Ost – Inoren Ez Den Lurrean

OST

(Inoren Ez Den Lurrean)

9´5/10

 

Suele ser una buena noticia la cantidad de discos de calidad que recibimos constantemente, pero cuando recibes uno como este “Inoren Ez Den Lurrean” casi sientes pena. Y es que en medio de todo el talento que dominan muchos de los lanzamientos que uno no quiere dejar de degustar, de vez en cuando llega alguno para el que te gustaría disponer de todo el tiempo. Eso es lo que me ocurre con este cuarto lanzamiento de los vizcaínos OST. Que pese a la buena competencia de otras bandas, tanto se disfruta que te gustaría intimar dedicándole tus oídos de forma especial, como si de un flechazo que no te deja concentrarte en lo demás se tratara.

Regresó el grupo después de un prolongado parón con “Ostinato”, un trabajo con temas muy sueltos y distintos entre sí, manteniendo la raíz clásica de una banda de trayectoria. Este nuevo álbum, por el contrario, se hace muchísimo más homogéneo en cuanto a sonido y estilo. Da la sensación de estar trabajado más a conciencia, no solo buscando una colección de temas. Finalmente queda un trabajo que se hace muy especial, que ni se parece a los discos que ya editara la banda en el pasado ni da la sensación de que vaya a marcar lo que el grupo vaya a hacer en el futuro. “Inoren Ez Den Lurrean” desprende un sentimiento identificativo que lo distingue.

Hasta ahora tenía a la banda por más próxima al thrash que a ningún otro estilo, a pesar de su originalidad, pero ahora habrá que tomarles en un sentido mucho más amplio merced a un disco que suena muy actual y en el que llaman la atención las melodías y las voces limpias de algunos temas que buscan una mayor profundidad. Eso ocurre con “Barruan”, que a medio tiempo no pierde un desgarrado sentimiento, o con “Gelditu Dembora”, que termina, sin embargo, repartiendo estopa. Es inevitable que la banda suene dura, algo que es intrínseco a ellos. “Ezagutzen Ez Dena” refuerza las melodías con la femenina voz de Aiora Renteria, con gran resultado, pero demuestra una crudeza descarnada con la intensidad que puede producir un speech de un Rafa Rueda que se muestra encendido. Me parece el tema más identificativo de un disco que saca muchísimo significado desde las entrañas de los músicos. La visceralidad de la voz de Jabi Guarrotxena no deja de salir a relucir y eso, junto a los compactos riffs de temas como “Zu Bezala”, ten por seguro que impacta. Ese impacto se torna demoledor cuando la batería no se resigna a buscar la velocidad, porque más importante que el número de golpes es acertar con el momento y el lugar para hacer más daño. Incluso tenemos dolorosos puñetazos como “Nahi Dute” o “Berriz”. “Habemus” nos muestra un filo más amenazante. Y es que OST  se quedan con la doble arma de su punzante sonido y su contundencia. Así precisamente se arranca este disco con “Gutxiengoa”, un tema que defiende a las minorías muchas veces olvidadas y que en este caso suena como un grito para hacerse escuchar. “Haize Berria” lleva una honda un tanto más independiente, con un sonido que rezuma precisamente aire fresco, y el final lo pone un tema totalmente diferente. Con “Dena Den” nos imbuimos en el ambiente que pueden provocar limpiamente una guitarra y una voz, esta vez sí, en un clima relajado en todo el transcurso, como si estos luchadores del metal en Euskadi curaran sus heridas para volver a resurgir en una futura entrega.

“Inoren Ez Den Lurrean” (Tierra De Nadie), viene puesto porque OST siempre se han considerado una banda que no encaja en un estilo concreto. Y precisamente han colocado dicho título en el álbum más propio que han grabado hasta la fecha, en el disco que más asentado aparece, pero que menos encaja con ninguna de las múltiples etiquetas que la música ha ido generando. Originalidad, talento, personalidad, sentimiento, fuerza… Creo que no le falta nada salvo que el público sepa valorar unos momentos de inspiración que quedan inmortalizados en un redondo como algo mágico.

ANTONIO REFOYO

 antonio@lamiradanegra.es

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Baga-Biga ( www.baga-biga.com )

Formación:

Jabi “Kapi” Guarrotxena: guitarra y voz

Iker Bengoetxea: guitarra y voz

Joni “5” Garamendi: bajo

Joni Guarrotxena: batería y voz