CRÍTICA: PEATÓN CRUSOE – ROCK NÁUFRAGO

 

PEATÓN CRUSOE

(Rock Náufrago)

8/10

Primer trabajo de esta banda madrileña formada por experimentados músicos y contando para este trabajo con excelentes colaboraciones que dejan un disco totalmente hecho a conciencia. Un disco extenso que se te pasa en un abrir y cerrar de ojos imbuido por la tesitura musical de unas canciones con un regusto a clásico rock duro, pero con multitud de elementos añadidos, y con unos mensajes de los que te hacen pararte a pensar y a seguir el hilo de lo que esta banda nos quiere contar.

Dentro de ese clásico estilo de heavy rock cantado en castellano, el disco cuenta con una variedad tan amplia que nos hace pasar del heavy de “Inspiración”, con melodía, guitarras, buen estribillo y todo lo que se le presupone al estilo; a temas como “Ecos”, con una sutileza que nos hace acordarnos en algunos momentos de Asfalto en un trabajo que también cuenta con mucha elaboración, o pasando por temas que pueden tener cierta disonancia con el resto del disco como el rock clásico lindando con el blues de “Superando Las Diferencias”. Un tema este con un mensaje que busca llegar a tocar la sensibilidad de las personas. No en vano, no hay ni una sola canción vacía de contenido ni en lo musical ni en lo letrístico. Tenemos desde reivindicaciones ecologistas como la de “Cierra El Grifo”, cruda y dura como la realidad que hemos ido creando en este planeta, a la plasmación de pesadillas como “Letálica”, esta vez duro en lo musical plasmando una fantasía.

Las colaboraciones terminan de niquelar un trabajo de pensada composición en busca del mejor resultado. Las segundas voces de Juan Olmos se dejan notar especialmente en “El Rebaño”, esta vez con contenido político en el texto, la guitarra de Javier Mira deja un solo espectacular en una balada como “Soñé Que Soñabas”, que vuelve a exponer la versatilidad de una banda que abarca muy distintas vertientes bajo las señas del heavy metal de habla hispana de toda la vida matizado por un sonido actual. Tanto es así que la voz lírica de Susana Casas que ya deja aquí sus destellos en un tema de amor sin reparos, sentido como todo lo que encontramos en este disco, aporta todo su potencial en “Requiem”, el corte que casi cierra el disco. Y digo casi porque en un trabajo que se ha engalanado de la mejor manera, la banda ha encontrado hasta los detalles para abrir y cerrar el disco en consonancia con su “Rock Náufrago”. No es de otra forma que abriendo con el sonido de las olas del mar con una intro que nos saluda llamada acertadamente “(H)olas” y cerrando con un no menos indicado “Adioses”, que no vienen a ser más que esas mismas olas cuyo siempre agradable sonido sirve tanto para saludar la llegada como para despedir.

“Rock Náufrago” es un trabajo donde los músicos dan lo mejor de sí exponiendo unas canciones muy completas dentro de la sencillez del rock duro de siempre. Sin embargo, lejos de quedarse en un prototipo o copiar la misma fórmula que a algún otro le está dando buenas críticas, Peatón Crusoe han dotado a este disco de un sonido limpio que reviste todo esto de un color especial. La banda ha arriesgado para llegar un poco más allá de sus influencias aportando otros detalles y trabajando al máximo las composiciones. Puede que en este sentido eche de menos más medios para plasmar de una manera más nítida todo el trabajo de voces que contienen algunos temas donde las segundas voces hacen preciosos lazos con la principal, pero eso es otra cuestión. El caso es que la idea del disco la han llevado a cabo de lujosa manera y lo que se percibe es a una banda que no ha regateado para ofrecer algo más que un puñado de canciones, un disco de los que se disfrutan de principio a fin con cada elemento colocado en su lugar para realzar su figura al completo y no solo tema a tema.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

www.peatoncrusoe.com