CRÍTICA: PENTAGRAM – ALL YOUR SINS

 

pentagram_allyoursinsPENTAGRAM

(All Your Sins)

5´5/10

 

 

 

Los hay muy poco condescendientes con esos seguidores que sacan una cámara casera para grabar la actuación de uno de sus grupos favoritos, algo que está normalmente prohibido. Pero a la larga eso puede servir para editar un montón de material inédito de actuaciones que han quedado en el anonimato, que tal vez solo pasaron a la historia para los que estuvieron allí de no ser porque en un momento dado un grupo tome la arriesgada decisión de sacar a la luz de manera oficial esos conciertos piratas guardados en un polvoriento baúl. Eso es precisamente lo que ha hecho Pentagram con este doble DVD de título “All Your Sins” que recoge más de 7 horas de directo con una calidad de imagen y sonido bastante deficiente, pero con la fuerza de ver a la banda desde la perspectiva de un seguidor acérrimo en contacto directo con los músicos.

Lo que en muchos casos hubiera sido una soberana cagada, en el caso de un grupo tan poco ortodoxo y tan oscuro, que tanto atiende a esa catalogación de banda de culto, resulta que tiene su encanto. Y es que si bien hay actuaciones en las que es difícil identificar el rostro de los componentes o distinguir el sonido, resulta que todo esto adquiere un ambiente muy retro. Pentagram sigue siendo un grupo al que le sienta mejor el sonido de vinilo que el de un CD, con lo que desde un punto de vista romántico podemos atisbar en estas imágenes todo ese carácter no solo de una banda que incluso a día de hoy suena añeja, sino el lado siniestro y tétrico de uno de los considerados precursores del doom.

Sobre todo eso se deja notar en la actuaciones de los 80, donde se recoge incluso un concierto del 83 bajo la denominación de Death Row. Si al paso del tiempo añadimos la menor tecnología, imaginad cómo es el resultado. Entiendo que es poco recomendable para conocer al grupo, pero tiene un valor de coleccionista para cualquier seguidor habitual de Pentagram.

La actuación de CBGB del 85 tiene unas imágenes que inspiran terror. De hecho, ellos serían la ideal banda sonora para películas de serie B, pero es que además la imagen de la banda va muy acorde en una época en la que aún rezumaban juventud, pese a que ya habían rulado durante la década de los 70. Se puede captar el ambiente entregado de una época en la que los conciertos se vivían con una entrega absoluta. Los hay que literalmente se dejan la cabeza contra el borde del escenario. Puede que esa parte de mediados de los 80 sea la más estelar del primer redondo, aunque insisto en que esto no va destinado a ver a un grupo engalanado para las grandes ocasiones, sino a plasmar la crudeza de un momento, como si por una mirilla pudiéramos dar un salto en el tiempo para observar lo ocurrido en diferentes épocas de una banda con las figuras de Victor Griffin a la guitarra y Bobby Liebling a la voz siempre al frente. Esa primera parte se completa con dos actuaciones más, de 1987 y 1996.

El segundo redondo sigue con la misma tónica. Un 11 de diciembre de 1993 se recogió la actuación en The Paragon, captada desde la primera fila, por lo tanto pudiendo distinguir perfectamente a los protagonistas, pero con un sonido muy difícil de identificar por nuestros oídos. Simplemente se plasma el grosor y la fuerza de su música entre el sudor y la fuerza de su actuación. De ahí ya pasamos a 2010 y 2012, con unos Pentagram más actuales, con alguna mejora del sonido, pero en este caso con algunos planos un tanto más alejados del escenario. Y para demostrar que la banda puede dejar material en directo de otro nivel visual y sonoro, han recogido dos temas en San Francisco en 2014 con otro nivel de producción. Tal vez preparativo para un próximo DVD en vivo de carácter más oficial o simplemente como unas píldoras para reflejar un trabajo más acorde con los niveles de calidad que hoy en día se pueden alcanzar.

Porque lo cierto es que amenazan con poder lanzar más material inédito del estilo que ocupa el 99% de este DVD con grabaciones caseras, algo que podría resultar contraproducente, puesto que no plasma un resultado acorde a lo que puede dar el grupo, sirviendo como una rareza puntual. Sería, eso sí, una forma fácil de sacar los cuartos al personal, dado que a lo largo de cuatro décadas y puestos a rebuscar seguro que podemos encontrar un sinfín de imágenes y audio de este tipo con el único curro de montarlo y sacar horas y horas de actuaciones destinadas a los más fans.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Top Artist Promotion (www.topartistpromotion.com)

Fecha de salida: 23 de Febrero de 2015