CRÍTICA: BLACK KISS SUPERSTAR – FULL MOON

 

BLACK KISS SUPERSTAR

(Full Moon)

8/10

 

 

 

“Time For Rock N Roll” fue el debut discográfico de Black Kiss Superstar, banda procedente de Barcelona formada en 2008 que tras ese debut de 2010 se ha hecho de rogar para seguir demostrando que siempre es buen momento para el rock & roll. Sobre todo cuando este se hace de una manera tan fresca, amena y adictiva como son capaces de hacerlo ellos. Da igual si hay luna llena o la noche es oscura. Y por supuesto, no importa cuánto haya corrido el calendario. Black Kiss Superstar demuestran que un estilo que (para entendernos) bebe de fuentes setenteras es tan actual a día de hoy como cualquier etiqueta que nos intenten vender por moda.

Son 13 temas los que componen este “Full Moon”, trece temas en los que la banda es capaz de hacer simplemente rock & roll sin que en ningún momento esto resulte reiterativo o monótono. Sí que es verdad que las influencias de bandas como Zeppelin saltan a la vista en las guitarras del homónimo tema de apertura, me recuerdan a los Black Crowes en “Mama Where I Go”, siempre con un pie en el blues, o en el rock sureño en el caso de “Nite Shot”. Pero también pueden tener el músculo del hard rock en temas de riffs tan elaborados como los de “Cross The Line”.

La banda, además, puede sorprender con temas que pueden resultar en parte acedecianos como “Stolen Heart”, pero que luego rompe con unas melodías Thin Lizzy que hacen de su música algo en constante movimiento, con gran vitalidad y nunca estancado. “Those Crazy Days” imprime necesariamente buen rollo, mientras que “Ride ´N Roll” parece mantener el lazo histórico del rock con la carretera, o con el camino vital que recorremos a lo largo de nuestra existencia unidos a nuestra música.

“Sex On The Beach” aún inyecta más veneno hard rock en tu cuerpo. No me digas que no es revitalizante. “Going Down” es un pequeño receso hacia otras profundidades, unido a un “Mezcal” que aporta otras tesituras a esta parte del disco. Aparte de rockear como los que más saben crear un aura diferente en piezas más penetrantes como estas. Y para rematar con la variedad tenemos el hard rockero “Laded Gun”, el clásico rock & roll de “Narrow Path” y el funky “Funky Businnes”, que tras un silencio se retoma para que aun te vayas con ese ritmo metido en el cuerpo tras la escucha.

Hay quien dirá que poco o nada se puede aportar al rock clásico a día de hoy. Pero precisamente por eso, cuando una banda como Black Kiss Superstar encuentra esta frescura, amalgamando todas las influencias que se te puedan venir a la mente de los grandes del rock para pasarlas por un filtro del cual sale un rock revitalizado, solo cabe felicitarse si te apasiona los sonidos más añejos de nuestra música. Porque en manos de bandas así está la capacidad de mantener viva la esencia del rock de siempre. Gracias a bandas como ellos, también el rock del presente y seguro que del futuro.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Lengua Armada