CRÍTICA: FACE THE MAYBE – THE WANDERER

 

FACE THE MAYBE

(The Wanderer)

9/10

 

 

 

Es injustamente modesto el deambular de algunas bandas por esta escena musical. Al menos en casos como el de Face The Maybe no casa el nivel internacional de sus músicos con el poco reconocimiento que reciben. Estos catalanes nos sorprendieron con “Insight” hace algunos años. Ahora llevan ya algún tiempo con su segundo disco en la calle, donde afianzan una propuesta de metal progresivo moderno, abierto a derivaciones tan distintas como el djent, ciertos aspectos noventeros y alguna reminiscencia que es simplemente progresivo del de toda la vida. Para ello saben conjugar perfectamente los registros más agresivos con los pasajes más melódicos, sin perder una versatilidad que cohesiona y une todo esto por muy complejo que parezca.

La intro de “0.086” sirve para crear un ambiente conceptual en una obra que recomiendo escuchar de principio a fin. Y es que una vez que te engancha entras en una introspección que atrapa hasta el final. La voz de Rosalía Vila en esta intro ayuda a crear ese ambiente cinematográfico. Una historia comienza y definitivamente se desata con “All That I See”, donde la banda deja traslucir sus aspectos más grunge. Tienen ese pequeño deje, sobre todo a nivel vocal, pero la elaboración dista mucho de dejarles anclados en tópicos.

“Escape” nos lleva de momento por la parte más melódica de una banda que también sabe ser explosiva, aunque en este caso el inicio reserva aun muchas emociones fuertes. Sin embargo, la intensidad de la música de la banda es más que notable a lo largo de todo este recorrido. Temas como “Seth” van de lleno a la tesitura más agresiva, con riffs complejos y una estructura muy labrada. Aquí les sale la vena mas Meshuggah, aunque en los siguientes “Sunstrings” o “New Dawn” pueden acercarse a un progresivo que nos trae a la cabeza a los Symphony X, sobre todo en los largos pasajes instrumentales. Eso sí, siempre buscando un camino propio y libre, sin cerrar las puertas a una pincelada folk con arreglos orquestales en “Danaides”, de nuevo con la vocalista femenina aportando una pincelada especial, y siempre dispuestos a alternar agresividad y melodía, como en “Dagger”, y a crear composiciones verdaderamente elaboradas e imaginativas como queda claro en el final “The Wanderer”.

Hay tendencia a los temas largos, como buena banda de progresivo, pero lo cierto es que todo encaja a lo largo de un camino donde el paisaje va cambiando con mucho sentido, sin caer en ese precipicio que en otras bandas puede hacer demasiado tortuoso ese transcurso para muchos oídos. Por supuesto no es una banda sencilla, ni comercial en ningún sentido, pero para los que ya estén habituados a las bandas más elaboradas en un abanico que puede ir desde un resquicio de progresivo más tradicional y melódico hasta las vertientes más endurecidas de la actualidad esto debe ser por narices una maravilla. Aúnan todo ello con mucho sentido, técnica y una calidad fuera de toda duda. Solo hay que tener oídos, que te guste el metal de una manera abierta y esto lo valorarás en su justa medida. Menudo nivel el que exponen Face The Maybe en un disco que debería encumbrarles a los altares, si no fuera porque la coyuntura para la música es la que es. Pese a ello, una banda así debe abrir puertas por la fuerza de su categoría.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Rock CD Records