CRÍTICA: GOLPE RADIKAL – EL SELLO DEL DIABLO

 

GOLPE RADIKAL

(El Sello Del Diablo)

8/10

 

 

 

Hacen honor  a su nombre estos gallegos con este debut discográfico editado prácticamente tras un lustro de la gestación de la banda. Golpe Radikal golpean a nivel musical, puesto que su estilo es el rock más fortificado, potente y agresivo. Lo hacen también en unos textos reivindicativos sin miramientos pero bien meditados. Y, lo más importante, sacuden la escena con un estilo de metal punkarrizado o punk metalizado que no tiene por qué quedarse en el inmovilismo pese a ser un estilo muy directo.

Para ello hay que destacar el sonido potente sacado de Pousada Son Estudios en Santiago de Compostela con la producción de Iago Pico y la posterior masterización de Jesus Arispont (Def Con Dos). Cada tema es una bofetada a la vez que un himno, pero no desmerece en nada al trabajo de voces alternas por parte de Subi con sus agudos y Richi con los registros agresivos un trabajo de ritmos apabullante y unas guitarras que nos machacan el cráneo, con cierto espacio para pinceladas solistas no muy habituales en este estilo, pero que sin mayores lucimientos transmiten el mismo sentimiento que cada uno de los segundos de estos temas, sacados directamente del corazón de Golpe Radikal.

Los 10 temas me resultan destacables, arrancando con un himno de los que te enganchan a la escucha como es “Espíritu Del Caos”, para posteriormente entrar en un “Apocalipsis I (Renacer)” donde en el juego vocal me recuerdan a Narco en algún momento. Algunas de esas guitarras son muy thrash, pero el espíritu rebelde del grupo los lleva a tocar un alma más callejera, como ocurre en un claro “Camiño Da Extinción”, aunque esté escrito en gallego. Aquí colabora García MC de Dios Ke Te Crew.

No ofrece respiro la obra con “Opus Dei” y un emotivo “Silencio Roto”, con mención explícita a los casos de censura y persecución sufridos por algunas bandas en este país. “Guerras Entre Hermanos” es otro tema hiriente, dejando paso a otro tema en gallego como es “Revolta Irmandiña” con la colaboración de Andrés Rivero de Trópico De Grelos. Y a estas alturas el trabajo no decepciona en ninguno de los siguientes exponentes como son “Derribando Muros”, para lo cual la música de Golpe Radikal es de lo más indicado, y un “Miedo” que se utilizó como primer single, demostrando el gancho que siguen teniendo los cortes en la recta final del disco. Y para acabar, el círculo lo cierra un temazo como “Apocalipsis II (Requiem)”, que echa el resto para provocar la mayor satisfacción auditiva con la que me he quedado tras la escucha.

Rabia y melodía se dan la mano en un trepidante disco de metal caracterizado con una actitud muy punk, pero nada encajonada y con un sonido que engrandece muchísimo una propuesta no exenta de calidad en este estilo. Mucho potencial el que nos han hecho descubrir en una primera obra de mucho impacto.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.golperadikal.es