CRÍTICA: LOS DE MARRAS – REAMANECER

 

LOS DE MARRAS

(Reamanecer)

7´5/10

 

 

 

Cuando uno simplemente se presenta tal y como es, cuando denuncia las injusticias tal y como las ve, acorde a su forma de pensar, poco tiene que temer. Y con ese arrojo se presentan estas 14 nuevas canciones tras un reconocido y alabado “Surrealismo” editado hace 3 años. La banda reaparece con las incorporaciones de Daniel Guerrero (Warrior) a la guitarra y Daniel Añó al bajo y rodeados de muy buenos amigos que han dejado su impronta y buen rollo en este trabajo. Y hablo de amigos, porque ellos no van  a tirar de nombres que le den más relumbrón a un disco, sino de gente cercana a la banda como Manu Beltrán, Fran (Lady Pepa), Víctor (Malos Vicios), Juancar (Ni media ni Guarra), Txetxu Martínez (Orkesta Paraíso), un  grupo de cuerda del Conservatorio de Valencia y Víctor Traves, percusiones. El resultado es un trabajo entrañable donde los 14 cortes pasan muy rápido, y donde en cada uno de ellos tienen algo importante que decirnos ante lo que ellos perciben en un mundo plagado de injusticias, de situaciones duras. Y lo cantan con una sinceridad cómplice que en base a unos sencillos riffs se convierten en armas arrojadizas contra todo eso que nos amarga la existencia, que independientemente de que nos toque más o menos cerca debería pesar en nuestra conciencia.

“Poeta” es el tema que abre la obra. Cómo recuerdan en esencia a los Tako. Sí, me he acordado de “Poeta Nocturno”. Aunque si me apuráis, viniendo de donde vienen, podrían llenar en parte el hueco dejado por Transfer. Porque ese latir se puede sentir en estas canciones.

El ritmo no decae con “Arde”, que ruge un poco más fuerte si cabe antes de pasar a puntos tan sentimentales como “Ahora”, hablando con cercanía y crudeza sobre el alzhéimer. Me recuerdan también a Parabellum en momentos de “Vivir Es +” o “Superinferiores”, temas que están a medio camino del punk y el rock urbano.

“Despertar” aporta otro sonido a un trabajo que no cae en la monotonía pese a su cantidad de canciones. Y es que la banda demuestra tener un cuidado en guitarras que va más allá de los temas directos, como apreciamos en “Rotos”. “Perdido” es un tema de gran estribillo, mientras que “Cuesta Abajo” se vuelve más vitalista.

“Charco” es una dedicatoria para los hermanos latinoamericanos. Y el final del disco no se queda corto de alicientes con “Seres Irracionales”, con un ritmo trepidante que es el preámbulo para el potente “Cada Día” y el rabioso “Malnacido”. Pero el cierre es un delicado y emocionante “Piel De Mariposa”, con arreglos de violines dando un toque folk que en otros momentos de la obra se ha dejado intuir, pero que aquí ya se desata del todo para dar emotividad a una canción tremendamente sentida.

De sentimiento va sobrado este nuevo disco de Los De Marras. Una banda que nunca ha buscado sorprender, pero sí plasmar sus inquietudes en base al rock & roll. Objetivo conseguido una vez más en 14 canciones hechas con mucho corazón y destinadas a ser escuchadas de la misma forma.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Maldito Records

www.losdemarras.com