CRÓNICA: THE NAME + ANTIGUA

 

THE NAME + ANTIGUA

13 – 01 – 18

Barakaldo (Edaska)

 

 

Personalmente tenía marcada esta fecha en rojo en el calendario, no solo por el hecho de que ese día, si se cumpliera con precisión el pronóstico, iba a ser padre por segunda vez; sino porque sabía que salvo que en ese mismo instante llegara el alumbramiento, no iba a faltar a la cita con dos bandas de las que se me hacen más especiales reseñar. De esos grupos con los que me cuesta ser objetivo porque las sensaciones que me provocan y la afinidad que siento con ellos hace que se me disparen los sentimientos. Pero esto es música. ¿Existe la objetividad?

ANTIGUA

Finalmente mi hijo Ibai nació sin complicaciones una semana antes del concierto, con lo que una vez comprobado que la familia estaba bien, no me quedaba ninguna duda de que me acercaría a la mítica sala Edaska, a cinco minutos de mi casa para más facilidades.

ANTIGUA
ANTIGUA

Antigua han recalado por nuestra zona con cada disco de estudio, dejando sembrado de magia cada recinto que han pisado. Algo que les ha reportado un buen número de seguidores ya por esta zona que Juan tacha de su segunda casa no por cumplir. En esta misma sala les vimos por primera vez con su primera obra, en una fiesta conjunta de nuestro medio y Concierto para Ell@s de nuestro amigo y compañero Txema Sanchez. A él tengo que agradecer el hecho de que me presentara a la banda, y al propio grupo el hecho de que me hicieran sentir que aún quedan románticos del rock, que no solo lo son por el sentimiento que le ponen, sino porque su nivel musical es un lujo que uno se puede permitir y del que deberíamos presumir. Porque en otras circunstancias, por trayectoria de sus músicos y carrera seguro que no podríamos verles de manera tan exclusiva.

ANTIGUA

¿Les falta algo a las dos bandas que vimos esta noche en vivo para merecer estar tocando en recintos infinitamente más grandes? Tan solo los contactos precisos, aunque tal vez de tenerlos y haberlos aprovechado, de haberse rebajado a lo que ello conlleva, tampoco se respirara lo mismo. Lo cierto es que nivel y calidad no les falta no a Antigua ni a The Name para ser por derecho dos de las bandas que con más seguridad y más encarecidamente puedo recomendar a un buen amigo a día de hoy.

ANTIGUA
ANTIGUA

La sala registró en cualquier caso un muy buen ambiente. El empuje de los locales y la venida desde Madrid de Antigua surtió efecto para vivir en la Edaska una noche mágica, con un público muy activo y entregado, y dos bandas que bien supieron provocarlo y aprovecharlo.

ANTIGUA

Juan Olmos venía avisando de que una vez más arrastraba un molesto catarro, como ya le ocurrió en las dos últimas ocasiones que cayó por aquí, donde siempre parecía quedar en deuda con nosotros. A mí no me importa que sienta que nos vuelve a deber una, porque significará que le volveremos a ver por nuestros escenarios, pero lo cierto es que el vocalista de Antigua bordó probablemente su mejor actuación por nuestra tierra. Tan solo algún apuro que solventó dejando de cantar algunos versos en los primeros compases del concierto, para luego demostrar lo moldeable que es ese registro tan único, tan lleno de genio, y con tantos recursos.

ANTIGUA
ANTIGUA

Le acompañaron en el escenario el bajista Fran de Andrés, miembro fijo en la banda y el ya asentado Marco Tejedor, que en comparación a su anterior visita al Sentinel de Erandio ha ganado en seguridad y soltura una barbaridad. Un chico joven que ya es mucho más que una promesa y que sabe respirar el mismo aire que sus veteranos compañeros. En la batería el experimentado Apachete dio toda una lección de fuerza, solvencia y elegancia. Lo que la banda necesita.

ANTIGUA
ANTIGUA

Así que desplegaron 13 temas, con buena representación de su última obra “5.2”, aunque se harían esperar un poco esos nuevos temas, entrando a saco con “Tu Sangre Me Sienta Bien” de su segundo disco “Sangre Sudor… Y Buen Rollo”, para luego acordarse del debut “Trece Razones Para seguir” con “Si te Vas”. A partir de ahí sí, ya con la banda metida en faena, y con el vocalista entablando las primeras palabras con un personal al que se llevó de calle y viceversa, porque aquello fue reciproco; llegarían los temas de su nueva obra.

ANTIGUA

Temas que tienen el sentimiento de “Papel Mojado” o un “Se Olvidó La lección” que arranca como si fueran a empezar a tocar el “Still Of The Night” de Whitesnake”, aunque luego el tema cambia y es otro alegato lleno de conciencia por parte de una banda que además en este último disco ha dado una vuelta más a las letras.

ANTIGUA
ANTIGUA

“Siempre Sonreiré” continuó la descarga, ya con Juan habiéndose dado algún que otro paseo entre los asistentes. Es lo que permiten salas donde el contacto con los músicos es prácticamente directo. Y le dedicó “Trigo Limpio” a Jorge Orlando “Vilche” que no tardaría en ser protagonista de la descarga.

ANTIGUA

Antes llegaría “Nuestro Momento”, versión de Asfalto que registraron para sí en su segunda obra y que con unas pequeñas pinceladas saben diferenciar de la original. Solo con el espíritu que la voz le imprime al tema, con este toque tan especial, ya hay una deferencia a la hora de compararla con la de Asfalto, aunque respetan estructura y melodías para deleite de los más tradicionales seguidores de los clásicos del rock estatal. Un momento en el que fueron Fran y Marco los que abandonaron el escenario para mezclarse con el personal.

