CRÍTICA: GAMMA RAY – HEADING FOR TOMORROW

 

gamma_ray_headingfortomorrowGAMMA RAY

(Heading For Tomorrow)

 

 

 

 

No tardó demasiado Kai Hansen en formar una banda tras su salida de Helloween en 1988. En el momento de mayor éxito de la calabaza uno de sus grandes pilares decidió bajarse del barco. Parecía entonces difícil que el rubio guitarrista llegara a igualar lo ya logrado con su anterior formación, pero ya desde su debut Gamma Ray se convertirían en uno de los nuevos pilares del heavy metal, no tardando en alcanzar la altura de los propios Helloween.

La cosa comenzaba con buen pie cando en 1990 se editaba el debut “Heading For Tomorrow”, el cual se reedita para celebrar los 25 años de carrera de la banda. Todavía hoy sigue siendo un gran clásico, no solo de Gamma Ray, sino del heavy metal en general y del power metal en particular.

Quedaba claro que parte del sonido de Helloween se lo había llevado ese pequeño rey midas que prácticamente ha convertido en oro todo lo que ha tocado en su carrera. Repasar su historia y colaboraciones es repasar una colección de excelentes obras, pero el pilar de su carrera es el que nos ocupa. Esta banda en la que en aquellos 90 nos presentaba a Ralf Scheepers como vocalista, actualmente en las filas de Primal Fear, y con cuyo registro Kai Hansen dejaba notar su predilección por unos Judas Priest a los que con el tiempo y ya sin el propio Ralf (alumno aventajado de Rob Halford) se ha acercado incluso más que en un debut que aún tenía mucho del power de su anterior banda. De hecho, y aunque Michael Weikath me quisiera cortar la cabeza si leyera esto, puede que hubiera más de los Helloween de los comienzos en Gamma Ray que en los propios Helloween a partir de ese momento.

Este lanzamiento cuenta con la remasterización de la obra original, incluidos los bonus track que aparecieron con el EP de “Heaven Can´t Wait”. El doble cd tiene en el segundo CD algunas caras b con diferente interés, pero que no dejan de hacer en todo caso atractivo el lanzamiento para coleccionistas y fanáticos que ya tengan totalmente trillado estos viejos temas.

Tras la intro “Welcome” nos recibe ese latigazo power llamado “Lust For Life”, pasando rápidamente a ese hit aun hoy imprescindible en sus conciertos “Heaven Can´t Wait”, donde las melodías se acentuaban. La parte más dura la sacaron en “Space Eater”, con unos agudos de Ralf absolutamente inhumanos, mientras que “Money” mantenía la parte happy que Kai forjó ya con Helloween.

“The Silence” es un medio tiempo con muchos cambios y originalidad. Ni mucho menos se dejaron caer en una típica balada. “Hold You Ground” es un tema muy ampuloso, revestido de doblajes vocales y grandilocuencia, resaltando un temazo con todas las letras. “Free Time” es un pequeño retazo de hard rock melódico, antes del plato fuerte, el progresivo y extenso “Heading For Tomorrow”. La obra original se remataba con la versión de Uriah Heep “Look At Yourself”, excelentemente llevada al terreno de Gamma Ray.

Los bonus track son una curiosidad más que algo que ya nos pueda sorprender pero se agradece el aire distinto de “Mr Outlow”, “Sail On” y “Lonesme Stranger”. Pero más interesante resulta la primera pieza del segundo redondo, un tema inédito que quedó fuera del disco original, tal vez por resultar algo oscura. Sin embargo, “Who Do You Think You Are” merece haber visto la luz. El resto ya no aporta tanto, aunque siempre resulta atractivo descubrir algunas versiones de estos temas en formato demo y temas en directo. Incluso tenemos un “Space Eater” dispuesto para el karaoke.

“Heading For Tomorrow” es uno de esos discos que siempre debe ser tomado como referencia dentro de estos sonidos. Estamos hablando de una de las bandas más grandes del heavy metal y de unos absolutos abanderados del power metal que de esta manera comenzaban una carrera que ya no partía de cero, pero que borró de un plumazo cualquier posible duda sobre la calidad del nuevo proyecto del ex de Helloween. Comenzaban los 90, una época no muy proclive para el heavy metal de tinte más clásico en la que Gamma Ray fueron de los que mantuvieron el tipo, pariendo de inicio una de las obras a considerar como un auténtico clásico por todos los que no casaban con las nuevas corrientes musicales de la época.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Top Artist Promotion (www.topartistpromotion.com)

Fecha de salida: 24 de Julio de 2015