HEEL – CHAOS AND GREED

HEEL

(Chaos And Greed)

8´5/10

Resurge el heavy metal europeo. Ya os podéis ir quitando las manos de la cabeza los que estáis pensando que eso ya esta muy trillado, que murió con Stratovarius y que desde que cogió el relevo Nightwish con una propuesta diferente no ha salido nada interesante. Para empezar, no estoy de acuerdo con ello, ya que creo que entre los miles de bandas que han surgido en los últimos años ha habido buenos grupos. Simplemente y de memoria Shadow Land o Theocracy son dos de los que se me ocurren como buenos exponentes en la actualidad de este estilo normalmente elaborado, melódico y con teclados decorativos obligatorios. Pero vamos a tomar esto con amplitud porque si nos quedamos en el standard más lineal no nos haremos idea de qué ha hecho Heel para sorprender… o más que sorprender haberme hecho gozar como un pitufo con 13 temas y 70 minutos de música. ¿Quién dice que lo bueno si breve…?

El comienzo con el tema homónimo se trata de un corte melódico al más puro estilo power europeo con una parte de destellos progresivos en el que vemos las cualidades de los músicos de Heel, entrelazando cada uno la línea de su instrumento con sus compañeros en una acople de calidad musical bestial. Es un comienzo a lo grande, pero no te equivoques pensando que esto está muy visto y que al tercer corte estos chavales van a estar vanagloriándose mientras atusan sus melenas perdidos en sus melodías de tres al cuarto. En primer lugar, no busques baladas, porque en trece temas ninguna vas a encontrar cuando cabría esperarla. Más que eso, el disco sigue avanzando y nos deja cada corte de un color distinto. Heel puede ser un grupo de un estilo concreto, pero abierto a muchas influencias de tal manera que prácticamente cada tema podría ser descrito aparte en esta crítica. Intentaré ser breve aunque como el propio grupo en la duración del disco, creo que me tendré que extender un pelín.

Si pensabas que un estilo donde la melodía suele primar no podía sonar afilado ahí tienes un heavy “Crusader”, que nada tiene que ver con el tema de Saxon, al cual sí se echa un aire “This Angel Cry” con una fusión de acústicas y eléctricas que resulta tan contundente como detonadores riffs. Precisamente la guitarra de Marcus Elisson no anda mal en ese apartado, porque si sabe sacar melódicas armonías para temas como “Did You Know” también sabe dejarnos colecciones de riffs que nos recuerda incluso al maestro Iommi. Fíjate en “Kingdom Comes” que es una caja de riffs de guitarra magistrales. Uno de los temas oscuros del disco, pero no el único. Vamos, que en contra de lo que uno se pudiera imaginar, esto no son los mundos de Yupi en versión heavy metal. Aquí hay temas tan oscuros como “Sons Of Thunder” o “Walk To The Light”, de nuevo con marca Sabbath de la época Dio. El pequeño elfo podría colaborar brillantemente en un tema en el que David Henriksson se acerca a ese estilo vocal, aunque este no llegue a esa potencia ni variedad de registros. Pero se defiende en todos los terrenos el vocalista, porque es capaz de pasar de estos a temas de puro power como el descaradamente épico “Taste Of Steel”, el único en el que se gustan guitarrista y teclista con duelos combinados, demostrando su nivel sin aburrir al personal con copias de esquemas que Heel no van a necesitar, porque ya le echarán imaginación al siguiente tema. Por cierto, que este tiene un final con agudo incluido que nos recuerda a otros maestros en lo suyo como Manowar. Y es que todas estas influencias consiguen meter Heel en su música logrando esos lazos entre estilos que enriquecen mucho una obra. La potencia está presente de forma constante, mostrándose tan heavies como cualquiera en metálicos cortes como “Light Of Day” o “Save Our Soul” con aroma a la NWOBHM y algunos ramalazos neoclásicos que recuerdan a los Narnia del sensacional Carl Johan Grimmark. Otra pincelada la pone el hard rockero “Gold And Glory” y el final es un himno llamado “Land Of Freedom”.

Más completa es difícil que se presente esta segunda obra de Heel. Si no sorprenden por el estilo que practican sí lo harán por el nivel al que han llevado estos temas, rozando alturas celestiales, dejándose ver lo suficiente a la vez que sabiendo guardarse dependiendo lo que requiera cada situación. Las melodías y los arreglos del teclado no dejan de mostrarnos a una contundente banda de heavy metal que no se repite en ningún momento dentro de este trabajo ni se muestra limitada por el poco margen de maniobra que pudiera dejar un estilo con tanta historia y nombres a sus espaldas. Todo lo contrario, “Chaos And Greed” es un universo de heavy metal en expansión.

ANTONIO REFOYO (antonio@lamiradanegra.es)

INFORMACIÓN ADICIONAL:

Sello: CMSweden

Distribuidor: Bertus

Fecha de edición: 15.05.2009

Página web: www.heelsite.com