CRÍTICA: KENS DOJO – REINCARNATION

 

KENS DOJO

(Reincarnation)

8/10

Kens Dojo es el nombre elegido por el guitarrista de larga andadura y experiencia Ken Ingwersen para poner en circulación un disco en solitario que no responde el típico disco de un guitar hero, pero que será del gusto tanto de los que aprecien el trabajo de guitarra como de los que lo hagan simplemente con canciones de feeling. Este hombre consigue una perfecta unión de las sensaciones de temas de hard rock directo con el virtuosismo, no sobrepasándose en alardes técnicos ni acercándose a ese burdo objetivo, sino dando prioridad a unas canciones de hard rock melódico que llegan con limpieza y sencillez a nuestros oídos.

Destacar los nombres que colaboran a su lado en este disco es reafirmar su calidad. Sobresalen Glenn Hughes y el ex – Uria Heep Ken Hensley, gente con la que el propio Ken Ingwersen ha trabajado con anterioridad a lo largo de su dilatada carrera, pero no debemos dejar atrás a gente que están marcando la actualidad de culto en el rock melódico internacional como Michael Eriksen de Circus Maximus o Nils K. Rue de Pagan´s Mind, entre otros nombres con más calidad musical que reconocimiento.

El disco no responde a lo que nos podemos esperar de un guitarrista en solitario, aunque deja bastantes detalles para paladear desde los primeros cortes. Tanto “Forever” como “Keeping The Flame Alive” se mueven por las relucientes melodías del hard rock de los 80, pero con cierto toque progresivo. Tienen un aire a Queensrÿche, desembocando en estribillos más asequibles. En el segundo tema mencionado tenemos un largo solo de guitarra en el que Ken ofrece versatilidad con sentido, demostración de recursos y de imaginación. Como seguirás apreciando en el siguiente “I Surrender”, con el inconfundible sello de la voz de Hughes, se sigue imponiendo la accesibilidad en estos temas melódicos de sencillo enganche, atrapándote con sus moderados rasgos, sin brusquedades a la hora de impresionar. Más bien impresionan por su delicada y cuidada brillantez, como “Reincarnation”. Icluso en los temas instrumentales, curiosamente de título en castellano “Momentos A Solas” o “El Recreo”, este guitarrista opta por relajados pasajes más dignos de degustar con los ojos cerrados dejando volar la imaginación que fijándote en lo que toca. Es un disco para apreciar sensaciones y no para alucinar con un virtuoso de la guitarra. Cosa que sin duda este hombre también es como podemos apreciar, pero el final “Soundcheck Bonanza” parece un tema ajeno a este disco. Esta vez sí, un tema instrumental propio de los habituales hachas de este estilo, con solos llenos de técnica más que visible. Una forma de redondear un disco con la cara que a lo largo del mismo el protagonista nos había ocultado.

No se le puede poner ningún reproche a “Reincarnation”. Perfectamente perfilado cada uno de los temas, bajo la batuta de un guitarrista que verdaderamente usa la guitarra para hacer música que agrade a nuestros sentidos contando con unos acompañantes de verdadero lujo. Resultado garantizado.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Aor Heaven (www.aorheaven.com)

Fecha de salida: 27 de agosto de 2010