CRÍTICA: PAVOLV´S DOG – ECHO & BOO

 

PAVLOV´S DOG

(Echo & Boo)

8/10

Hay bandas que han quedado en la historia como grandes nombres de una influencia reconocida por todos y hay otras que algunos tenemos que descubrir ahora con unos 35 años de retraso. Evidentemente yo no estaba allí para ver nacer a Pavlosv´s Dog, pero tampoco he tenido oportunidad de indagar en la música de eta banda que se ha tirado 20 años sin nuevo trabajo de estudio. Ahora me pregunto por qué hay bandas cuyos nombres no han llegado a los oídos de todo el mundo, reconociendo su genialidad. Y es que David Surkamp posee un verdadero tesoro, en su caso lo podemos llamar voz. Aparte de esa magia que desprende un registro de los que se quedan clavados para siempre, Pavlov´s Dog desprende un aura magistral en los terrenos sinfónicos y progresivos. Partiendo con todo el sabor de los 70 el grupo ofrece un brillante sonido actual con una calidad inmensa en todos los músicos.

Sobresale, como comento, la voz. Es alucinante cómo los cantantes clásico superan siempre a los actuales en cuanto a lo que supone tener una voz personal. Mientras que hoy en día salen cantantes cualificados como churros, pero que no se separan demasiado uno de otro, antes había gente que dejaba impresa una huella solo con un registro que les hacía únicos. En ese carro de fantásticas voces metemos la de David Surkamp, dando el indescriptible toque de gracia a cada una de estas canciones. Su unión al miembro fundador Mike Safron, dota de sensaciones puras a este trabajo de regreso del histórico grupo. Rodeados de músicos más jóvenes han sabido currarse un disco de redondas composiciones.

“Echo & Boo” coge un aire folk desde muy pronto merced a los violines que tanto aparecen a lo largo del disco. Parto desde la ventaja de haber escuchado el directo editado unos meses después (cuya crítica pronto aparecerá en la web) en el que encontramos a una banda mucho más rockera. Este trabajo de estudio que nos ocupa es más relajado, incluso pudiendo decepcionar algo a los más rockeros, pero sin prejuicios se debe reconocer la calidad innegable de temas como “Angeline”, lo que ofrece una fusión folk con un piano lleno de encanto en “Angel Twailight Jump”, donde también encontramos guitarra de forma clara en un plano solista marca del rock tradicional. Como la música está llena de paradojas resulta que tenemos “Jubilation” con un ritmo muy jazz, pero a la vez es uno de los que entre estrofa y estrofa ofrece un guitarreo guapísimo. Más fusión podemos encontrar en “We All Die Alone”, con guitarra acústica, cierto aire flamenco y una cantidad de elementos formidable para poner a prueba los reflejos del oyente. No es un disco fácil, por eso también hay piezas como la homónima, que se torna en un susurro, una especie de nana con un despertar final donde los teclados impregnan el ambiente deliciosamente, y “The Death Of North American Industry Suite” dividida en cuatro partes, siendo el verdadero tema “Ava Gardner´s Bust” y jugando en el resto de cortes con el sonido de esa industria a la que hacen referencia y con el “Oh Susanna” que parece un interludio que quita hierro a la situación expresada.

Mágico trabajo de una banda que merecería ser grande solo por la personalidad marcada viniendo de unos años 70 en los que se fraguó toda la influencia de lo que hoy ha llegado a ser el rock progresivo. Para muchos incluso serán parte importante, pero su carrera de tan solo cuatro discos de estudio, siendo este el quinto, ha pasado en bastante medida por alto la consideración de Pavlosv´s Dog. Aquí tenemos una originalidad menos explotada que con bandas más reconocidas, con lo que encontramos un aire muy fresco, a pesar de que hablemos de una banda con más de 35 años de andadura. Recalco que no es un disco para el que vaya buscando marcha, pero la fuerza de una voz inconfundible y el trato magistral de todos los temas hace imposible que una persona objetiva que no lleve un concepto fijo en su mente y a la que le apasione la música ajena a esquemas fijos no valore como una gran obra este “Echo & Boo”.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Rockville Music

Distribucion: Soulfood Music

Promoción: GerMusica

Fecha de salida: 8 de octubre de 2010