CRÓNICA: ANTHRAX + PURAPOSSE

 

ANTHRAX + PURAPOSSE

4 – 07 – 17

Pamplona (Sala Zentral)

 

 

Menudo lujo poder ver a Anthrax de manera previa a su actuación en el Resurrection Fest en dos salas. Uno de los grandes del thrash metal que precisamente no se han prodigado mucho en los últimos años como cabezas de cartel en recinto cerrado por estos lares en los últimos años, normalmente como integrantes de festivales con las lógicas limitaciones de tiempo y sonido o como teloneros de otros grandes grupos. Dentro de otro nuevo Route Resurrection, Anthrax tenían cita con sus seguidores peninsulares en el Cine Teatro GCC de Corrois (Portugal) el día 5 y el día 4 de Julio en la sala Zentral de Pamplona, lugar del que te damos crónica de los neoyorkinos.

PURAPOSSE
PURAPOSSE

Con todo el papel vendido se esperaba un inmejorable ambiente, el cual en los aledaños de la sala se mezclaba con una ciudad en ambiente prefestivo. Las colas a media hora de la apertura de puertas daban fe de las ganas de ver el concierto, aunque se anunciaba el inicio de actuación a las 21:00, con lo que muchos se perderían a Puraposse, que arrancaron a eso de las 20:20, con lo que entendemos que la hora anunciada en el evento y en las entradas hacían referencia a la actuación de Anthrax, que saldrían cerca de las 21:30 finalmente.

PURAPOSSE

Así que a los navarros no les hizo mucho favor este pequeño descoloque horario, puesto que tuvieron que tocar ante una sala con mucho menos público del que hubieran tenido de salir más tarde, bien por falta de interés del personal hacia un estilo mucho más hardcore o por ese arranque tempranero que a muchos dejó en fuera de juego. También habría quejas de que se formarían colas a la entrada previamente a la salida de Anthrax con los que algunos se perderían el inicio de estos. No sé hasta qué punto tendría que ver el anuncio de prohibición de meter bolsos y mochilas al concierto con el correspondiente cacheo.

PURAPOSSE
PURAPOSSE

Lo cierto es que Puraposse se mostraron como un huracán de punk rock del más cañero, dejando buena cuenta de la veteranía y experiencia de sus músicos en estas lides, con una banda conformada por los hermanos Aguayo de Kaótiko, Joel de The Montons, Jokin de Kilauea y Zelayika de Stupenda Jones. Tampoco es que diste demasiado la propuesta de lo que se pueda esperar de la banda, pero lo cierto es que mostraron un directo arrollador donde apostaron por los temas de su debut “Etiqueta Negra”, arrancando con “Tratas” para no dar mayor tregua y derrochar sudor y actitud con “Prejuicios”, Amistades Peligrosas”, “Cuenta Gotas”, “Cara Al Zombi”, “Intoxícate”, “Ven Hacia Mi”, “Cikatriz”, “Posser”, “Muñeco De Acción” y “Pinceladas”. Fe ciega en ese nuevo trabajo y en esta nueva aventura, sin tirar de ningún recuerdo a sus otros proyectos o versiones, con un sonido fantástico que nos hacía frotarnos las manos para lo que llegaría con el cabeza de cartel, aunque con unas luces bastante por debajo de las que luego tendrían los americanos.

ANTHRAX
ANTHRAX

Así que todo fue favorable para que Anthrax realizaran una de las mejores actuaciones que les he visto en los últimos años. Una banda cuyos miembros míticos sobrepasan en cada caso la cincuentena y que, sin embargo, parecen tener un pacto de eterna juventud. Solo hay que ver a Joey Belladonna salir con el cuchillo entre los dientes, con un gesto pícaro en la cara que nos avisa de que allí va a haber cera y de que nos lo vamos a pasar muy bien. Previamente a eso la banda ya arrecia en escena con Scott Ian moviendo la cabeza arriba y abajo sin parar, con esa sonrisa habitual en su rostro y con la mejor predisposición, mientras Frank Bello atizaba el inicio de “Among The Living”, acompañado por Jon Dette desde la batería. Por su parte, Jonathan Donais se encarga con precisión de la mayoría de las guitarras solistas, ya completamente asentado en la banda.

ANTHRAX
ANTHRAX

La sala se ponía ya patas arriba desde el inicio, a lo que añadiría más leña “Caught In A Mosh”, emulando así el arranque de uno de los mejores discos no ya de Anthrax, sino de la historia del thrash metal. Estas bazas de inicio disipan cualquier duda sobre el triunfo asegurado de la banda.

ANTHRAX
ANTHRAX

Tras “Got The Time”, original de Joe Jackson y registrada en el “Persistence Of Time”, tal vez el disco que se puede considerar posterior a su época más recordada, la banda regresaba a uno de sus infalibles clásicos como “Madhouse”, dejando ya al personal bien agitado para dar un salto en el tiempo a la nueva época de Belladonna en la banda con “Fight ´Em ´Til You Can´t”, continuando con el nuevo “Breathing Lighting”, con Scott Ian presentando con toda la ilusión del mundo uno de los nuevos temas de su más reciente “For All Kings”. Importante que lejos de vivir exclusivamente de rentas la banda tenga en mente esa inquietud de seguir aportando cosas a su carrera. Y los nuevos temas no creo que desmerecieran en el repertorio ni que rebajaran la intensidad de la actuación.

ANTHRAX
ANTHRAX

 El vocalista, que no solo se encuentra en buena forma física sino que a nivel vocal ofreció sus mejores registros, se tomó un respiro con “Intro To Reality”, aunque volvería a aparecer con frescura absoluta para brindar un “Belly Of The Beast” fabuloso. Puede que no esté entre los predilectos o más reconocidos por el personal, pero me resultó un momento a nivel de ejecución de toda la banda verdaderamente muy alto.

ANTHRAX
ANTHRAX

En este aspecto no se quedó corto otro de los nuevos “All Of Them Thieves”, presentado en esta ocasión por Belladonna, que a nivel vocal volvió a mostrar su mejor versión, Se deba hacer justicia en la mejor valoración de estos temas al lado de los más clásicos como “Medusa”, con el punto de inflexión a la cuesta abajo final de un “Be All, End All” que desató la locura en la sala, con un pogo cada vez más grande.

ANTHRAX
ANTHRAX

Un wall of death espontáneo se montaría cuando los acordes de Scott Ian anunciaban la llegada de “Antisocial”, otra versión, en este caso de Trust, aunque se haría mucho más conocida de la mano de Anthrax. La sala no dejó de atronar junto a la banda como en las mejores ocasiones, con un movimiento que cada vez se llevaba consigo a filas más alejadas del escenario.

ANTHRAX
ANTHRAX

El circle pit de “Indians” ya sería antológico. En una sala a rebosar, con capacidad para mil personas aquello era digno de un gran evento, con la salvedad de que aquí teníamos a la banda en contacto directo, al alcance de la mano, pudiendo distinguir cada gesto con un sonido impecable, atronador, y un estado de forma que nos muestra la mejor versión imaginable de la banda. El aire libre y los grandes escenarios también tienen su encanto, pero esta oportunidad de ver a unos grandes en un recinto reducido supo a gran acontecimiento, pero más exclusivo.

Texto y fotos: Antonio Refoyo (antonio@lamiradanegra.es)