CRÍTICA: TYPHARETH – COLD IMMORTALITY

 

typhareth_coldimmortalityTYPHARETH

(Cold Immortality)

 

 

 

 

En 1995 Brutal Arratia Records tuvo la deferencia de reeditar este material totalmente underground, pero muy interesante para todo amante del metal extremo, sobre todo si nos atenemos a la escena vizcaína, Typhareth se formaron en Santurce en 1994, donde comenzaron ensayar. En 1997 editaron este “Cold Immortality” y no tardarían demasiado en separarse, pero al menos dejaron algo que prácticamente 20 años después sigue completamente vigente y que muchos van a recibir con los brazos abiertos. Sobre todo si te encuentras entre los amantes del death metal con algún tinte black y la por entonces vanguardista idea de colar voces femeninas en un estilo tan crudo.

Estamos hablando de una maqueta que ha sido reeditada directamente de formato analógico, manteniendo los errores que ello puede conllevar. Por lo tanto huelga decir que el sonido no es el más ortodoxo, pero es curioso cómo hasta a eso se le puede sacar mucho encanto. La maqueta consta de 8 cortes crudos pero muy variados entre sí. Empezando por temas tan viscerales como “Pain´s Night” o “Cold Immortality”, aunque no tardamos en encontrar múltiples matices en temas mucho más enrevesados como “Psycopath Horror” o “Prophecy”, que muestran como la banda es capaz de entrar en terrenos mucho más penetrante y no tan directos.

La voz de Noemi llama la atención muchísimo en una época en la que despuntaban las bandas que mezclaban voces guturales masculinas con voces limpias femeninas. Sin embargo, aun no era tan normal hacerlo en el caso de grupos con una tesitura tan clásica dentro del detah metal. Noemi luego pasaría a ser vocalista de Waldheim en unos derroteros de metal extremo un tanto diferentes.

“Satan´s Time” es el siguiente corte, nueva muestra de músculo death metalero antes de pasar a  los curiosos “I”. “II” y “III”, que cierran la obra. Son los temas más afectados por el sonido, pero lo directos que resultan y la fuerza que trasmiten envueltos por la autenticidad de la banda les hacen muy apetecibles. Ese toque femenino no les hace dejar de sonar verdaderamente cavernosos y podridos para deleite de los amantes de la raíz más pura del estilo.

Cebe destacar la biografía escrita por Rapha Decline, guitarrista de la formación, actualmente en Sönambula y parte de otros proyectos como el suyo personal Decline. Creo que refleja muy bien ese texto el ambiente de la época, tanto desde el interior de una banda extrema como Typhareth como en general, no sin unas gotas de humor que vienen muy bien. Un material interesante, para coleccionistas y apasionados del underground.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Brulat Arratia (www.facebook.com/brutalarratia)