CRÍTICA: HILOTZ – HIL ALA BIZI

HILOTZ

(Hil Ala Bizi)

 

 

Esta joven banda de Lasarte-Oria (Gipuzkoa) se ha colado con esta maqueta en las semifinales de la edición del Villa de Bilbao de este año 2012. Algo significativo en un concurso de ese nivel de bandas. Y es que lo que presentan en esta maqueta de 6 cortes da para verles como una banda de mucho futuro en un estilo que ahora está reverdeciendo viejos laureles, como es el thrash metal. De momento el sonido que recoge este redondo supera al de muchas maquetas que recibimos, resultando que solo faltaría plasmarlo en un trabajo más largo con una mayor presentación para que pudiéramos considerarlo un disco con todas las de la ley.

Al grupo le falta asentar un poco más el estilo, reflejar una mayor personalidad que probablemente el tiempo les dé, pero se aprecia un estilo en ciernes que puede terminar por identificarles, aunque de momento nos remitimos al thrash de vieja escuela, sin mayores condicionantes. Eso sí, con la distinción de cantar en euskera, que siempre da algo especial.

La intro homónima abre el disco con unas melodías que expresan una continencia agresiva que explota en “Ezin Atzera Bueltatu”, con un estupendo estribillo. A medida que el disco avanza se vuelven algo más directos y juegan con voces más guturales en el caso de “Amesgaiztoa” y “Hiltzori Amaigabea”. Buenos riffs de guitarras los que poseen ambos temas. El trabajo de las doce cuerdas de los dos guitarras que componen el cuarteto deja pinceladas solistas más que interesantes en “Errealitate Ustela” como gusta a los seguidores más tradicionales. Y terminan la obra con un veloz y contundente “Hil Eta Gero”, aunque también con espacio en el centro para explayarse musicalmente. Como digo, la vieja escuela está presente en estos jóvenes y cañeros músicos, que no se quedan con lo conciso de algunas bandas más contemporáneas y dejan espacio para ese desarrollo instrumental que, cuando hay capacidad, a mi me sigue encandilando en medio de estos sonidos cortantes.

Una banda que se presenta con un prometedor futuro por delante. Aunque en el estilo que ellos practican parece que se ha hecho una primera criba en torno a esas nuevas bandas que pueden perdurar en la memoria colectiva. Pero eso es solo cuestión de la coyuntura y el futuro no está escrito. El caso es que ellos ponen sus credenciales sobre la mesa para ser una banda a tener en cuenta dentro de ese thrash clásico que, como otros tantos sonidos añejos, nunca se ha llegado a marchar. Ese nervio y esa actitud corren por las venas de estos temas engendrados por una nueva generación que promete seguir manteniendo el estilo muy vivo.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: Gaueko Arimak

www.facebook.com/hilotz666