ANTIGUA
ANTIGUA

“Quiero Volar” contó con la colaboración en la voz de Guillermo de The Name. Un tema muy blues, un medio tiempo al que la voz de Guillermo le imprime una tremenda fuerza, como ya nos demostrara en la anterior visita de Antigua, entonces al Sentinel de Erandio, donde se vivió un momento similar.

ANTIGUA

Guillermo se quedaría en el escenario, apareciendo también sobre las tablas Jorge Orlando Vilche, ambos colaboraron en el tema popular de Uruguay “Sin Darte Cuenta” que Antigua adaptó para registrarlo en “5.2”. Una cosa nos quedó clara, Jorge es el único que se sabe bien la letra. Este se quedaría otro tema, mientras que Guillermo entre abrazos abandonaría. Y es que llegaba el turno de “Mientras Caiga De Pie”, uno de los grandes temas de la banda que gracias a la presencia de Jorge contó con la parte rapeada central. El inicio del tema, hizo retumbar la sala con cada golpe sobre la batería.

THE NAME

Como momento más especial, si es que no lo fueron todos, me quedo con “Si Estás De Paso”. El tema que a mí siempre más me ha llegado de la banda y que fue dedicada a Txema de concierto para Ell@s, Carlos de Insonoro y a quien suscribe. No obstante todos la disfrutaríamos. Temazo de poner el bello de punta donde los haya.

THE NAME
THE NAME

La recta final llegaría con el reivindicativo “Vuestro Ego Nuestro Pan” y el clásico habitual “Que Empiece El Show”, donde no faltó la colaboración del personal. Y si esta no llega Juan es capaz de acabar por los suelos de la sala Edaska, como así hizo. Una actuación encomiable, puro feeling, pero también saber hacer y experiencia. Imprescindibles para todo amante del rock sin maquillaje, sin trampa ni cartón, sincero y llano, pero con un cariz inimitable que se tiene o no se tiene. Y esta banda es de las que lleva consigo esa química imposible de plagiar.

THE NAME

Tras esto The Name no se quisieron quedar ni mucho menos a la zaga. Pese a que este es el tercer concierto que han realizado en su zona en apenas dos meses presentando su nueva obra “Momentos” la banda causó expectación. No es para menos dado el nivelón de disco que se han marcado, algo que acompañan con unos directos que no harían imaginar a nadie que la banda se ha visto reestructurada durante estos últimos tiempos.

THE NAME
THE NAME

De hecho, si algo debo destacar con respecto a la actuación que pude verles hace apenas un mes en Adismusik en Portugalete, es que me pareció que el grupo sonó si cabe más compacto, con una inquebrantable solidez por parte de Jorge y Fran desde bajo y batería respectivamente, y un Greg en la guitarra que se entiende perfectamente con las seis cuerdas de Guillermo, al que como vocalista solo puedo admirar. Potencia, limpieza fuerza y personalidad.

THE NAME

También me pareció esta una descarga mucho más intensa. Esto se suma al buen sonido de la sala y la excelente colección de canciones que tienen. Son cuatro obras donde el grupo no ha dado puntada sin hilo, de donde perfectamente podrían rescatar cualquier tema que hoy se quedó fuera. Así que si quisieran tienen para hacer un show más largo de la hora y media que más o menos tienen preparada.

THE NAME

Ahí quedó el arrasador arranque de “Parte De Ti”  tras la sugerente intro, y el aplastante “Impostor”. La tremenda calidad que demuestra la banda en el instrumental “Somnum”, la magia de un “Tu Disfraz” que me alegra de que hayan rescatado para sus directos, el torrente de energía que es “Un Mundo Del Revés”, que se engrandece en unos directos donde es obligatorio cantar.  O esa proclama animalista que es “Ira Y Valor”, al que Guillermo le imprime si cabe un sentimiento mucho más rabioso del que se puede respirar en el disco.

THE NAME

Fue tras este que llegó ese momento diferente. Guillermo en solitario interpretó “Aun Sigo Ahí”, de nuevo mencionando a Txema de Concierto para Ell@s y a  mí mismo. Y es que coincidimos en que este es un tema clave en la trayectoria de la banda. En mi caso, tuve la oportunidad de escucharlo como primer tema que mostraban en castellano, ya que en su primer disco venían haciéndolo solo en inglés, y el resultado me era tan emotivo y convincente que no es de extrañar que la banda haya optado por seguir en esa línea. Eso sí, sin repetirse a nivel instrumental para nada. Recursos le sobran a la banda, imaginación y argumentos para aportar su granito de arena a un panorama del heavy metal que puede encontrar en ellos mucha frescura desde la fidelidad a las raíces.

THE NAME
THE NAME

Son capaces de plasmar perfectamente “As I Am” de Dream Theater. Y cada vez que eligen una versión para sus directos dan en el clavo con un tema que les viene como anillo al dedo y que encajan a la perfección en su repertorio. Por cierto, que vino precedido de “Esclavo”, tema que hay que destacar sí o sí dentro de la última hornada ofrecida por la banda.

THE NAME

Amenazaban con despedirse pero quedaban “Mi Realidad”, apoyándose en un público que no dejó sola a la banda, y “Aquella Vez”, que es un sello final para sus conciertos simplemente perfecto. Como una rúbrica de quién son ellos a la vez que te dejan la puerta abierta a formar parte de esta hermandad.

THE NAME
THE NAME

Eso es lo que se respira en noches como estas. Los agradecimientos fueron muchos por parte de Guillermo a la práctica totalidad de los asistentes, casi uno por uno, pero especialmente recalcó lo importante de encontrarse en un escenario con Antigua. Porque sí, es una unión mágica que a todos nos hizo disfrutar.

THE NAME

Agradecidos nosotros por habernos hecho vivir la música de esta manera, por brindarnos momentos que son para toda la vida.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)