CRÍTICA: RANSOM – BETTER DAYS

RANSOM 

(Better Days) 

8/10

Don Cromwell es  productor profesional, compositor y músico con sede en Los Ángeles. Tras girar, producir y componer durante un largo espacio de tiempo para  una banda de pop llamada «Air Supply», decide sacar en 1997 el primer trabajo de RANSOM, no confundir con otra banda americana de glam con idéntico nombre formada unos años antes. Trece años después de editar ese primer larga duración llamado «Trouble in Paradise», decide retornar como lo hiciera antaño con Tommy Girvin, que se encarga de voces y guitarras nuevamente. 

«Better Days» contiene olor hard-rockero desde su portada, simple pero sobria, que provoca con su «don», te embauca a escuchar el disco. 

Introduzco el cd en el equipo de mi coche, camino hacia el trabajo una mañana más, el día se prevé gris e intuyo que es el momento perfecto para degustar este disco. Comienza brevemente a sonar una caja de música que da paso al primer tema que da nombre a este trabajo. Hablando en términos hards, la canción da muy buen rollo. Los reyes hasta ahora en este estilo siempre han sido Tommy Shaw o Jack Blades, y tengo que comentar que la estructura de este «Better Days»  mama mucho de los mencionados. 

Comienza a llover mientras suenan los primeros acordes de «Saty with me Tonight», en otra ocasión hubiera maldecido la lluvia, pero esta vez es distinto, el ambiente de las acústicas y la lluvia hace que el viaje, aunque sea a un sitio poco deseado, se hace agradable. Seguimos en la misma tónica con «Learn to be alone» más conocida que el resto del trabajo, entrando desde la primera escucha para los que amamos este estilo. 

El trío mantiene el mismo esquema en todos sus cortes, no despegándose de los años 80, pero con pequeños matices modernos, al menos en producción como  «Heaven Knows», donde aparece un agradable solo eléctrico de guitarra. Continúa nuestro viaje con una batería sampleada en «Oh Life», que no desagrada para nada la tónica del tema, aunque posiblemente sea el corte más previsible del disco. Rápidamente se desquitan con una canción con grandes tintes americanos. Persiste la lluvia que muere en el asfalto y comienza a amanecer. «Party Life» nos enseña la cara más distorsionada del trabajo, la banda opta por puentes antes de los estribillos, una cuestión poco usada en los temas anteriores, arreglos en las guitarras, detalles más intencionados etc…..probablemente el single del trío. 

El cd baja en potencia cuando escuchamos «Calm befor the Storm», pero pronto regresa a su estado con «High and Migthy»  y «Love in Vain» donde se atreven a probar con sonidos más propios de esta década, consiguiendo un resultado cuanto menos satisfactorio. Llega el final del viaje y el piano de «In my Dreams»  junto a la voz de Tommy, crea una atmósfera especial, que te lleva a hacer un repaso de lo escuchado durante estos tres cuartos de hora largos de voces melódicas, estribillos de fácil tarareo, guitarras acústicas embaucadoras y mezcla de tres décadas en una. Puro hard americano, si te mueves por estos estilos, el disco te gustará. Si todavía no te has dado oportunidad para adentrarte en este movimiento, es un buen momento y un gran trabajo el que se expone para experimentar una experiencia  alegre-melancólica. 

MIGUEL VILUMBRALES (mikediamond2@hotmail.com

INFORMACIÓN ADICIONAL: 

Sello: Yesterrock / GerMusica 

Formación:

Tommy Girvin – Guitarra & Voz;

Don Cromwell – Bajo,Teclados ;

Rock Hampton – batería.