CRÍTICA: TAKO – LAS CAMPANAS DE LA VERGÜENZA

TAKO

(Las Campanas De La Vergüenza)

8/10

 

 

Ser una banda con una andadura tan larga como Tako a muchos les puede dar la sensación de que conlleva en cierta medida un acomodamiento una vez que tienes un nombre y todo sale más rodado con la experiencia acumulada. Pero si te duermes en los laureles teniendo a tus espaldas discos tan emblemáticos como los que ellos nos han dejado ocurre que nunca llegas al nivel de los clásicos, que ya de por sí son inigualables para muchos de los seguidores, para los que además de buenas canciones son temas ligados a sus propias vidas, con ese significado especial que ya los hace intocables. Por lo tanto es muy normal que cada uno de los nuevos discos sea una decepción en estudio, que para lo que sirve es para volver a salir a la carretera y tocar los temas de siempre.

Sin embargo, eso no se le puede aplicar a esta obra que tengo en mis manos. Este decimosexto trabajo de Tako es un disco que no puede defraudar a ninguno de sus seguidores. No voy a entrar a compararlo con temas que tienen 20 años o más, porque habría que esperar unos añitos para saber cómo envejecen estos integrantes de “Las Campanas De la Vergüenza”. Pero de primeras es un disco que se nota hecho a conciencia, buscando la variedad entre cada una de las piezas, la mayor entrega, el mejor sonido sacado con la producción de Dani Alcover… Si todo eso se hace bien, solo queda que el disco rezume el sentimiento tan especial de la banda, cosa que hace por los cuatro costados, porque eso es algo que un grupo como Tako lleva directamente en su ADN.

“2007” ya deja muestras de todo el despliegue que tienen intención de poner en el disco. Un tema que suena a los Tako de siempre, pero además resultando muy completo. Podemos entender que tiene dos estribillos. El grupo encuentra originalidad por la que salirse sin renunciar a su sonido tradicional después de tanto tiempo. A partir de aquí el disco no se diluye. Es un disco para escuchar de principio a fin. Cada tema es diferente del anterior y todos a la vez tienen la seña común de un grupo con firma propia.

“El Alma Atada” ha sido el tema de adelanto con su correspondiente videoclip. Muy emotivo el tema tratado y la forma de tratarlo, con un mensaje de optimismo para las mujeres que padecen cáncer de mama. Pero de forma general “Las Campanas De La Vergüenza” trata sobre los temas más actuales a nivel global, ya sea la crisis, la guerra, la pobreza… Desde la misma portada lo puedes intuir con esos dados que reflejan símbolos acordes a todo ello.

“Llueve En El Sur” busca a propósito ese toque sureño, pero sin emular a grupos de ese estilo. Ellos ya son de por si unos maestros y en cada acorde no dejas de saber ante qué banda estamos. “La Tienda” tiene un toque muy sutil. Con las voces tratadas en una onda que me recuerda a las bandas de rock sinfónico. Sin embargo, el grupo no mete ese tipo de detalles para la galería, se conforma con algo tan rockero como la armónica de la única colaboración del disco. La de Manuel Del Campo.

“Las Campanas De La Vergüenza” recupera el ritmo más veloz, con un juego vocal fabuloso y un estribillo de los que te hacen tararear casi sin darte cuenta.  “El Tio Tufo” es de momento mi tema favorito de esta obra. Una letra inteligente, profunda y muy social que da que pensar; va soltando sus mensajes entre acústicas mientras fluye la magia. Aunque si buscamos algún tema con más gancho ese puede ser “Princesa Acurrucada”, con un estribillo alucinante y un ritmo que va a hacer saltar a la gente en sus directos.

“Palomas De Cartón” vuelve a ser un tema más relajado, pero sin perder nunca la fuerza de estas canciones y de unos mensajes concienzudos. La velocidad se recupera con el potente “Miénteme” antes de cerrar con el rock añejo de “El Palacio De La Soledad”.

Habrá que ver como reposan con el tiempo estas canciones, porque las canciones no son algo inmóvil. Una vez creadas el tiempo las puede hacer más grandes o puede dejarlas en el olvido, incluso el prisma con el que se miran en diferentes momentos hace que tengamos diferentes perspectivas de ellas. Pocos pueden asegurar nada más parir un disco lo que va a suponer cada una de sus canciones. Yo lo que digo es que este “Las Campanas De La Vergüenza” apunta a ser un disco para la posteridad, no una obra que quede en un anecdótico nuevo trabajo de una banda mítica y que cuando nos acordemos de Tako nos retrotraigamos solo a los 90. Incluso de haberse editado por aquella época muchas de estas canciones hoy podrían ser las que ocuparan ese puesto de los temas más conocidos de la banda maña. Lo que pasa es que no es el primer disco, ni el segundo, ni el tercero… es el decimosexto. Y el orden cronológico no se puede cambiar.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:
Sello:
Produlam

www.takorock.com