CRÓNICA: ECLIPSE + BIGFOOT

 

ECLIPSE + BIGFOOT

10 – 12 – 17

Bilbao (Stage Live)

 

 

Con la incógnita de ver el daño que la desbandada de muchos seguidores hacia Madrid para reencontrarse con los reunificados Helloween, nos dábamos cita esta lluviosa jornada en la sala Stage Live de Bilbao. Sin embargo, uno nunca sabe cuándo se puede encontrar con una grata sorpresa y la Stage Live respondió con una calurosísima acogida para el hard rock melódico de Eclpise. Una de las bandas que junto a H.E.A.T, se pueden considerar a la vanguardia en Europa portando la bandera de este estilo tradicional, pero reactivado con nueva savia.

BIGFOOT
BIGFOOT

Precisamente sus paisanos pasaron por la capital vizcaína hace unas semanas con el hándicap de caer su concierto un martes a la noche. El caso es que independientemente de ello y teniendo en cuenta que los de Erik Mårtensson tampoco lo tenían nada fácil en el día que les había tocado, aunque cayera en sábado. Se puede considerar que la popularidad por nuestra tierra de bandas punteras está bastante pareja. Si a esta grata respuesta de público en suelo vasco para los suecos le sumamos el buen sabor que los americanos Hardline nos han dejado hace apenas unos días en Gasteiz, también aclamados, habrá que pensar que ese estigma de que el hard rock melódico no cala por aquí se puede estar rompiendo. O quién sabe, tal vez estén viniendo por fin buenos tiempos para el estilo por estos lares.

BIGFOOT
BIGFOOT

La noche la abriría el combo británico Bigfoot, que realizaron una soberbia actuación, con el condicionante de no contar con el buen sonido que luego tendrían los suecos, ni el espacio en un escenario que parecía quedársele pequeño a Antony Ellis, que tuvo que cantar casi quieto en una baldosa, pero al que se le percibió como una auténtica bestia sobre las tablas, sin parar de gesticular y de incitar al personal, aparte de cantar con garra y mucho nivel.

BIGFOOT
BIGFOOT

Su hard rock es bastante más visceral que el de Eclipse, pero conectó con un personal que respondió ante una banda de categoría contrastada en temas como “Tell Me A Lie”, “Run” , “Uninvicted”, “Bicth Killer” o “Freakshow”. “Forever Alone” fue la balada de su set list, mientras que “Blame It On The Dog” sirvió para interactuar con la concurrencia, que atronó para satisfacción de los británicos. “The Fear” fue el cierre definitivo a su intensa actuación, muy bien aprovechada e impactando con un estilo de música con mas raíz setentera que los cabeza de cartel, con una base más cruda, pero con el denominador común de contar con grandes estribillos, y un juego en este caso de dos guitarras que dejó muy grata impresión, siempre bebiendo de la tradición pero con un espíritu muy actual.

BIGFOOT
BIGFOOT

Para seguir mirando al futuro de este estilo con ilusión, porque siguen surgiendo grandes músicos. Y en ese futuro hay que tener muy en cuenta a Bigfoot, que tras su edición con Frontiers de su homónimo primer largo apuntan a grandes logros.

ECLIPSE
ECLIPSE

Los que llevan ya un tiempo consiguiendo esos logros son Eclipse. Convertirse en un fenómeno de masas está complicado, pero a día de hoy para una banda de hard rock melódico haber conseguido el estatus que tienen estos chicos ya es todo un mérito que, por supuesto, esperemos que no se quede ahí. Erik Mårtensson sigue ganando reputación como músico en todas las facetas, también la de compositor y productor, ganándose un respeto a nivel internacional que lo convierte en una de las nuevas figuras de referencia en estos sonidos.

ECLIPSE
ECLIPSE

El vocalista capitaneó la descarga del cuarteto, con movimientos que nos recuerdan a los clásicos frontman del estilo, dígase David Coverdale o Joey Tempest, sobre todo en un comienzo donde desprovisto de guitarra se marcaría un arranque muy potente con temas como “Vertigo”, “Bleed & Sream” o “Wake Me Up”. Inicio frenético con el que el grupo intentó impactar desde un principio, dejando patente que a los temas de su más reciente “Monumentum” se sumarían otras grandes canciones de pasados trabajos, variedad apreciada por el personal.

ECLIPSE
ECLIPSE

A partir de “Jaded” el vocalista se colgaría la guitara eléctrica, para dar paso a otro tramo de concierto, continuando con “Hurt” y un “To Mend A Broken Heart” al que ya contemplan casi 10 años, desde aquel clave “Are You Ready To Rock”. Colofón a una primera parte de la actuación eléctrica y frenética, con un público muy entregado y un vocalista que no pararía de arengar al personal, aprovechando el viento a favor de una sala con excelente ambiente que hizo de aquello una continua cuesta abajo para la banda.

ECLIPSE
ECLIPSE

El solo de batería, con las cada vez más habituales ayudas orquestales sampleadas, tampoco sería ningún receso, simplemente el preámbulo a que viéramos a Mårtensson con acústica para un pequeño set donde se quedaría grabado en todos los presentes un “Battlegrounds” coreadísimo, con la sala convertida en un clamor.

ECLIPSE
ECLIPSE

Todavía contarían con la acústica colgada por parte del vocalista, pero la actuación retomaría parte de su explosividad en “Downfall Of Eden” y “Black Rain”, dando paso a un momento de lucimiento por parte del guitarrista Magnus Henriksson, que se marcaría junto a la base rítmica conformada por Magnus Ulfstedt al bajo y Philip Crusner en la batería. El final sería un solo completo del guitarrista tras el apoyo de estos.

ECLIPSE
ECLIPSE

“Blood Enemies” y “Stand On Your Feet” volverían a retomar sensaciones del inicio de la descarga, como mandan los cánones, otra vez con el vocalista apoyando con la guitarra eléctrica. Y es que de cara a los bises volveríamos a ver al vocalista al más puro estilo tradicional, desprovisto de cualquier otro instrumento y levantando el pie de micro al grito de are you ready to rock, para encarar la traca compuesta por “I Don´t Wanna Say I´m Sorry”, con gran reacción del público, “Never Look Back” para no olvidar que presentaban nuevo disco, y un “Runawys” que sería la apoteosis final. Un guión perfecto.

Texto: ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

Fotos: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