo no, cuando ante nosotros tenemos una banda con 40 años de trayectoria.

GBH
GBH

Una banda que sigue siendo capaz de ofrecer directos con plenas garantías como el de esta noche, con actitud a prueba de bombas y con un repertorio en el que se pueden codear temas de sus inicios con unas nuevas canciones que ni mucho menos quisieron dejar de lado y conseguir que aquello supusiera una descarga llena de toda la intensidad que requiere un concierto del estilo.

GBH
GBH

La parroquia vibró desde el inicio con temas de ese nuevo “Momentum” como “Birmingham Smiles”, pero sobre todo lo haría con temas tan clásicos como “Knife Edge” o “Lycantrophy”, que no tardarían en llegar a jalonar un set list que no ofreció tregua. Como gusta al público del estilo, con pocas palabras y muchas canciones en un repertorio que saldría del tirón con el único momento para la recreación en la aparición en escena de Podri y Javi Puñales de Rat-Zinger que se marcarían junto a la banda un “Sick Boy” que enmarcarían como el mejor el momento de la descarga de GBH.

GBH
GBH
GBH

Poco a poco la gente se iría calentando, haciendo que los pogos fueran más notables en la parte final de la actuación, con pesos pesados de su trayectoria como “Diplomatic Immunity” o “No Survivors”. Desde luego, los que fueran añorando aquellos 80 no podrán decir que la banda no fue generosa a la hora de rescatar canciones de aquellos años. Eso sí, sin dejar de lado un nuevo disco por el que apostaron prácticamente hasta el final, con algunos temas salpicados en este repertorio como “Liquid Paradise”, que pese a no aparecer en la lista de temas que tenían colocada en el escenario decidieron rescatarlo antes de cerrar con “Maniac”  un concierto en el que sin mayores aspavientos GBH dejó que su propia historia, sus temas y su natural actitud punk rockera hicieran el resto ante un público que supo valorar esta nueva oportunidad de ver a unos grandes del punk de todos los tiempos, pero un tanto reservado para lo que venía después con Rat-Zinger.

GBH
GBH

Y es que a tenor de lo que se vivió en un Antozki con un ambiente de los grandes, resultó todo un acierto que jugando en casa Rat-Zinger salieran en segundo lugar. La banda contó con todo su escenario, con sus habituales ratas a modo de mascotas apareciendo detrás de los amplis y con un gran telón. Vamos, que no fueron unos acompañantes ni mucho menos de uno de los grandes nombres, sino que aquella terminó siendo su noche.

GBH
GBH

Una noche de presentación de un nuevo pepinazo llamado “Santa Calavera”, nuevo disco de una trayectoria tan frenética en cuanto a lanzamientos discográficos como las propias sensaciones de unas canciones que disparan adrenalina, rabia, macarrería y visceralidad sin límites. Si luego eso lo llevan al directo de una manera tan salvaje como la que expusieron en el Antzoki, solo queda prepararse para la batalla cada vez que estos tipos se suban al escenario. Te aseguro que rezar no te servirá de nada ante estos enemigos declarados de la iglesia.

RAT-ZINGER
RAT-ZINGER

Rat-Zinger es pura dinamita estallando con “Santa Calavera”, homónimo de su nueva obra con el que encendieron la mecha los hijos de la peste negra. Una banda que funciona como un bloque capaz de pasar por encima de toda horda de seguidores que se ponga por delante Y esta va en aumento, como bien reflejó un Antzoki con una impresionante entrada del que nadie se marchó tras la actuación de los británicos.

RAT-ZINGER
RAT-ZINGER

Aquello se tornó si cabe en una olla a presión en mayor ebullición, con la banda funcionando de manera impecable empezando desde la parte de atrás con Xabi, que es un autentico portento en la batería. Sabemos cómo se las gasta con bandas como Rise To Fall, The Descent o The Flaying Scarecrow. Aquí  se convierte en todo un atleta que brinda la velocidad endiablada que necesita la actuación de una banda ante la que correr no te servirá. Te alcanzarán y morderán.

RAT-ZINGER
RAT-ZINGER
RAT-ZINGER

El suyo también fue un extenso reportero que repasó su discografía de una manera bastante completa. Evitaron temas que alguno les pidió entre el público como “Prisionero”, de su último trabajo, que pese a ser un auténtico temazo, podría bajar las revoluciones de concierto que fue un absoluto derroche de macarrería. Un ejemplo, “No Habrá Piedad Para Nadie” que a las primeras de cambio fue fiel reflejo de lo que fue esta descarga. Claro que temas como “Apártate”, el himno cargado de mala ostia “Uno De Los Nuestros” o “Únete Al Terror” son testimonio de una música de una agresividad desbordante, con la que la banda sabe transmitir una actitud a prueba de bombas, encabezados por un Podri que se come las tablas, ante el que solo queda echarse a un lado, pero con la coraza que le dan Javi Puñales en la guitara y su viejo compañero de batallas en los míticos Anarko, Pinky, en el bajo. Ambos haciendo un trabajo en coros para aumentar la onda expansiva de estas canciones.

RAT-ZINGER
RAT-ZINGER

Los miembros de la banda aparecerían con sotana, como acostumbran en sus conciertos en “Amen·. Y sin dejar de lado algunos de esos nuevos temas de “Santa Calavera” como un “No Hay Mañana” que mantenía la senda camicace de una descarga que perdió los frenos desde el mismo momento en el que empezó, Rat-Zinger no dejaría insatisfecho a los que pedían temas de sus trabajos pasados como “Patria”, antes de la versión “Mi Navaja” de Quemando Ruedas, que se la han quedado como un gran momento en sus descargas.

RAT-ZINGER
RAT-ZINGER

Con el público rendido a sus pies en un Antzoki que se venía abajo con “Narcosanto” o “Soy Un Kalashnikov” allí solo quedaba rematar con unas últimas balas que darían el tiro de gracia a la actuación. Porque aquello era terreno ya conquistado por los vizcaínos. Tras “Toda Forma De Poder”, directo como en ellos es habitual,  llegaría el solicitado “Rock & Roll Para Hijos De Perra”, tras el cual la particular versión del “Ace Of Spades” de Motörhead rebautizada como “Tenéis Speed” fue el punto festivo de cara al final del concierto.

RAT-ZINGER
RAT-ZINGER

Pero antes de dejarnos la banda nos ofrecería toda una declaración de principios llamada “Indestructibles” que cierra la obra que hoy presentaban ante su público, al que aun le brindaron un “9 mm” como la última bala en una recámara que descargaron a la velocidad del rayo, sin posibilidad de escapatoria para los que nos dimos cita en un Antzoki en una noche que quedará en la memora colectiva por acoger a la leyenda británica GBH, pero también por la intimidatoria actuación para cualquiera que se las dé de macarra en esto del rock hoy en día a cargo de Rat-Zinger.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)