CRÍTICA: RIK EMMETT & RESOLUTION9 – RES9

 

RIK EMMETT & RESOLUTION9

(RES9)

8/10

 

 

 

Uno de los fundadores y guitarrista de las canadienses Triumph presenta bajo el acompañamiento de Resolution9 este trabajo discográfico de excelente hard rock y blues de exquisita calidad y elegancia. Para el mismo se rodea de colaboraciones de verdadero lujo como el miembro de Rush, Alex Lifeson; el vocalista de Dream Theater, James Labrie; y los también miembros de Triumph, Gil Moore y Mike Levine.

En este trabajo se aleja en parte de su banda madre para adentrarse en unos derroteros un tanto más blueseros, aunque sin perder un hilo directo con el hard rock y el rock de apertura bastante clásica; con lo que puede gustar de igual manera a los seguidores de Triumph pese a ser algo diferente. De hecho, debería gustar a todo ser viviente con sensibilidad musical, puesto que el resultado son canciones de una excelencia propia de los nombres mencionados.

Eso sí, preparaos para un trabajo que en buena parte va a explorar terrenos un tanto más relajados, aunque no por ello de menos calidad. Y es que la delicadeza y calidez con la que estos temas exploran nuestra alma es una delicia.

La obra se abre con un “Stand Still” a medias entre el blues y el country. Un rock & roll de los que aportan un adictivo riff con regusto de rock tradicional. A la postre será una de los más movidos. Posteriormente “Human Race”, ya con Alex Lifeson, se convierte en un hard rock accesible, línea que en el trabajo se sigue explotando en temas como “Heads Up” o “Rest Of My Life”, que  pueden resultar próximos a Cheap Trick. Al menos tienen esa cercanía incluso con el pop, si bien el trato de guitarras aquí no deja de tener un tacto rockero.

Un ejemplo es el pesado “End Of The Line”, con un riff de olor a asfalto y gasolina en el cual colaboran tanto Lifeson como James Labrie. El vocalista de Dream Theater también aporta su clase en el excelente “I Sing”, donde la línea vocal se trata al detalle para llegar a estremecer. “Grand Parade” es el final del disco con los compañeros de Rik Emmett en Triumph aportando su dosis de talento a la obra.

Un trabajo de incuestionable calidad musical, aunque se pueda echar de menos el carácter más explosivo de los propios Triumph. En cualquier caso, tampoco algo criticable, puesto que si estamos hablando de un proyecto paralelo es evidente que debe existir esa diferenciación.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Top Artist Promotion (www.topartistpromotion.com)

Fecha de salida: 11 de noviembre de 2016