CRÍTICA: THE GRACIOUS FEW – THE GRACIOUS FEW

THE GRACIOUS FEW 

(The Gracious Few) 

8/10

 

En esta segunda mitad del año 2010 ha resurgido un nombre como el de Live. No por su vuelta, sino porque sus componentes han comenzado diferentes proyectos que han vuelto a recordar a una banda nunca muy reconocida por nuestra zona pero que vendió millones de discos en todo el mundo. En primer lugar recibíamos el disco en solitario del vocalista Ed Kowalczyck, que se apuntaba a defender ese sonido mainstream de Live. En The Gracious Few encontramos a los también componentes de Live Chad Taylor a la guitarra, Patrick Dahlheimer al bajo y Chad Gracey a la batería. Se hacen acompañar por los componentes de Candlebox Sean Hennesy a la guitarra y el cantante Kevin Martin. Estos van más por el lado de una banda con todas las de la ley, con cinco componentes aportando, y se alejan de la vía continuista con sus bandas para crear un trabajo más arriesgado y personal. 

Una intención era demostrar con estas canciones su amor por los clásicos de los 70, ofreciendo un conjunto de temas de nivel. Si nos atenemos a lo que encontramos en el inicial “Appetite” lo consiguen, porque suena a Zeppelin muchísimo. Sin embargo, cuenta con una dureza en la base rítmica que tal vez en aquellos tiempos no se consiguiera. El trabajo comienza con una raíz muy rockera, con riffs aplastantes y con suficientes arreglos que demuestran que entre dos guitarras se pueden dejar pinceladas dentro de un tema compacto, pero dispuesto a dar correa a los músicos en sus aportaciones personales. El resultado es espléndido. Esa es la linea por la que continúa el trabajo, pero poco a poco vamos apreciando más detalles de modernidad como en “Honest Man” y también comprobaremos que el grupo no pierde cierto aire de comercialidad como en el regusto pop de “The Rest Of You” o en los estribillos asequibles que comienzan a surgir en temas como “Silly Thing”. Al final se deja notar una parte de la procedencia de esta gente, pero con otras tendencias entremezcladas que nos dejan apreciar mastodónticas guitarras como los de “The Few”, este muy duro aunando influencia Sabbath y Zeppelin en un tema muy propicio para presentarnos a The Gracious Few. Esa es la tendencia, con el punto de más oscuridad en “Tredecim”. Después de un trabajo en esta tesitura tan recia, dentro de sonidos que funden lo asequible con partes ciertamente crudas, nos encontramos con un alegre tema oculto de título “All I Hear”, que rompe para terminar. 

Excelentemente esculpidos todos estos temas de este debut de una banda con músicos de empaque y experiencia. Una cohesión total la encontrada entre los miembros que lo conforman, aportando mucha brillantez a unas canciones que partiendo desde el punto de vista de los clásicos de los 70, con esa tendencia a la elaboración, posee un punto muy crudo y ofrece dosis de modernidad y estribillos con cierta accesibilidad. Podrían llegar a mucho público y estoy seguro de que gustarían a todos, tanto al más moderno como al más clásico, al más centrado en el metal o al más abierto de miras. Hay una estupenda convivencia de muy diferentes aspectos dentro de “The Gracious Few”, resultando con todo ello un disco de rock muy sólido. 

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: EarMUSIC

Fecha Lanzamiento: 05.11.2010

Página web oficial: www.thegraciousfew.com

Myspace oficial: www.myspace.com/thegraciousfew

Facebook oficial: www.facebook.com/thegraciousfew