CRÍTICA: ELDORADO – KARMA GENERATOR

 

eldorado_karmageneratorELDORADO

(Karma Generator)

9´5/10

 
 

Su carrera comienza a ser muy grande. Grande porque cuatro discos ya es una nada desdeñable cifra a la que no todos los grupos pueden aspirar a día de hoy y porque la calidad ofrecida en cada uno de ellos siempre ha sido tremenda y, si cabe, en cada paso discográfico ha ido a más. Siguen empeñados los madrileños en hacer un favor a nuestros oídos cada vez que editan nuevo disco, haciendo de paso que la amplitud musical nos ensanche el alma para experimentar un cúmulo de sensaciones que dejan atrás todas las palabras. Considero a “Karma Generator” el disco más libre hecho por la banda, en el que más se han dejado llevar por la fluidez de sentimientos, dando como resultado algunas piezas más psicodélicas, muy propias de los 70 de los que ellos tanto han bebido, pero actualizando el sonido del hard rock como ellos han venido haciendo desde que comenzaron su carrera.

En este disco nos encontramos con un cambio en la batería, ocupando ahora el puesto dejado por Javi Planelles un joven y talentoso músico llamado Christian Giardino, hijo de Walter de Rata Blanca. Se sobreponen a un nuevo cambio y también a las dificultades económicas de estos tiempos con un nuevo crowdfunding en el que se ha demostrado que han calado hondo en mucha gente dispuesta a apoyarles para poder mantener vivas todas esas sensaciones que Eldorado es capaz de brindar a auténticos apasionados de la música, los que sepan sentir y valorar todo lo que producen estos sonidos.

La magia se abre con “Hipernova”, un tema muy directo y rockero, con gran estribillo. En este sentido este es el disco más anárquico que la banda haya ofrecido, con trallazos de esta índole y temas mucho más elaborados. Se alejan los extremos que la banda es capaz de tocar con su propio sello rockero.

El sonido sacado por Richard Chicki, con el que siguen manteniendo su idilio, es limpio, pero a la vez reserva esa naturalidad del rock de base. De ese que no tiene ni trampa ni cartón, escuchas autenticidad en cada segundo de la obra. Con un teclado que se une a la fiesta a la par de las guitarras en “Gente Diablo”. “Luciérnagas” levanta el pie para arroparnos con una sensibilidad diferente, dando paso a una composición tan grande como “Puedes Decir Adiós”, diferentes tesituras nos van arropando a lo largo de todo un temazo. Tan solo uno de los que en este disco merecen tal calificación. Le podríamos dar ese galardón a todos, pero hay tres en concreto que me parecen especiales. Uno es este mencionado, otro sería “La Flor De La Envidia”, en el que simplemente dejan abierta la caja de la magia y esta se apodera de toda la composición a medio tiempo; y otro sería el gran “Karma Generator”, sobrepasando 10 minutos en los que uno no puede quitar la atención de un tema que te va transportando a cada lugar pretendido.

Por supuesto, esto no quiere decir que el resto de cortes estén de más, de hecho con diferentes características todos tienen algo, pero esta me parece la columna vertebral de una obra en la que degustamos la esencia clásica del buen rock de “No Me Encontrarán». Tiene un sonido actual pero podría ser una de las grandes piezas de los 70 de haberse compuesto entonces. Algo mestiza suena “Resurrección Ahora” donde no dejan de dar variedad a un sello inconfundible en la banda portado en gran parte por la increíble voz de Jesús Trujillo, magistral en esta obra. En una obra tan dispuesta para virajes no dejan de lado alguna pieza más rockera e intensa, más básica, como es “Quiero Verte Libre”. Puede que suponga un resumen del disco el explicito “Mutaciones”.

Es la obra en la que Eldorado parece haberse abierto más a todo un universo musical, a todas unas influencias y en el que de manera más libre han dejado volar su imaginación. Tal vez incluso a medida que se han ido curtiendo como banda liberados de esa cierta presión de cumplir con nadie, salvo consigo mismos, algo que a su vez será no defraudar a ninguno de los seguidores que hasta la fecha han captado toda la esencia del grupo, cayendo en la red de la excelencia musical propuesta por Eldorado en cada uno de sus trabajos. Esa excelencia alcanza una naturalidad absoluta en “Karma Generator”, un disco crudo y fluido cuya elaboración parece más propia de la libre imaginación que de la meditación, de dejarse llevar hasta donde la música quiera, ya sea el más simple de los desgarros o la psicodelia de labradas instrumentaciones. Con ello han engrandecido muchísimo sus posibilidades, que nunca han sido pocas.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Déjame Decirte (www.dejamedecirte.es)