CRÍTICA: JUAN SAURÍN – HUMAN

 

JUAN SAURÍN

(Human)

8/10

 

 

 

Qué maravilla para los oídos metaleros este segundo disco de Juan Saurín. Un músico aun no muy conocido en nuestra escena, aunque con una larga trayectoria ya a sus espaldas. Probablemente el haber trabajado con Rafa Blas, exvocalista de Nocturnia y ganador del programa televisivo La Voz sea por lo que más se le pueda reconocer por parte del público. También ha estado cerca de del entorno de Pepe Herrero y Leo Jiménez, ambos miembros de Stravaganzza que colaboran en este disco.

Estamos ante una obra fundamentalmente instrumental, aunque tienen un concepto en torno a la evolución de la humanidad. Eso le da al disco un carácter bastante oscuro que acerca al músico al thrash en algunos momentos, sobre todo en el arranque de “Chaos”, engalanado por aspectos sinfónicos. Posteriormente escuchamos a Leo Jiménez en “El Juego Se Acabó”, con letra cargada de conciencia y esa voz volando sobre el terreno que brinda esa espectacular guitarra.

Entre el thrash y el progresivo se mueve el elaborado “Trust No More”, majestuoso resulta “Atlas” y alcanzamos el momento de la balada con “La Luna Abraza Al Sol”, donde encontramos la voz de Neus Ferri, cuyo registro y sentimiento pone el pelo de punta.

La obra sigue un dinamismo que hace todo el trayecto interesante, con temas entre la melodía hard rockera y la agresividad thrash como “Liberty”, para de nuevo calmar el viaje con el sonido de las olas del “Mar”. Alberto Scarlatta se hace cargo de la voz en un tema tan hiriente como es “No Diré Adios”. “No Life Till Leather” da rienda suelta a la onda más netamente de guitarrista de este músico. Y es que pese a ser un disco mayormente instrumental no estamos ante un hombre que se dedique a hacer burdos alardes de virtuosismo. Tal vez en este caso sí desvele más sus influencias de grandes maestros como Joe Satriani. Tras ello llega la guinda final, con el reposo de “Éxodo”, aunque en su desarrollo volvamos a encontrar un cúmulo de emociones de lo más variadas.

Sin complejidades ni brusquedades innecesarias Juan Saurín se marca un señor trabajo de heavy metal con una concepción muy amplia. Un trabajo de guitarrista que rezuma maestría, sin ser en absoluto un disco de compleja escucha, con un hilo que podrás seguir y que te hará intuir esa línea conceptual. Incluso los temas están muy bien ordenados para que no pierdas el hilo. Detallista y virtuoso, cierto es, pero también un trabajo melódico pensado para provocar sensaciones en todo su pulcro trayecto.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Maldito Records